El '9' recupera el olfato

Hay vida (muy dura) después de Cristiano si Benzema tiene sangre y colmillo

Uno no cambia de la noche a la mañana, pero hay algo nuevo en Benzema que convence con la llegada de Lopetegui. Hace goles, corre más, presiona mejor y tiene otra actitud

Foto: Benzema celebra el gol de cabeza marcado en la Supercopa de Europa al Atlético de Madrid. (EFE)
Benzema celebra el gol de cabeza marcado en la Supercopa de Europa al Atlético de Madrid. (EFE)

En el Real Madrid siguen sin saltar las alarmas por la ausencia de un goleador con la marcha del portugués a la Juventus. Dan por buenas las pruebas del verano, incluso la derrota en la Supercopa de Europa, porque creen que el equipo compite bien sin Cristiano Ronaldo gracias a que prima lo colectivo y que su delantero, el que lleva el '9' en la espalda, parece que ha recibido una transfusión de sangre de esas que te dan más energía. Es el mismo jugador que tiene fama en la grada del Bernabéu de ápatico y frío. Uno no cambia de la noche a la mañana, pero hay algo nuevo en Karim Benzema que convence con la llegada de Julen Lopetegui. Hace goles, corre más, presiona mejor y tiene otra actitud. Si consigue tener regularidad y no pierde el olfato de gol estamos ante un milagro futbolístico porque no se puede dudar de su talento y genialidades, pero el francés no tiene el colmillo de los grandes goleadores del mundo.

Puede que le venga bien salir del paraguas en el que se protegía con Cristiano Ronaldo cuando venían las tempestades. Un día decidió que quería convertirse en el mejor socio del portugués, jugar para él, darle la pelota y se olvidó de mirar a la portería. Zidane le permitió ese rol de pasador y desatascador porque el portugués lo quería acaparar todo. Pero ya no está Cristiano y hay que asumir responsabilidades. A Benzema le hierve la sangre y eso es una muy buena noticia para Lopetegui y Florentino. Porque el presidente dará por buena la pretemporada del '9' para justificar que no hace falta fichar otro y cómo va a traer otro ariete si no hay nada mejor en el mercado que 'su' Benzema.


El gol de cabeza que le hizo al Atlético de Madrid tiene su mérito porque no es fácil batirse contra el muro de dos centrales como Savic y Godín. Ganó al primero porque fue con decisión y contundencia. Lo que faltaba tiempo atrás. No solo ha vuelto a poner el punto de mira en la portería. También sigue jugando y asociándose, con lo que queda demostrado que no son facetas incompatibles como nos hacían creer la temporada pasada. Su vicio y obsesión por buscar a Cristiano Ronaldo le condenó y hoy sin él está más liberado para hacer goles. El galo ha hecho tres esta temporada.

Benzema ante Juanfran. (Reuters)
Benzema ante Juanfran. (Reuters)

Falta pegada

Pensar que con estos goles de Benzema se acabaron los problemas de gol es absurdo porque el Madrid ha perdido pegada en el último año con las salidas de James, Mariano, Morata y Cristiano Ronaldo. Lopetegui tiene mucho trabajo y lo está haciendo perfectamente bien porque los tres de arriba -Marco Asensio, Bale y Benzema- están enchufados. Interpretan correctamente el plan. Movilidad, profundidad por dentro y por las bandas y decisión para buscar la portería. No se ha atascado el Madrid en ataque este verano con la reciente salida de Cristiano Ronaldo. Pero esto no ha hecho más que empezar y tiene que escocer algo la derrota contra el Atlético de Madrid. Queda toda la temporada, con tres exigentes competiciones y rivales muy reforzados, y al Madrid le vendría de perlas otro goleador medianamente contrastado. No hay otro Cristiano Ronaldo, pero algo más solvente que Borja Mayoral o Raúl de Tomás tiene que mirar y encontrar el club.

Si Benzema apunta a tener más gol que la temporada pasada no se puede perder de vista a Gareth Bale por lo que ha crecido este verano. Lo suyo no es solo por la ausencia de Cristiano Ronaldo. Es otro sin Zidane, el técnico que le relegó al banquillo. Dice Lopetegui que entrena como un juvenil y está motivado. Para no estarlo. Va a jugar, sí o sí, todos los partidos importantes. Algo que no hacía con Zizou. Gracias a una de esas cabalgas tan explosivas que tiene y con un magnífico centro con la derecha llegó el gol de cabeza de Benzema. Bale es el gran beneficiado de las estampidas del entrenador y la estrella y ha tomado conciencia. Es capaz de todo y se atreve con todo, pero como Benzema, necesita ser más regular. Lo que nunca le faltaba a Cristiano Ronaldo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios