la apuesta con riesgo de Monchi

Las cornadas de Lopetegui para fichar por el Sevilla (deben doler a Rubiales y Florentino)

El crédito y el prestigio de Lopetegui estaban por los suelos tras los despidos de la Selección y el duro comunicado del Real Madrid. El Sevilla asume el riesgo de fichar a un entrenador golpeado

Foto: Julen Lopetegui, nuevo entrenador del Sevilla. (Efe)
Julen Lopetegui, nuevo entrenador del Sevilla. (Efe)

Faltan diez días para que se cumpla la fecha del despido de Julen Lopetegui como seleccionador en la noche de cuchillos largos en Krasnodar donde el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, fulminó a Julen Lopetegui por haberse comprometido con el Real Madrid. Los 355 días en los que el ex seleccionador y ex entrenador del Real Madrid se sintió maltratado y humillado. Primero por Rubiales y después por Florentino Pérez. Lopetegui pone fin a un tormento con el fichaje por el Sevilla. Monchi, el director deportivo del club hispalense, consigue que José Castro y los miembros de su Junta acepten la incorporación de un entrenador maltratado y utilizado sin escrúpulos.

Rubiales no calculó las consecuencias de echar a Lopetegui a dos días del inicio del Mundial. Florentino Pérez dio vía libre a un comunicado oficial en el que se despedía a Lopetegui porque la Junta del club blanco entendía que existía una gran desproporción entre la calidad de la plantilla del Real Madrid, que contaba con ocho nominados al Balón de Oro y que calificaban como algo sin precedentes en la historia del club y los resultados obtenidos. España, que llegó al Mundial de Rusia sin haber perdido ningún partido en dos años durante la fase de clasificación y volver a ilusionar con triunfos brillantes como el logrado ante Italia en el Bernabéu, se desintegró con Fernando Hierro como solución de urgencia en el banquillo. El Real Madrid tampoco cambió la dinámica con Solari ni mucho menos con Zidane.

[La devolución de James al Real Madrid llega en el peor momento]

A Julen Lopetegui le podía pasar factura el hecho de haber salido por la puerta de atrás de la Selección española y del Real Madrid. Tenía la etiqueta de fracasado. Podía ser un obstáculo que algún presidente de un club de primer nivel, como es el Sevilla, confiara en un entrenador que, según Rubiales, había cometido un acto de traición y para Florentino no daba la talla para revertir los malos resultados. Monchi asume el riesgo. Le da crédito a Lopetegui. Recupera para los banquillos a un entrenador que pasó de soñar con un Mundial y llorar en su presentación en el antepalco del Bernabéu cuando fue presentado por el Real Madrid al ostracismo y el desprestigio.

Una apuesta con riesgos

La apuesta del Sevilla es valiente, arriesgada y algunos la verán como una temeridad. Julen Lopetegui tuvo la mala suerte de encontrarse con un movimiento a la desesperada de Florentino Pérez cuando por estas fechas, hace un año, estaba sin entrenador por la espantada de Zinédine Zidane. Los nervios en el Real Madrid ponían más en riesgo la planificación. Las primeras opciones eran inviables. Ni Pochettino, Massimiliano Allegri y Jürgen Klopp daban el paso para irse al Real Madrid. Florentino recurrió a Lopetegui. Para el seleccionador era una oportunidad única e irrechazable. Entendía que compatible con su cargo de seleccionador. Después del Mundial podía coger el banquillo del Real Madrid y no se lo aceptó un Rubiales que accedía a la presidencia de la Federación con la bandera de la transparencia y la lealtad. La apuesta salió como todos sabemos. El 28 de octubre, tras perder en el Camp Nou, no se comió el turrón.

El Sevilla tiene la esperanza de recuperar al Lopetegui que armó un equipo ganador y con identidad tras la salida de Vicente Del Bosque. Julen Lopetegui vuelve a tener energías, inquietudes y las ilusiones renovadas para demostrar que es un entrenador preparado para grandes desafíos. Ha sabido esperar su oportunidad. Llevar el luto de dos despidos traumáticos como son los de la Selección y el Real Madrid y en Sevilla llega un entrenador corneado que espera salir por la puerta grande. El dolor ya ha pasado para un técnico que evita pronunciarse sobre Rubiales y Florentino.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios