nueva oportunidad en la selección española

El golpe de suerte de Isco con Zidane en el Real Madrid que no deja pasar Luis Enrique

Necesita cariño, confianza y paciencia. Isco es ese tipo de futbolista que se le considera especial si sabes llevarle y sacar lo mejor de su talento. Así lo cree Zidane y por eso regresa a la Selección

Foto: Isco celebra un gol con el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. (Efe)
Isco celebra un gol con el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. (Efe)

De todas las decisiones que ha tomado Luis Enrique para confeccionar la lista de internacionales que disputan los partidos contra Islas Feroe, este viernes, y Suecia, el próximo lunes en el Santiago Bernabéu, una de las que se pueden discutir es la presencia de Isco. El malagueño regresa a la Selección española por la gracia de Zidane. El seleccionador le dejó fuera en los partidos de clasificación de la Eurocopa de 2020 contra Noruega y Malta y ahora encuentra motivos para darle los mandos de la Selección. Isco tiene un golpe de suerte que no debe desaprovechar en esta dos citas antes de marcharse definitivamente de vacaciones y con su futuro en el aire en el Real Madrid.

Zidane devolvió a Isco a la actividad después de los innumerables problemas que tuvo el malagueño en la etapa de Solari. Con el argentino únicamente disputó 528 minutos en 32 partidos y la relación acabó de la peor manera posible. Solari lo apartó del equipo, le señaló como un mal profesional y uno de los culpable de su despido. Zidane lo indultó y Luis Enrique confía en el talento olvidado. Isco es uno de esos jugadores que necesitan cariño, según cuentan en el Madrid, porque es diferente y es capaz de cambiar un partido. Lo mismo cree Luis Enrique para llevarle, de nuevo, a ser uno de los líderes de la Selección.

[Por qué Carlos Matallanas lo tiene ahora más fácil en el Fuenlabrada]

No se puede poner en duda que la mejor versión de Isco es difícilmente superable por otros jugadores que ocupan su posición, por detrás de los atacantes. Con este argumento defiende Zidane a esa especie de futbolista que se le califica de genio incomprendido. Isco necesita mucha confianza para que saque la creatividad e imaginación que lleva dentro. Es especial y, como otros ejemplos en el Real Madrid (Guti es uno de ellos), conviene tener paciencia antes de sentenciarle. El perfil de Zidane para manejar la plantilla se parece mucho al que ponía en práctica Vicente del Bosque. Entrenadores, con demasiada paciencia, que levantan la mano con esos genios que tienen un carácter díscolo.

Luis Enrique con Isco. (Efe)
Luis Enrique con Isco. (Efe)

Responde mal a los castigos

A Luis Enrique le sucede algo similar. Ve en Isco a un futbolista que le puede dar un plus al juego porque tiene diferentes registros. Es capaz de tener la pelota y dar el último pase al delantero. Encuentra resquicios en defensas cerradas y tiene claridad en sus decisiones. Tiene profundidad en sus acciones, pese a que le persigue la fama de ralentizar el juego. Un debate que está entre los aficionados, pero con el que no están de acuerdo ni Zidane ni Luis Enrique, que ven en Isco a un futbolista versátil y capaz de verticalizar el juego para darle profundidad. La clave es la forma física.

Todo lo contrario que pensaba Solari, que se lo cargó más por roces y actos de indisciplina que por el valor futbolístico. Aquí entramos en el debate de la buena psicología del entrenador y la autoridad. Dos conceptos o modelos de actuación que para unos son opuestos y para otros técnicos compatibles. En el Real Madrid tienen claro que ni Solari ni Isco pusieron de su parte para entenderse. Los castigos de Solari, como el de dejarle en la grada en el Olímpico de Roma, provocó que todo saltara por los aires y no hubiera reconciliación.

[Cómo el Barcelona ha financiado la deseada Champions del Liverpool]

Isco tiene motivos para estar en vilo. En el Real Madrid anuncian cambios en la plantilla y varios de ellos afectan a su posición. El primero es el fichaje de Eden Hazard que quiere cerrar Florentino Pérez porque, como reconoce el presidente, tiene mucho interés en que este sea el verano definitivo para que el belga aterrice en la capital de España. Hay que añadir la apuesta por Vinicius, la ilusión que provoca Brahim Díaz, la esperanza del regreso del mejor Marco Asensio y dos veteranos renovados en sus contratos. Luka Modric tenía una cláusula por la que amplía una temporada más si ganaba el Balón de Oro. Kroos fue anunciado el día después de acabar la Liga.

Igual que a Zidane no le cuadra Bale, sí que ve a Isco con sitio en el Real Madrid. Sin garantizar el puesto de titular, útil para las rotaciones y muy válido para sumar con su talento y experiencia. El problema de Isco, para muchos, es de actitud. Zidane es de esos técnicos que le saben llevar y convencer para que se comprometa. Otra cosa es que Florentino necesite hacer caja para los fichajes y escuche ofertas. Tampoco hay que obviar que Isco se abra las puertas si llega un equipo de primer nivel y otro entrenador le asegure la titularidad. El fichaje de Hazard, más los que están por llegar, perjudican a un futbolista que suele llevar bastante mal estar en el banquillo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios