Fórmula 1: El cambio de vida de Carlos Sainz o por qué ahora se afeita y no lleva la gorra hacia atrás
CHARLA CON EL PILOTO en montmeló

El cambio de vida de Carlos Sainz o por qué ahora 'se afeita' y no lleva la gorra hacia atrás

El piloto español Carlos Sainz reflexiona sobre estos últimos años en Red Bull, el desafío que afronta con Renault, y lo que ha descubierto respecto después que su padre ganara el Dakar

Foto: Carlos Sainz durante los entrenamientos en Montmeló.
Carlos Sainz durante los entrenamientos en Montmeló.

Gorra hacia atrás, pelo largo, barba de varios días. Hasta hace pocas fechas, Carlos Sainz era un “piloto Red Bull”. Hoy, se le puede ver en en grandes vallas publicitarias por toda España junto a uno de los modelos de Renault. Pelo corto y bien peinado, sonrisa profiden, imagen atildada y con más pasadas de cuchilla de lo habitual. Un adolescente, un ejecutivo o una abuelita... Llega así a todo tipo de públicos como imagen de un gran fabricante de automóviles. La vida ha cambiado para el piloto español. Esta es su primera temporada en Fórmula 1 fuera de Toro Rosso.

“Sí, es otra dimensión, tú lo has dicho”, explica en la entrevista mantenida por El Confidencial con Sainz, 'motorhome' de Renault, abrigado hasta las cejas, el frío nunca ha sido buen aliado del piloto madrileño. “Ahora me empieza a reconocer más gente por ello. Parece una tontería, pero no es lo mismo ser piloto de F1 que serlo en un equipo de fábrica como Renault. Es un paso muy grande. Empiezas a hacer mucha publicidad en tu propio país, como estoy haciendo ahora mismo en España con Renault, y esto te da mucha visibilidad. La gente está empezando a conocerme más. Y también es un paso que me apetecía, me gusta, y creo que es bueno para todos”. En 2018 comienza una nueva etapa personal y profesional para Sainz en la F1.

"He aprendido a sacar todo lo que hay"

Carlos Sainz durante la entrevista con El Confidencial.
Carlos Sainz durante la entrevista con El Confidencial.

Echando la vista atrás, ¿cómo se veía así mismo hace tres años por estas mismas fechas? Con 19 y la incertidumbre e inseguridad de afrontar la disciplina más competitiva y sofisticada. Con Verstappen al lado y toda la prensa volcada ante la singular historia del piloto holandés. “Me acuerdo de llegar aquí con mucha presión, con mucha atención mediática. Encima de Verstappen por saber que éramos los dos jóvenes que siempre íbamos a estar midiéndonos el uno al otro. Al final, todos estos años lo he llevado bien, he ido a lo mío, a mi bola, haciendo las cosas como a mí me gusta hacerlas, y por eso estoy aquí ahora”.

En Toro Rosso, Sainz ha hecho la ‘mili’ de la Formula 1, ha vivido el proceso básico de aprendizaje bajo la particular disciplina de Red Bull. ¿Qué agradece al equipo, a Helmut Marko y compañía? “Creo que a Toro Rosso le debo todo lo que sé de F1 hasta ahora. Ha habido temporadas mejores y peores, pero sobre todo 2016 y 2017 me voy de Toro Rosso con la conciencia tranquila de que junto a mi grupo de ingenieros hemos podido sacar todo lo que había del coche esos dos años. He aprendido a eso, a sacar todo lo que se puede de lo que hay”.

"En los picos de presión rendí mejor"

Pero se han vivido también muchos malos momentos de tensión e incertidumbre. ¿Cuáles recordaría ahora, ya en la tranquilidad del ascenso a Renault? “Sinceramente, no tengo nada que reprocharles. Toro Rosso y Red Bull tienen su forma de hacer las cosas, a mí me ha ayudado a madurar como piloto, con esa prisión extra que ponen en los pilotos, esto me ha ayudado a ser lo que soy ahora”. ¿Algún momento concreto? Sainz intenta concentrarse en alguno. “Recuérdame tú uno…”. “En Austria te dieron todos para el pelo cuando malinterpretaron tus palabras de querer mejorar y dar el salto a otro equipo…”. Y entonces va todo de corrido.

“Estoy muy orgulloso, por ejemplo, de ese mismo fin de semana en Austria (cuando Marko, Horner y Tost salieron en tromba contra Sainz). Cuando pasó todo aquello creo que hice en aquellos entrenamientos una de las mejores vueltas de mi vida (en el Q1). Y en Singapur (terminó cuarto) cuando se anunciaba que iba a Renault. En los picos de presión del pasado año es donde mejor he rendido. Por ejemplo, en Mónaco, donde hice la mejor vuelta de clasificación y la mejor carrera… El Gran Premio de Austria, con lo que pasó a nivel mediático, llegar y hacer tu mejor clasificación. También había mucha presión a nivel mediático en Singapur. En Austin, la primera carrera con Renault, todo el mundo atento a lo que hacía en mi debut, si iba a estar cerca de Hulkenberg y me iban a dar para el pelo, y lo bien que salieron las cosas…Son situaciones de las que me encuentro particularmente orgulloso de haber sacado todo”.

"Hay que ser echao pa'lante"

Son situaciones que miden y curten. Tres años hasta lograr reafirmarse en la Fórmula 1 para que un fabricante te coloque en sus vallas publicitarias como piloto oficial. Pero si para un joven cualquiera ya resulta difícil entrar en un entorno profesional con gente madura y adulta, ¿cómo se desenvuelve un veinteañero frente a veteranos curtidos, gente de gran experiencia profesional y vital, inteligentes y, en ocasiones, despiadados? “Sí, en ese sentido llegas con 19 años y desde el principio tienes que liderar un equipo con gente de 40, 50, 60 años, de 30 para arriba. Gente con muchos años del equipo y les llega un pilotillo de 19, y les dices lo qué te gusta, lo que no, lo que te gustaría cambiar, lo que está mal o bien hecho… Y, en este sentido, es complicado, muy complicado, porque, o tienes mucha personalidad y eres “echado pa'lante” y te importa poco lo que piensen los demás, o es difícil presentarte delante de alguien mucho más mayor que tú que lleva muchos años. Pero bueno, eso es lo que me ha hecho madurar y me ha curtido. Cuando en 2015 me costaba decirlo, ahora me sale de forma más natural”.

Así, desde Renault admitían el pasado año que Sainz había traído algunas ideas nuevas y frescas que iban a considerar en la puesta a punto de su monoplaza ¿Qué les ha pedido ahora a los responsables del equipo francés? "No con tono exigente, pero he llegado y he dicho: “yo he trabajado de esta manera en Toro Rosso, me gustaba esto y lo otro, aquí veo que tenéis estos mapas, ¿Queréis probar esto otro por si va mejor?”. Pero también he llegado con mucho respeto, sabiendo que lo que tienen aquí es muy, muy bueno. Pero sí, he traído cosas e ideas que les han gustado”.

"Mi padre ha llegado a tres generaciones"

En Montmeló también estaba presente Carlos Sainz padre, fresca su victoria en el Dakar. En el paddock de Montmeló no podía dar un paso sin ser parado a cada instante para ‘selfies’ o autógrafos. ¿Qué piensa su hijo de ello? “Me llena de orgullo, porque su victoria del Dakar ha marcado una parte en su carrera deportiva. Quizás la gente por debajo de 30 años no sabía quién era Sainz padre. Les habían dicho que era un piloto de rallies que corre el Dakar, y que fue campeón del mundo, muy bueno, y tal… Ahora toda esta gente ya ha visto ganar a mi padre, lo que significa que ha habido hasta tres generaciones que le han visto ganar. Antes yo iba por la calle con él, y le paraban para hacer fotos toda la gente de cuarenta para arriba. Pero es que ahora, de repente, todos los chavales que me paran a mí también le paran a él, porque saben la importancia de lo que ha logrado. Toda esa gente que no le conocía tanto ahora le ha reconocido, ha logrado llegar a una generación más, que para mí es el gran mérito que tiene”.

Sainz hijo vivió con especial intensidad el desarrollo del Dakar. Al terminar el mismo, el padre se sacaba la espina: “Ahora a lo mejor me entiende a mí, cuando le preguntaba algo en la F1 y me despachaba con un par de palabras”, vino a reprochar en tono de broma. ¿Le dará más detalles después de cada sesión para calmar esa intensidad con la que ambos viven sus respectivas carreras? “Sí, se ha hecho famoso lo que dijo ahí…”, sonríe Sainz hijo, “ yo le intento dar explicaciones, pero también intento ir un poco a lo mío, porque a la vez tengo que ir creando mi propia forma de ver las cosas y mi propia personalidad. Pero os aseguro que siempre escucho sus consejos, siempre me lo anoto en mi libreta y en mi cabeza. Y normalmente, el 99,9% los acabo aplicando por mucho que me cueste”. Y Sainz hijo vuelve a sonreir.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios