las sospechas persiguen al entrenador

El nepotismo que persigue a Zidane con su hijo Luca en el Real Madrid

Zidane desmiente a un periodista francés que haya pedido al club que su hijo sea el segundo portero la temporada que viene y defiende la calidad de Luca

Foto: Zinédine Zidane da explicaciones antes del último partido de Liga contra el Betis en el Bernabéu. (Efe)
Zinédine Zidane da explicaciones antes del último partido de Liga contra el Betis en el Bernabéu. (Efe)

Le da la risa. A Zidane le hace hasta gracia que se diga que ha pedido al club la venta de Keylor Navas y que Luca, su hijo, ocupe el puesto de segundo guardameta. Lo ha negado públicamente en la rueda de prensa antes del partido que cierra la temporada contra el Betis en el Bernabéu. Lo ha hecho a la pregunta de un periodista francés que estaba interesado en conocer si pesaban más los lazos de sangre que lo deportivo en su criterio. En Francia el asunto de Zidane y Luca asombra porque no tienen dudas de que una de sus leyendas, un ídolo y mito es honesto y justo. Que a Zidane le puede salpicar un caso de nepotismo resulta más extraño en su país que en España. Aquí se ha asegurado, muy pronto, que la decisión ya está tomada y Luca tiene asignado el rol de segundo guardameta. Un tema movidito que ensucia la imagen de ZZ sin saber todavía qué será, principalmente, de Keylor Navas y el resto de los porteros.

A lo que no renuncia es a defender los méritos que ha hecho Luca, pese a que sea su hijo y considere que hay noticias y debates malintencionados. “No es justo. No porque sea mi hijo. Es un jugador que lleva muchos años aquí y ha demostrado que es un guardameta de alto nivel. Yo no he pedido que sea el segundo portero la próxima temporada. Lo que pasa es que se da la casualidad de que es mi hijo…” es la explicación, en francés, que traslada el entrenador del Real Madrid para que en su país intenten separar la figura del portero y el hijo. Y la del padre que habla como entrenador y califica a su hijo por su rendimiento.

[El vídeo de Bale en el Real Madrid que no veremos en su despedida]

Para Zidane será difícil separar estas dos figuras sin que exista la sospecha de que tiene un trato de favor a su hijo para que sea portero de la primera plantilla sin tener en cuenta sus méritos deportivos. En España se ve como un caso de favoritismo. El padre tiene callo y le sobra personalidad para lidiar este asunto que le va a perseguir todo el verano hasta que se conozca si definitivamente se marcha Keylor Navas y cómo se resuelven los roles. Zidane está bajo sospecha y Luca está presionado. Si se queda en el Madrid tendrá que estar preparado para hacer un partido perfecto cuando le toque jugar. No cometer ni el más mínimo error o dar sensación de seguridad. Si tiene que salir, le puede quedar el mal sabor y la impotencia de tener que hacerlo por el mero hecho de ser el hijo del entrenador.

Luca Zidane en un calentamiento en el Bernabéu. (Efe)
Luca Zidane en un calentamiento en el Bernabéu. (Efe)

El aviso de "me marcho"

Zidane igual defiende el alto nivel de su hijo como deja claro, en la misma comparecencia ante los medios de comunicación, que él es el único que hace las alineaciones. El mensaje es contundente y en el club tienen que tomar nota por cómo lo dice y el aviso que da. “Si no hago yo lo que quiero en mi equipo, me marcho. Los fichajes los hacemos juntos. Pero el once, el banquillo y los que se quedan fuera soy yo”. Significa esto que Zidane no tiene plenos poderes, como se decía, para las altas y las bajas. Los fichajes y los descartes. Eso sí, en su parcela no mete mano nadie y como no le traigan lo que pide que se atengan a las consecuencias porque el verano es muy largo y se puede quedar hasta Luca y luego ya verá si es segundo o tercer portero.

Con Zidane no se juega. Si no está cómodo es capaz de volver a marcharse. Y esto también es un aviso para los que filtran, desde las altas esferas del club, que el portero ucraniano Andriy Lunin tiene que ser el segundo portero de la plantilla si se da el escenario de una salida de Keylor Navas. Entre Lunin y Luca está el debate de quién merecería ocupar el rol de suplente. El club gastó 8,5 millones de euros el pasado verano en el ucraniano. Se le cedió al Leganés y ha sido suplente de Cuéllar. Luca ha sido el portero del Castilla y ha tenido buenas actuaciones como también alguna cantada que le ponen en duda.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios