el jugador ideal para España

Cómo Luis Enrique se apiada de Isco después de que el Real Madrid anuncie a Hazard

El fichaje de Hazard pone a varios jugadores del Real Madrid en una situación delicada. Uno de ellos es Isco. El malagueño está cuestionado por una mala temporada. Para Luis Enrique no se discute

Foto: Isco controla el balón en el partido de España contra las Islas Feroe. (Efe)
Isco controla el balón en el partido de España contra las Islas Feroe. (Efe)

Isco tiene quién le quiera después de una temporada en la que pasó un calvario con Solari y su futuro en el Real Madrid es incierto con el fichaje de Eden Hazard. Para Luis Enrique es un jugador innegociable. Lo confirma Robert Moreno, el segundo del seleccionador, que en la concentración de España hace un trabajo excepcional. Informa por teléfono, con frecuencia, a Luis Enrique de cómo entrena el grupo y da detalles del comportamiento, rendimiento y estado de forma física de cada uno de los internacionales. El sufrimiento de Isco en el Real Madrid encuentra comprensión y recompensa en la Selección. Suplente en el Madrid, apartado del equipo por Solari, con un expediente abierto que fue archivado por Zidane y una serie de episodios negativos. Desplantes a la grada, al delegado Chendo, con fama de haberse abandonado, sobrepeso… Pitado por el Bernabéu.

Isco puede haber sido el peor jugador del Real Madrid de una temporada para olvidar y al que más le afecta el refuerzo de Hazard. Junto con Bale. Han pasado menos de 48 horas del anuncio de la contratación de Hazard e Isco encuentra el cariño con las palabras de Robert Moreno en el día antes del partido que disputa España contra Suecia en el Bernabéu. El ayudante de Luis Enrique hace de portavoz. Lo que dice es lo que transmite el seleccionador. En el Real Madrid tienen que tomar nota de estas palabras: “Si Isco no fuera español, habría que nacionalizarlo”. Lo que transmite Robert Moreno es cómo Luis Enrique tiene la necesidad de reivindicar las virtudes de un futbolista que ha sufrido un importante desprestigio.

[Rafa Nadal gana su duodécimo Roland Garros]

Luis Enrique tiene debilidad con el malagueño, considera que es un caso único y se hace cargo de su vía crucis. Se compadece. Luis Enrique valora las características de un futbolista que considera diferente y lo mete en el grupo de los mejores del mundo. Parece una exageración, pero es la opinión de un seleccionador que utiliza a su mano derecha para enfatizar en todo lo bueno que tiene Isco. Un futbolista que califican de completo y versátil, por su facilidad para jugar entre líneas y finalizar jugadas.

Isco, en el banquillo del Bernabéu. (Efe)
Isco, en el banquillo del Bernabéu. (Efe)

Le sube la autoestima

Si alguien en el Real Madrid había perdido la ilusión o la esperanza en Isco que miren el rol que tiene con España. “Para el estilo de juego de la Selección es el ideal”, sentencia la mano derecha de Luis Enrique. Lo que tiene que tener claro Isco es si le conviene quedarse en el Real Madrid para vivir a la sombra de Hazard o aguantar. No darse por vencido. Estar en el once de España con la pobre temporada que ha tenido es un triunfo personal. A Isco le sube la autoestima Luis Enrique. Y al Real Madrid le hace un favor comprobar cómo se vuelcan con un futbolista que, al igual que Bale, se ha devaluado. Pero con el que tienen que tomar una decisión. Quedárselo o ponerlo en el mercado para venderlo lo más caro posible. Esto de que si Isco no fuera español habría que nacionalizarlo tiene que servir para que reflexionen los que critican al malagueño de apático y lento en su juego.

Isco pasó de ser indiscutible para Lopetegui en la Selección y en el Real Madrid a chocar frontalmente con Solari. A quedarse en la grada, castigado, en el partido de la Champions en Roma. Señalado por el entrenador argentino en su último partido en Valladolid como un futbolista indisciplinado y egoísta. Recuperado por Zidane con un indulto. El escenario cambia con el fichaje de Eden Hazard para un jugador con mala suerte. El origen de su calvario está en una operación de apendicitis, en septiembre del año pasado, que recuperó mal por querer adelantar los tiempos y estar cuanto antes en los planes de Lopetegui. No le sirvió al hoy entrenador del Sevilla ni tampoco al malagueño. Pero Luis Enrique tiene memoria y sabe lo que es capaz de aportar Isco a España.

La postura del malagueño, con contrato hasta 2022, es la de esperar a que Zidane sea claro y diga si cuenta con él o considera que es mejor una salida. Está en la misma situación que Marcelo. Isco es útil para el técnico francés por su calidad y experiencia, pero tendrá más competencia. En el club estudiarán cualquier oferta que se considere irrechazable.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios