se lo pone fácil a zidane

La valentía de Marcos Llorente para salir del Real Madrid (y hace mucho frío)

Marcos Llorente es lo suficientemente inteligente para conocer que agarrarse al contrato en el Real Madrid –finaliza en 2021– significaría perder otra temporada de su carrera

Foto: Marcos Llorente, durante un partido con el Real Madrid. (Cordon Press)
Marcos Llorente, durante un partido con el Real Madrid. (Cordon Press)

Zidane también tiene quien le ayuda a hacer la limpia. Marcos Llorente es el único jugador de la plantilla que se ha tomado bien la decisión de no formar parte del nuevo Real Madrid. A sus 25 años quiere jugar, necesita disfrutar del fútbol y vuelve a abrirse las puertas del club. Si Zidane –que dice que le encanta– hubiera insistido lo suficiente en quedárselo, le habrían entrado las dudas. Pero no es así. Marcos Llorente es lo suficientemente inteligente y honesto para conocer que agarrarse al contrato –finaliza en 2021– significaría perder otra temporada de su carrera. Si no va a jugar con regularidad en el Real Madrid para qué quedarse a estar en la grada y aspirar a entrar en una convocatoria para ser suplente o jugar esos minutos de la basura.

Marcos Llorente da el paso que en su día se vio obligado Álvaro Morata. Para tener un papel secundario o irrelevante es mejor irse del Real Madrid. Morata lo hizo en dos ocasiones. Primero se marchó a la Juventus y regresó por la puerta grande después de eliminar con la Juventus al Madrid. Se le agotó la paciencia en esa temporada en la que Zidane tenía dos Real Madrid. El A y el B. Morata estaba en el segundo y fue importante en la consecución del doblete –Liga y Champions–. No le valió para creerse que tendría más oportunidades con ZZ y le pidió marcharse para dejar de ser una eterna promesa.


Florentino Pérez hizo una de sus mejores ventas con el traspaso de Morata al Chelsea por 80 millones de euros. Hoy está en el Atlético de Madrid, después de sufrir en Inglaterra, y con las ilusiones renovadas por convertirse en uno de los líderes del equipo de Simeone. Las cosas le van bien. Ha vuelto a sentirse futbolista y reconducir su carrera. A Marcos Llorente le sucede algo similar. Busca su salida para progresar en el fútbol. Demostró en el Alavés que cuando juega tiene madera de buen futbolista y regresó al Real Madrid con la esperanza de tirar la puerta del once. Sólo con Solari ha sido capaz de encadenar titularidades y con el regreso de Zidane vuelve a ver el futuro gris. Lo mejor para él es marcharse a jugar en otro equipo y veremos cómo, en esta ocasión, lo resuelve Florentino. Si por él hay otro club dispuesto a pagar una millonada o hay que buscar esa fórmula de traspaso con opción de compra.

Marcos Llorente en un partido con el Real Madrid. (Efe)
Marcos Llorente en un partido con el Real Madrid. (Efe)

Hay que hacer caja

Hace frío fuera del Real Madrid. Eso es lo que se suele decir en este tipo de casos cuando un jugador –como Morata– decide dejar un club tan grande para iniciar una aventura. Pero hay que ser valientes y arriesgar. Lo hizo Morata y es el caso de Marcos Llorente. Mejor sentirse realizado que ser una figura decorativa. Mucho mejor disfrutar en el césped que apoltronarse en un nuevo proyecto que presentará nuevas caras –Pogba, Eriksen, Hazard y todos los que suenan– y en el que el entrenador no hace muchas fuerzas por retenerte. Si a Zidane le encantara tanto Llorente, como dice públicamente, se lo quedaría sin darle opción a pensarse la salida. El entrenador, como el presidente, necesitan que en esta limpia salgan los que no cuenta y los que hay que hacer caja.

Marcos Llorente sabe de qué va esto y cómo funciona el Madrid en tiempos de reconstrucción. Lo sabe él y su familia. Ser futbolista significa jugar con regularidad y asumir desafíos. Si no puede ser en el Real Madrid tendrá que ser en otro sitio. Tiene una edad para salir y explotar. Tiene unas excelentes condiciones físicas, la cabeza bien amueblada y está perfectamente aconsejado. Lo que no le da el Madrid lo tiene que buscar en otro sitio. Como hizo Morata. Hay que dejar de lado las comparaciones y tirar para delante. Fuera del Real Madrid también puede encontrar la felicidad y quien sabe si acaba regresando. Esa valentía y sus ideas claras le hacen mejor jugador.

Entre los equipos que están atentos a lo que suceda con Marcos Llorente está el Atlético de Madrid. Algo que pone en alerta al Real Madrid porque a los dirigentes tampoco le gustaría que se repitiera el mismo caso que con Morata. Ver a Marcos Llorente con la rojiblanca, en un futuro, no sería plato e buen gusto en la casa blanca.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios