estabilidad en los parámetros del motor

Renault da alas a McLaren: "Tenemos mucha confianza"

El fabricante francés Renault confía en mejorar sustancialmente la fiabilidad para la próxima temporada gracias a que llevarán a cabo cambios puntuales en su unidad de potencia

Foto: Renault espera para el 2018. (EFE)
Renault espera para el 2018. (EFE)

Si Honda sufrió una fiabilidad atroz en 2017, la de Renault se vio enmascarada por la del fabricante nipón. Tanto en Red Bull como en Toro Rosso (con gran polémicas en la parte final de la temporada), como en el equipo oficial. Sin embargo, el fabricante francés espera un panorama totalmente diferente para 2018. Por la razón fundamental de que se introducen muy pocos cambios en sus parámetros básicos de una temporada a otra. Con McLaren ahora a bordo, el salto cualitativo que se espera en los equipos de Carlos Sainz y Fernando Alonso, y con el alto nivel de exigencia de un candidato a la victoria como Red Bull, Renault afronta una responsabilidad extra la próxima temporada.

“Hay mucha más estabilidad en el sentido de que el motor es mucho más parecido al del pasado año a lo que fue en el año pasado año y el anterior”, explica Cyril Abiteboul, máximo responsable del fabricante francés. “Solamente vamos a cambiar las partes que harán diferencias en el rendimiento, mientras que el pasado año cambiábamos todo, la cámara de combustión y la parte híbrida”, añade.

Reducción de número de motores

Para mejorar una pésima fiabilidad, a pesar de haber logrado tres victorias con el equipo austríaco, en Renault también se ha llevado a cabo una revisión de sus sistemas para dar el visto bueno final a las nuevas evoluciones, “asegurándonos de que sea mucho más draconiano en cómo gestionamos los plazos de los proyectos y la confirmación y aprobación de una parte o pieza nueva”, explica Abiteboul en 'Autosport'. “Tengo mucha confianza en que lo que estamos haciendo; el dinamómetro es muy representativo y nos proporcionará un producto que estará mucho más maduro tan pronto comiencen los tests de pretemporada”, recalca. En varias ocasiones, el responsable de Renault ha explicado que un objetivo crucial y básico para su equipo es acumular el mayor kilometraje en pista en las sesiones de pretemporada de Montmeló.

Uno de los grandes desafíos es la reducción de cuatro a tres el número de propulsores disponibles para cada piloto en 2018, lo que obligará a un compromiso entre potencia y fiabilidad en la gestión de las unidades de potencia. En este sentido, los modos de motor para las sesiones del sábado fueron un factor decisivo para Mercedes. Aunque, en este sentido, el panorama también puede cambiar, según el propio Abiteboul.

Christian Horner reconocía este invierno sentirse más satisfecho con los datos aportados por las últimas pruebas de Renault en el Gran Premio de Abu Dabi. A ello se refería también Abiteboul. “El ritmo de Abu Dabi demostró que estamos mucho mejor asegurando el mejor compromiso entre fiabilidad y rendimiento; aún queda más por llegar en el próximo año. Sin embargo, sabemos que el reglamento hará más difícil contar con modos (de motor) para la clasificación. Habrá que tener en cuenta que solo habrá tres motores por temporada y los modos clasificatorios son fruto de la combinación de algunos temas, como la quema de aceite, que estará mucho más restringida, pero también por el hecho de que dañarás más el motor al usarlos. Espero que la mayoría de los fabricantes sean mucho más conservadores en cómo trabajan con el motor, pero también estamos viendo nuestra propia forma de extraer más rendimiento para un limitado número de vueltas”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios