Su desgaste, un punto débil

Busquets o lo único que chirría del Barcelona campeón de Liga

La zona más frágil y en donde más sufre el Barcelona es la que ocupa Sergio Busquets. Si se le quiere buscar un punto débil al campeón es en la sala de máquinas donde ha llegado el desequilibrio

Foto: Sergio Busquets durante un partido contra el Inter de Milán en la Champions. (EFE)
Sergio Busquets durante un partido contra el Inter de Milán en la Champions. (EFE)

El punto flojo del Barcelona campeón de Liga está en el centro del campo. La zona más frágil y por donde ha hecho aguas el equipo de Ernesto Valverde se encuentra en el desgaste que sufre Sergio Busquets. Aquí se resiente. Si se le quiere buscar un punto débil al campeón es en la sala de máquinas donde ha llegado el desequilibrio táctico de un equipo que años atrás tenía su identidad con los mejores del mundo. Se han ido marchando los 'jugones' —Xavi e Iniesta— y a Busquets se le ha hecho más grande el eje del centro del campo. Sus bajones han provocado goteras defensivas en un equipo que las solventa con la solidez de Piqué y Lenglet, como centrales, y la seguridad de Ter Stegen. Arriba siempre está Messi y el insaciable Luis Suárez.

A Sergio Busquets ya no le dan las piernas para desdoblarse con tanta frecuencia y repetir los sobreesfuerzos con los que tapar agujeros. La acumulación de partidos, la exigencia de multiplicarse para presionar y darle salida a la pelota y el desgaste —en julio cumple 31 años— provoca que no veamos con tanta regularidad la mejor versión del ancla del Barcelona. Busquets nos tiene malacostumbrados. Un especialista que junta las líneas del equipo y con un rigor táctico sobresaliente empieza a sufrir más de la cuenta en un Barcelona que pretende conservar una identidad con diferentes compañeros de viaje. El mejor socios de 'Busi' es Iván Rakitic —31 años— y en este centro del campo se alternan Arthur y Arturo Vidal. Dos perfiles diferentes. El brasileño es de pie fino y el chileno de pierna dura. Complementos que suman, pero todavía no marcan las diferencias en un equipo que ha perdido brillo en el centro del campo.

Las claves del Barcelona campeón de Liga están en su contundencia en las áreas. En defensa y en ataque. El centro del campo tiene en Busquets a su líder y adolece de fragilidad. Ese desequilibrio se ha visto reflejado en un equipo con menos posesión, imaginación y al que le hacen más ocasiones de gol. No estamos ante el mejor Busquets pese a que lo compensa con su experiencia y oficio. El desgaste es inevitable en una pieza clave en la estructura de un Barcelona que le necesita como referencia, pero que ya no le dan las piernas para crear y destruir con la misma frecuencia e intensidad que otras temporadas.

Frenkie de Jong en un partido con el Ajax de Ámsterdam. (EFE)
Frenkie de Jong en un partido con el Ajax de Ámsterdam. (EFE)

El relevo de Frenkie de Jong

La energía de Busquets es el otro motor que tiene el Barcelona junto con el de aceleración de Messi, por dentro, y Jordi Alba, por fuera. En el club empiezan a planificar cómo hay que dosificarle o sumarle más vigor. Para eso se han puesto las esperanzas en el fichaje del holandés Frenkie de Jong —21 años—. El talento del Ajax puede jugar de mediocentro o pivote —en el sitio de Busquets— o de interior. Un futbolista de sobrada resistencia que dará pujanza a una zona que necesita reactivarse. Es el propio Sergio Busquets el que avala y bendice el fichaje de Frenkie de Jong. "Es un jugador espectacular. Realmente no hay muchos como él a esa edad. Con ese nivel de control del balón y con esa movilidad. Tiene todos los fundamentos para tener éxito aquí", comentó recientemente 'Busi' en una entrevista en 'Sports Illustrated'.

A Sergio Busquets le quedan cuatro temporadas de contrato con el Barcelona, pero el club ya va preparando su relevo con mucha antelación. La llegada de Frenkie de Jong le valdrá para ir dosificando y tener un alumno al que enseñarle cómo se tiene que jugar en un equipo de la exigencia del Barcelona. Busquets ha podido flaquear en algunas fases de esta temporada, pero lo que no ha perdido es la ambición y el pulso competitivo. Un jugador con una mentalidad ganadora que, pese a sus bajones, sigue siendo un valor seguro para el Barcelona campeón de Liga.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios