la caída de un proyecto

El fracaso de Monchi o cómo el mejor director deportivo no triunfó en la Roma

El descalabro de la Roma en la Champions contra el Oporto de Iker Casillas tiene un culpable. En Italia apuntan a Monchi como el ídolo caído

Foto: Monchi durante un entrenamiento con la Roma. (Efe)
Monchi durante un entrenamiento con la Roma. (Efe)

Llegó como un ídolo y se va sin gloria y con la decepción de descalabro. Frustrado. Monchi ya no es el director deportivo de la Roma, confirmó el club este viernes. La caída del considerado mejor director deportivo del mundo pone sobre la mesa de debate la importancia de un ejecutivo capaz de armar proyectos rentables en lo deportivo y en lo económico. Ramón Rodríguez Verdejo, conocido como Monchi, fue el fichaje estrella que hizo el club romano en abril de 2017. "Necesitaba un cambio", le dijo a José Castro –presidente del Sevilla– en una salida que fue traumática para el club hispalense y sus aficionados. La Roma buscaba la grandeza perdida y se ponía en manos del considerado mejor especialista del mercado cuando se trata de comprar jugadores a bajo precio y sacarles una plusvalía jugosa. Su trabajo en el Sevilla le avalaba con 9 títulos y la disputa de 16 finales y un historial de operaciones que eran la envidia de todas las secretarias técnicas.

Compraba barato y vendía caro. Entre sus mayores logros fue el fichaje del brasileño Dani Alves por menos de un millón de euros y la venta al Barcelona por más de 30 millones. Un negocio que era la envidia de todos los clubes. Más el excelente rendimiento que le dio el lateral al Sevilla. Y así más negocios fructíferos con Kanouté, Luis Fabiano, Darío Silva… La fama de Monchi y su prestigio le convirtieron en el director deportivo más cotizado. Tentado por Barcelona y Real Madrid. A ojos de Florentino Pérez, que dejó de tener director deportivo desde el despido de Jorge Valdano y la llegada de José Mourinho, parecía un activo muy aprovechable. Pero la estructura del Real Madrid, con un club presidencialista, también echaba atrás a Monchi.

El gaditano estaba agotado en el Sevilla y quería probar una aventura fuera. José Castro le igualaba las mejores propuestas y él las rechazaba. Ofertas le llegaban de Inglaterra, Italia y otros países. Se decidió por la Roma. Firmó un contrato de cuatro años, con un sueldo de 2,5 millones de euros brutos, y plenos poderes. El proyecto ha fracasado a los dos años. La eliminación de la Roma en los octavos de final de la Champions contra el Oporto de Iker Casillas se ha llevado por delante al entrenador –Eusebio Di Francesco– y ahora a Monchi.

Monchi se hace fotos con la afición de la Roma. (Efe)
Monchi se hace fotos con la afición de la Roma. (Efe)

Increpado por los Ultras

El proyecto de Monchi en la Roma queda con un gasto en fichajes de 238 millones de euros y unos ingresos de 219 millones. Quinto en la clasificación del campeonato italiano –a 28 puntos de la Juventus de Cristiano Ronaldo– se puede decir que su mayor momento de gloria fue la eliminación la temporada pasada del Barcelona en la Champions. El peor día es saber caído ante el Oporto y el enfrentamiento que ha tenido con lo radicales de la Roma en el aeropuerto. Los Ultras le increparon y le señalan como el culpable del fracaso. “Has destruido el equipo. Tienes que irte”, le gritaban.

A Monchi no le faltan ofertas y una de ellas es la del Arsenal. Se volvería a juntar con Emery, el entrenador con el que consiguió grandes logros en el Sevilla, y volvería a iniciar una nueva aventura en un país y una competición diferentes. El Arsenal confía en el ojo, olfato y contactos de un Monchi que sale por la puerta de atrás de la Roma. Le tocará quitarse esta espina y demostrar que un día fue el mejor y no ha podido encontrar la fórmula y los mecanismos de hacer una Roma grande.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios