DEBEN TOMAR DECISIONES DRÁSTICAS

Los grandes pactos de Florentino y Zidane en el Real Madrid para sanear el once

Fichar titulares y no suplentes. Es lo que necesita el nuevo Real Madrid si quiere subir el nivel con jugadores que lleguen y den un rendimiento inmediato

Foto: Luka Modric y Gareth Bale, durante un partido contra el Barcelona en el Camp Nou. (EFE)
Luka Modric y Gareth Bale, durante un partido contra el Barcelona en el Camp Nou. (EFE)

Para formar el nuevo Real Madrid hay que llegar a unos grandes pactos entre Florentino Pérez y Zinédine Zidane. Presidente y entrenador tienen que ponerse de acuerdo en aquellos futbolistas de la primera unidad que no tienen más recorrido en el Madrid. El trabajo de reconstrucción empieza por consensuar quién sobra del once de gala de esta temporada que se planificó sin Zidane— y empezó con Julen Lopetegui. Lo que sucedió después del despido del exseleccionador tiene otro significado, porque se considera que Solari llegó para sacar a flote un equipo que iba a la deriva y tomó decisiones drásticas. Hay que volver al punto de partida —a mediados de agosto, cuando se disputó la Supercopa de Europa contra el Atlético de Madrid— y señalar quiénes eran los titulares y han fallado.

En ese primer once de gala que puso Lopetegui para jugar contra el Atlético de Madrid no estaba Luka Modric, por haberse incorporado más tarde a la pretemporada. El Madrid empezó con Keylor Navas, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Isco, Marco Asensio, Bale y Benzema. La prioridad en el Real Madrid es señalar quiénes no han rendido ni pueden volver a cumplir con las expectativas. La casa no se puede empezar únicamente por el tejado con los fichajes. Hay que construir desde la base. Con la elección de aquellos futbolistas que eran los cimientos del equipo titular y han fallado. No conviene construir un nuevo Real Madrid sobre algo derruido o que no ha funcionado.

Las primeras decisiones de Florentino y Zidane pasan por nombrar a los jugadores que tenían más responsabilidad y después ir reajustando la plantilla para darle amplitud con los diferentes roles. Los grandes pactos del presidente y el entrenador están en dejar claro quién va a ser el portero titular de la temporada que viene: Courtois o Keylor Navas. Si hay que hacer un esfuerzo para volver a motivar a Varane, un jugador que duda de su continuidad y que quiere Zidane. Analizar el estado de forma físico de Marcelo. Si tiene intensidad, ritmo y energía para aguantar el tirón de una exigente temporada. En el mismo caso se encuentran Modric e Isco. El acuerdo más complicado es el que se refiere a la situación de Gareth Bale. Desde el punto de vista deportivo no cuenta para el entrenador, y desde el institucional es un activo. Devaluado, pero un jugador que si Florentino pone en el mercado es para no perder dinero, y costó 100 millones de euros.

Fichar titulares

El Real Madrid, como todos los grandes equipos, tiene que definir no solo una plantilla sino también ese once que afronte los partidos estrella. Un equipo reconocible en el que habrá rotaciones, y serán necesarias, para dar descansos, subir la competencia interna y recuperar la regularidad en la Liga. Tener claro qué primeros espadas se tienen que poner en venta es tan fundamental para dejar claro a los fichajes que vengan que ocuparán su sitio en el once. El Real Madrid no puede caer en el error de volver a fichar más suplentes —Odriozola…—. Es el momento de reforzarse con titulares. La segunda unidad es joven y tiene futuro si Zidane, como parece, se quiere quedar con Fede Valverde y están jóvenes como Vinícius, Brahim Díaz y ya están contratados otros como Eder Militao y Rodrygo.

Para subir el nivel, hay que apostar fuerte por jugadores contrastados y fiables. Refrescar el once o directamente sanearlo es el gran pacto al que tienen que llegar Florentino Pérez y Zidane con aquellos nombres que suenan y por los que hay que trabajar para hacer un Real Madrid más potente: Eden Hazard, Paul Pogba, Christian Eriksen, Sadio Mané, Luka Jovic… Lo verdaderamente importante es incorporar jugadores que tengan un rendimiento inmediato. Como dice Zidane, hay que hacer algunos cambios. Pero que sean para entrar directamente en el equipo titular. Hay muchos otros jugadores aprovechables o recuperables. Caso de Marco Asensio, por ejemplo. Hay que decidir si se pone en venta a Keylor Navas, Marcelo, Modric, Kroos, Isco y Bale. Los titulares que han fallado y que, si se quedan, no todos —por decir ninguno— se sentirán cómodos en un papel secundario.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios