AÑO CRUCIAL PARA ALONSO Y SAINZ

GP de Australia de F1: por qué McLaren se juega el pellejo y Sainz irá a la yugular

Por distintas razones, Fernando Alonso y Carlos Sainz afrontan una temporada de F1 crucial para sus respectivas carreras. Y ambos jugarán en 2018 en otra liga a la del pasado año

Foto: Fernando Alonso disputará en 2018 dos mundiales: el de F1 y el de Resistencia. (Reuters)
Fernando Alonso disputará en 2018 dos mundiales: el de F1 y el de Resistencia. (Reuters)

Fernando Alonso pelea a dos espadas en 2018. En la mano derecha, la de McLaren. En la izquierda, su personal ‘supertemporada’. Ningún campeón del mundo de Fórmula 1 de las últimas tres décadas se ha atrevido a semejante esgrima, iniciada el pasado mayo en Indianápolis. Se presenta así un combate inédito y estimulante para los aficionados: seguir y conocer las sensaciones y experiencias que Alonso vaya descubriendo en tan intenso y estimulante periplo .

Eso sí, fruto de semejante maratón al volante, el español va a estar ‘engrasado’ como nunca en su trayectoria deportiva, porque será raro el fin de semana que no esté subido a un coche de carreras. Por ello, Alonso estará en plena forma como piloto y su instinto competitivo a flor de piel. Siempre y cuando una temporada de viajero Marco Polo no pase facturas inesperadas.

Alonso tiene asimilado física y mental el formato de un fin de semana en la F1, lo que le ha llevado a afrontar el WEC y Le Mans. Sus experiencias en Daytona y con Toyota le están aportando una mayor polivalencia como piloto. Resta la duda sobre el impacto del trasiego de aviones, horarios y actos promocionales, especialmente a partir de final de septiembre. Como rival, Stoffel Vandoorne tendrá complicado batir a su compañero de equipo. Habrá de estar al quite para meter el estilete en cualquier fisura que pueda abrirse en la armadura del español durante una campaña tan intensa. En la banda calienta ya el ´Messi’ del futuro en la F1, Lando Norris.

McLaren se juega el pellejo

¿McLaren? Es buena síntoma que sus pilotos insistan en la confianza para atacar que les inspira el MCL33. La fiabilidad llegará, pero falta conocer si el potencial último del monoplaza británico matrimoniado con Renault estará a la altura de Red Bull, como tanto se reivindicó el pasado año. McLaren se juega el pellejo esta temporada en varios frentes. El consejo de administración del grupo tomó una decisión estratégica costosa al abandonar a Honda, con las correspondientes inversiones compensatorias. Por ello, los resultados en pista deben ayudar para que Zak Brown pueda levantar comercialmente el vuelo de la nave. El MCL33 es uno de los monoplazas más desnudos de la parrilla. Si McLaren fracasara deportivamente en 2018…

En Australia, acabar la carrera para Alonso sería un éxito, según la reciente pretemporada Terminar entre los cinco primeros dispararía espectacularmente la cotización para 2018. ¿Sus expectativas? "Volver a tener esta sensación normal de llegar a cada gran premio y prepararte en los entrenamientos sabiendo que podrías estar entre los cinco primeros, y si lo haces bien, podrías estar en el podio. Y si haces algo realmente especial, incluso podrías ganar. Esto ha sido algo que he echado de menos. Pero estas son las cosas que espero para este año. Estas son las mayores expectativas". En la segunda mitad del calendario especialmente.

A Fernando Alonso siempre hay que leerle entre líneas. Pero apunten estas, porque aquí radica la clave de su confianza para 2018: "Cada vez que he competido en categorías inferiores antes de la Fórmula 1, lográbamos resultados. Así que en Fórmula 1 sabía que solo necesitaba un coche en el rango de dos, tres o cuatro décimas de los mejores. Y con eso, jugaremos”.

Carlos Sainz conversa con su padre durante los test de pretemporada en Montmeló. (EFE)
Carlos Sainz conversa con su padre durante los test de pretemporada en Montmeló. (EFE)

Sainz: a la yugular de Nico Hulkenberg

Contaba Daniel Ricciardo que batir a Sebastian Vettel en 2014 cambió la percepción que los ‘bosses’ de la Fórmula 1 tenían sobre su futuro. Acababa de llegar al equipo austríaco y se permitió batir el piloto que había dominado los cuatro años anteriores. Salvando las distancias, Carlos Sainz afronta una situación similar en 2018. Un año crucial para su trayectoria deportiva.

Nico Hulkenberg no es Vettel, pero sí un piloto extraordinariamente sólido. Que aún no haya logrado un solo podio solo delata que todavía no ha conseguido auparse a una buena ola en la Fórmula 1. Puede que sea la de Renault ante los planes que el fabricante francés tiene para los próximos años. Por ello, Sainz tiene un solo rival esta temporada: su propio compañero de equipo.

El español ya está considerado como un piloto de gran potencial en la Fórmula 1. Que Red Bull le mantenga atado con su cadena lo confirma. Pero las expectativas han de plasmarse en resultados. Volviendo a Riccardo, es secreto a gritos que el australiano buscará salir de un entorno que tiene a Max Verstappen como el segundo gran proyecto de Helmut Marko (Vettel, el primero). El austríaco ya ha confesado que Red Bull tiene varias alternativas si el australiano se marchara. Sainz es una de ellas.

Por ello, el piloto español ha de mantener esa espiral ascendente de los últimos años. Ahora, en el seno uno de los tres equipos oficiales de la parrilla. Esto ya no es Toro Rosso. Hulkenberg es su objetivo. De cara a Red Bull, reafirmará su candidatura para una posible sustitución de Ricciardo. Ante Renault, el fabricante francés querrá mantener a un piloto que confirmaría su crecimiento frente a otro de la talla de Hulkenberg. En definitiva, Sainz debe confirmar en 2018, como Ricciardo en su día, que está preparado para luchar por un título. Así Renault apostó por Alonso en su día.

A su favor juega una gran inteligencia y capacidad de visión global de una estructura empresarial y deportiva. En este terreno, puede batir al alemán de puertas para adentro. Es un líder natural en guante de seda. En el asfalto, debe reafirmar uno de sus mejores atributos: es uno de los pilotos más rápidos de la parrilla a una vuelta. El RS21 ha de permitirle más giros extraordinarios como los de Mónaco, Singapur o Austria. Y con la posición de pista como factor crucial para un buen resultado en carrera, Sainz puede jugarse mucho los sábados. El español transpira sutilmente la íntima confianza de batir en este terreno a Hulkenberg tras medirse al alemán en las cuatro pruebas juntos de 2017.

Melbourne sería un buen inicio para este particular duelo. Por tradición, es una carrera de resultados impredecibles. Pero empezar con buen pie otorga crédito para las primeras pruebas. Batir a Nico Hulkenberg sería ya un buen comienzo. Un 'top 5' con un Renault al alza haría levantar más de una ceja en la Fórmula 1.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios