la revolución en la portería de España

El enfado de David de Gea y la doble vara de medir de Luis Enrique

Más decepcionado que triste. De Gea abandonó el Bernabéu tocado por una suplencia que se justifica por su mal final de temporada. Un argumento que no se aplica a otros como Isco, Asensio, Busquets...

Foto: David de Gea durante un partido con el Manchester United en Old Trafford. (Reuters)
David de Gea durante un partido con el Manchester United en Old Trafford. (Reuters)

Robert Moreno, el segundo de Luis Enrique, acabó el partido contra Suecia sacando pecho del cambio de portero. La cara triste es David de Gea, que abandonó el Bernabéu con la decepción de haber sido señalado por bajo rendimiento en el Manchester United. Es el argumento irrebatible que utilizó Robert Moreno para justificar la revolución en la portería. El motivo del relevo se debe a los méritos que ha hecho Kepa Arrizabalaga en el final de temporada con el Chelsea. “Ha estado espectacular”, repitió Robert para elogiar que ha ganado la Europa League y avisar que la competencia enriquece a todos. David no se salva de ella, pero sí futbolistas como pueden ser Isco, Marco Asensio e, incluso, algunos del Barcelona que se han desplomado en tramo final de la temporada. Caso de Jordi Alba y Busquets.

David de Gea también tiene sus motivos para sentir que Luis Enrique ha utilizado una doble vara de medir. El día antes del partido contra Suecia llamó la atención el excesivo elogio de Robert Moreno a Isco. “Si no fuera español, habría que nacionalizarlo”, es el argumento que utilizan Luis Enrique y su ayudante para recuperar la confianza de un futbolista que, precisamente, no ha tenido una temporada brillante en el Real Madrid. Ni en el tramo final cuando llegó Zidane y le volvió a dar minutos. Esto es lo que puede molestar a David de Gea para sospechar que detrás de la decisión de poner a Kepa no hay solo un argumento técnico.

[El vídeo de Guardiola donde pide que pare la represión ideológica]

El mosqueo con el que se marcha De Gea de vacaciones es importante. Luis Enrique, desde su casa, retira la confianza a un portero que no se siente querido ni valorado en España. La portería es un puesto específico y el paso que da el seleccionador se interpreta por la inseguridad que ha visto en el guardameta del Manchester United. David de Gea no quiso hacer declaraciones cuando abandonó el Bernabéu, aunque no es muy habitual que hable para la prensa cuando está con la Selección. De Gea está tocado con la decisión que ha tomado Luis Enrique. Tiene motivos para estar enfadado si ve que la columna vertebral de la Selección se rompe por la portería y se refuerza la apuesta en Jordi Alba, Busquets, Isco y Marco Asensio.

De Gea y Kepa en un entrenmiento con España. (Efe)
De Gea y Kepa en un entrenmiento con España. (Efe)

La cantada del Camp Nou

A De Gea no le han dado ninguna explicación de la suplencia, pero ha recibido el mensaje. Es para estar más cabreado. Pudo escuchar a Robert Moreno hablar del momento dulce de Kepa y la importancia de los estados de forma con el que llegan los internacionales a la Selección. Argumentos que todavía pueden doler más después de comprobar que Isco tuvo un partido mediocre contra Suecia. Con un fallo de definición en la segunda parte, con empate a cero, y sin acciones que sirvieran para abrier el cerrojo de los suecos. La conclusión que puede sacar De Gea es que le pasan factura por cantadas como la del Camp Nou. Pero también que el seleccionador levanta la mano o tiene más paciencia con determinados jugadores y con él ha claudicado. Lo que esconde la decisión en la revolución de la portería está en comprobar si es provisional o definitiva. Saldremos de dudas en los próximos partidos en septiembre, contra Rumanía e Islas Feroe, y los estados de forma de cada internacional.

Los problemas se hacen más grandes para David de Gea cuando en Inglaterra ha dejado de ser el mejor portero de la Premier League. Años atrás se le destacó como el mejor del Manchester United en una competición en la que no destacaban los grandes porteros. Esta temporada es diferente. Por encima de él han brillado los dos porteros finalistas de la Champions: Alisson Becker (Liverpool), clave en la final con sus paradones, y el campeón del mundo Hugo Lloris (Tottenham). El brasileño y el francés le quitan el protagonismo. Como el español Kepa Arrizabalaga. Es más mosqueante para De Gea otra frase de Robert Moreno. Cuando dijo que en España no vemos mucho el fútbol extranjero. Un golpe más para decir que David ya no es el mejor en Inglaterra.

[El enfado de Rubiales o por qué Luis Enrique es intocable]

La situación de David de Gea es delicada una vez que ha perdido el puesto de titular indiscutible con Luis Enrique y en Inglaterra aparecen informaciones que se refieren a una posible venta. Acaba contrato con el Manchester United en 2020. Salen nombres de sustitutos como el italiano Gianluigi Donnarumma, que juega en el Milan, y su agente Mino Raiola hace operaciones con facilidad con el United. Puede haber llegado el momento en el que De Gea, tras siete años en la Premier, necesite un cambio y nuevos desafíos. Una de las opciones que se barajan es una salida al Paris Saint Germain, club que acaba de prescindir de Buffon y que no solo se fija en De Gea. También se ha interesado por Keylor Navas. David de Gea inicia un periodo de reflexión. El Manchester United no jugará la próxima Champions, puede haber tocado techo en el club inglés y necesita recuperar la confianza de Luis Enrique.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios