ESPAÑA GANA CON FACILIDAD

El 'sí, quiero' de Sergio Ramos a Luis Enrique en las Islas Feroe

A Luis Enrique no le falla Sergio Ramos. El capitán es el entrenador de campo y lo demostró con un gol, a los cinco minutos, y no guardándose nada en un partido de trámite

Foto: Sergio Ramos celebra el gol de cabeza en el partido contra las Islas Feroe. (Reuters)
Sergio Ramos celebra el gol de cabeza en el partido contra las Islas Feroe. (Reuters)

Cinco minutos duró el trámite en las Islas Feroe. España ganó (1-4) por la vía rápida con Sergio Ramos abriendo el marcado en un remate de cabeza y sonriendo para celebrar que lleva seis goles en los últimos siete partidos con la Selección. Es su forma de vivir los partidos. El capitán tiene voracidad hasta en este tipo de pachangas. No se relaja ni pensando que está en capilla y a las puertas de su boda sevillana con Pilar Rubio (el 15 de junio). Cualquier percance es un riesgo para la salud. En las Islas Feroe, por la inferioridad del rival, se podía haber guardado algo o pensar que era un día para tomar precauciones. Jugó toda la primera parte. En el descanso salió Diego Llorente. El encuentro del lunes, en el Bernabéu contra Suecia, sí es para tomárselo más en serio. Pero Ramos mete la pierna, la cabeza y lo que sea para que Luis Enrique se fije que tiene un capitán que da ejemplo. Es el mejor mensaje que le puede enviar el experimentado Ramos a Luis Enrique. El gol se lo dedicó a su amigo José Antonio Reyes.

Para el seleccionador era un partido virtual. Luis Enrique dirige la concentración desde su casa por un problema familiar grave y está en permanente contacto con su grupo de trabajo y con el capitán. Mediante videoconferencias intercambian informaciones e impresiones. España necesita, en estos partidos en los que está ausente Luis Enrique, un entrenador en el campo. Ese Sergio Ramos. En el banquillo se encuentra Robert Moreno y con él se ha unido el grupo para demostrarle a Luis Enrique que le esperarán todo el tiempo que haga falta. Aunque la situación no es normal y a Robert Moreno le cambió la cara cuando España recibió el gol de las Islas Feroe en un saque de esquina. En esta acción se notó que España ya se había relajado.

Con la presencia de Luis Enrique no se podría garantizar que España no se hubiera desconectado después de ir ganando tras el segundo gol marcado por Jesús Navas. Estaba el partido muy encarrilado en la primera media hora y a la Selección española ya le pesaba algo jugar en un césped artificial. Recibió un gol de estrategia y por ausencia de contundencia. La alegría, de todas maneras, duró poco en el bando local. España reaccionó con un disparo ajustado de Isco. El balón lo repelió el poste hacia fuera, pegó en la pierna del portero y se metió dentro. España volvió a poner la superioridad en el campo artificial.

Isco en el partido contra Islas Feroe. (Efe)
Isco en el partido contra Islas Feroe. (Efe)

Ramos, a por Casillas

De la alineación teledirigida por Luis Enrique desde su casa llamaron la atención algunas decisiones. Jugó Kepa Arrizabalaga de inicio. Todo hace pensar que contra Suecia será el turno de David de Gea. Pero este debate no está cerrado entre los aficionados y los medios. De Gea necesita uno o varios partidos grandes para convencer de su seguridad en los palos cuando juega con España. Era un partido para que Sergio Ramos se quedara en el banquillo. No fue así por lo que se cree que Luis Enrique necesitaba tener a su líder en el césped. Esa capacidad que tiene para contagiar su entusiasmo es importante. La convocatoria de Ramos tuvo algo de polémica. El madridista había estado sin jugar más de un mes con Zidane por unos problemas musculares. Pero Luis Enrique le convocó sin importarle la inactividad.

Resultó interesante ver a Santi Cazorla de inicio después de tanto tiempo sin jugar con España y con ese esfuerzo y sacrificio que ha puesto para superar una grave lesión. Es el ejemplo de superación. De cómo hay que pelear y no rendirse. Cazorla juega cada partido como si fuera un juvenil. Igual que Sergio Ramos, que alcanzó las 164 internacionalidades y ya está a tres de igualar a Iker Casillas. El camero quiere pasar a la historia como el jugador que más veces ha defendido los colores de la Selección. Lo conseguirá por esa pasión que pone hasta cuando juega contra Islas Feroe y no se guarda nada pensando en llegar fresco y sano a su boda.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios