la amargura del costarricense

La sugerencia de Zidane a un Keylor Navas 'traicionado' en el Real Madrid

Lo peor que lleva Keylor Navas es la amargura de que no le están diciendo la verdad y se ha roto su complicidad con Zidane. Considera que le han dicho demasiadas mentiras

Foto: Keylor Navas, en un encuentro liguero de este año en el Bernabéu. (EFE)
Keylor Navas, en un encuentro liguero de este año en el Bernabéu. (EFE)

Está molesto y enfadado. Keylor Navas tiene un profundo sentimiento de decepción con el Real Madrid por cómo le han tratado esta temporada. Su situación se agravó con Solari, el técnico que desde el primer día le dijo a la cara que solo jugaría la Copa del Rey. Navas se sintió humillado en el partido de Copa del Rey en Melilla. Quedó tocadísimo. La puntilla se la da Zinédine Zidane con una decisión que el francés califica de “club” y justifica que la temporada que viene el elegido para ser el portero titular es Thibaut Courtois por razones deportivas y de planificación. ZZ sugiere a Navas que se plantee su futuro y, en ningún momento, le comenta que tiene que marcharse porque, entre otras cosas, tiene un contrato vigente. Keylor Navas no se esperaba este cambio de planes de Zidane y sus razones tiene para sentirse traicionado.

Lo peor que lleva Keylor Navas es la amargura de que no le están diciendo la verdad y se ha roto su complicidad con Zidane. Considera que se han dicho demasiadas mentiras: como que no entrenaba bien... Se lo podía esperar de Florentino Pérez y José Ángel Sánchez —director general ejecutivo—, que, al fin y al cabo, son los que toman las últimas decisiones y el pasado verano apostaron por fichar a dos porteros. El presidente presumió en la presentación de Courtois que llegaba el mejor portero del Mundial y el plan no quedó ahí. Volvieron a fichar a otro guardameta: el joven ucraniano Lunin. Los movimientos eran para desconfiar. De Julen Lopetegui empezó a creer que cedía a las presiones de arriba y, pese a que jugara la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid y los primeros partidos de Liga, estaba convencido de que no soportaría el malestar del club por ver a Courtois en el banquillo.

El despido de Lopetegui se produjo en el Camp Nou —28 de octubre— con Courtois goleado ante un Barcelona sin Messi. El puesto de entrenador lo ocupó Solari, un hombre de club, que le quitó cualquier esperanza de competir de igual a igual con Courtois. Navas tiene la virtud de ser una persona tranquila, serena y respetuosa. Pero en este tiempo exteriorizaba su impotencia y malestar. La convivencia con Courtois tampoco ha sido la mejor. No son, ni mucho menos, amigos. El belga y él han tenido una relación simplemente profesional. De todo ello ha estado informado Zidane y al corriente de quién era la apuesta del club.

Ingratitud y enemigos

Keylor Navas ha visto demasiados enemigos en su casa. Desde los dirigentes, los dos primeros entrenadores Lopetegui y, sobre todo, Solari y Thibaut Courtois, que se ha encargado de hacer llegar su incomodidad con las rotaciones. El belga no comparte que un portero pueda rendir con la alternancia en el puesto. Reclamó su puesto porque, entre otras cosas, puso mucho de su parte para fichar por el Real Madrid. Y a un buen precio, como presumían en el club. Estas presiones las ha sufrido Keylor Navas y a ellas se unían las de un sector de peñistas y aficionados y la prensa que reclamaba la titularidad del belga.

El regreso de Zidane no ha servido para nada después de lo que escuchó de boca del entrenador que más le ha defendido. Navas cree que el francés ha cambiado en esta nueva etapa y que tiene otro carácter. Zinédine Zidane es otro. Un hombre, más que nunca, de club que va en consonancia con Florentino Pérez. No se ha librado de la limpia. Aunque todavía no ha dicho su última palabra, porque el costarricense analiza y valora qué hay fuera del Real Madrid y quién puede pagar su sueldo —cinco millones de euros netos—. Esto ya le corresponde a su agente. Jorge Mendes, al rescate del Madrid, tiene que buscar esos clubes que estén interesados en Navas, aunque no está claro cómo se gestionará la salida. Si el Madrid pagará parte de la ficha y podrá ingresar alguna cantidad por un traspaso. Navas está hecho un lío.

[La prepotencia de Cristiano Ronaldo le juega una mala pasada]

Un portero que no se quita de encima un sentimiento de ingratitud. Keylor Navas ha pasado por diferentes situaciones en el Real Madrid en las que se ha sentido ninguneado. Desde verse en un avión para marcharse a Mánchester cuando el club intercambiaba los contratos con el United para el fichaje fallido de David de Gea, hasta las negociaciones para incorporar a Kepa Arrizabalaga y los comentarios en la peña madridista Ramón Mendoza de su presidente —Efigenio Albadalejo—, en los que pedía el fichaje de otro portero. En presencia de Florentino Pérez. Ha llegado Zidane y decide reconstruir el Real Madrid prescindiendo de Navas. El club y el entrenador tienen el objetivo de que Keylor Navas se pueda despedir este domingo en el último partido de Liga, contra el Betis, en el Bernabéu. Navas está hoy para pocas fiestas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios