la falta de personalidad

Los errores de Marco Asensio: el único culpable de su mediocre temporada

Marco Asensio no tiene excusas para mirar a otro lado y escurrir el bulto. Suya ha sido la responsabilidad de acabar en el banquillo y no haber demostrado más personalidad

Foto: Marco Asensio celebra el gol marcado al Ajax en Ámstedam. (Efe)
Marco Asensio celebra el gol marcado al Ajax en Ámstedam. (Efe)

El fracaso de la temporada en el Real Madrid se ha llevado por delante a uno de los jugadores en los que más esperanzas e ilusiones tenía puesto el club. Querían medir y comprobar el nivel de Marco Asensio, el futbolista que salía desde el banquillo con la ilusión de comerse el mundo y no le podía la presión. Florentino se frotaba las manos con su mejor adquisición en los últimos años y, encima, a precio de ganga –costó 3,5 millones de euros–. Hacía goles y golazos con facilidad en la etapa de Zidane e impresionaba por su descaro, disparos de larga distancia y facilidad para eliminar rivales. Asensio ha tenido una temporada mediocre tirando a mala por diferentes motivos en los que, dentro del Real Madrid, se le señala como el único culpable.

El balear, considerado por Florentino Pérez como una de las perlas del primer equipo, no tiene excusas para mirar a otro lado y escurrir el bulto. Suya ha sido la responsabilidad de acabar en el banquillo de los suplentes y estar demasiado tiempo en la enfermería. Esa lesión en el Mundial de clubes se habría evitado cuando no había necesidad de forzar. Pero su condición física y mentalidad no ha sido las mejores para tener continuidad en los partidos en los que estaba disponible. Por unas causas u otras ha ido perdiendo protagonismo. Ahora le toca entrar en el once en los siguientes partidos a la debacle contra el Ajax porque Vinicius y Lucas Vázquez están lesionados y Bale tocado. De Asensio no hay dudas que tiene mejor puntería y más gol que el joven brasieño. Pero a Solari no le ha valido este argumento. Le exigía más esfuerzo y trabajo.

Marco Asensio ha cometido diferentes errores que le han penalizado y llevado a una situación que el club no llega a comprender. Empezó desde la pretemporada, con Lopetegui, con la certeza de que iba a ser el principal beneficiado de la marcha de Cristiano Ronaldo. Cayó en la confianza y le faltó tensión y regularidad. Su situación se agravó cuando eludió la responsabilidad de ser uno de los jugadores que tenían que echarse el equipo a sus espaldas. Unas declaraciones que hizo durante la crisis de resultados de Lopetegui. Se quitó la presión y no gustó en el club. Tampoco en el vestuario porque, si bien Sergio Ramos un día dijo que no se le pusieran demasiadas piedras en la mochila, el balear dejó la sospecha de que se sentía a gusto con el viento a favor y se tapaba cuando venía en contra.

Le falta más personalidad

A Marco Asensio le ha faltado más personalidad y contundencia. Incluso liderazgo. Dar ese paso definitivo que ya le exigen otros compañeros. Entre ellos Luka Modric que, en un ejercicio de sinceridad antes de jugar contra el Ajax en el Bernabéu, le señaló y le metió en el grupo de los que deberían haber hecho más goles. Curiosamente, hizo uno en Ámsterdam y otro en el Bernabéu contra los holandeses saliendo desde el banquillo. Demuestra, con poco, que si quiere puede.

Es una cuestión de tener una actitud insaciable. Las voces críticas se han multiplicado para decir de él que es un jugador sobrevalorado y los excesivos elogios le han podido perjudicar. Se le ensalzó a niveles de llegar a compararle con el estilo de juego de Messi y aventurar que sería el próximo Balón de Oro. El halago debilitó al balear. Uno de los errores está en lo que Florentino se queja y le ha dicho a la cara a los jugadores: Asensio es otro de los que se ha relajado. En el Madrid no vale estar acomodado.

En el Madrid esperan que la debacle de esta temporada le sirva de lección para entender que hay que competir mejor, con más ambición y el ‘hambre’ que se le exige porque talento le sobra. Debe fijarse en la entrega y la irrupción de Vinicius y Reguilón. El primero ha acabado roto de los sobreesfuerzos y el segundo dejó una imagen sorprendente cuando se encaró, de rabia, con Messi y Luis Suárez. Los dos chavales que se han dejado el alma en los partidos más importantes de la temporada y han destacado como los mejores, pero no les ha dado para salir victoriosos. A Marco Asensio le piden más y le exigen que suba el nivel. Que tenga esa energía y compromiso para seguir confiando en él y no se eche a perder. Las consecuencias de la malísima temporada no provocarán que esté en la rampa de salida porque antes hay otros como Bale o Isco. Pero tiene que ponerse las pilas y volver a demostrar que es super clase. Está avisado.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios