Por qué es tan importante para la carrera de Carlos Sainz el nuevo Renault, el RS18
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
presentaciÓn del nuevo monoplaza fRANCÉS

Por qué es tan importante para la carrera de Carlos Sainz el nuevo Renault, el RS18

Con el RS18, Renault tendrá ahora como referencia a Red Bull y McLaren a igualdad de motorización, en el tercer año de su retorno oficial a la Fórmula 1

El nuevo RS18 de Renault y Carlos Sainz ya ha visto la luz. Pero antes de que el nuevo monoplaza muestre su competitividad cabe reconocer desde ya al fabricante francés un mérito y valor importantes: haber aceptado suministrar sus motores a McLaren para los próximos años. Porque con Red Bull y el equipo de Fernando Alonso como referencias, la escuadra oficial de Renault podría vivir situaciones embarazosas de no elevar considerablemente su nivel en 2018, el gran objetivo para esta temporada. Que sus dos clientes saquen los colores al equipo oficial es un riesgo que el equipo francés no ha dudado asumir. Algo que Mercedes y Ferrari rechazaron con sus rivales.

De momento, la de Renault fue una presentación para la galería y patrocinadores. Colores y decoración al margen, el monoplaza cambiará bastante durante la pretemporada. La dinámica de la presentación evidenciaba las intenciones del fabricante francés de mostrar pocas cartas... “Fútbol es fútbol”, “los partidos duran noventa minutos” y bla bla bla… era el equivalente futbolístico de las declaraciones de sus protagonistas que han acompañado la presentación.

Pero Cyril Abiteboul sí tocaba hueso al sintetizar el objetivo y la responsabilidad para 2018 del tercer equipo oficial en la F1. “Queremos mostrar nuestra progresión en todos los aspectos: unidad de potencia, chasis, operatividad y pilotos”. Con dos potentes equipos a igualdad de motor como referencia. Y para Carlos Sainz, una temporada tan importante o más como la de su primer año con Max Verstappen en Toro Rosso.

Seguir arañando con la cuchilla

Son situaciones y programas diferentes. Carlos Ghosn, presidente del Grupo Renault, puso como objetivo y condición para el retorno oficial a la Fórmula 1 luchar por el título en 2020. No se le escucha tanto presionar a su equipo como a Sergio Marchionne desde Ferrari, quien empezó a meter presión a la caldera cuando preparaba la salida a bolsa del Grupo Fiat Chyrsler. Y ha seguido desde entonces, vinculando el rendimiento del equipo italiano a la cotización y estrategia de producción de Ferrari. En Renault las exigencias son de otra índole y las urgencias, más atemperadas.

“El pasado año fue el segundo en nuestra reconstrucción, y un paso adelante en nuestros planes a largo plazo, y fue exitoso de alguna manera”, explica Cyril Abiteboul en la presentación del RS18. “2016 fue un año de reclutar, invertir, incorporar nuevos patrocinadores, nuevos talentos, y construir nuestra marca”, en referencia al equipo de derribo y desguazado que recuperó a Genii Capital. Para Abiteboul, "en 2017 se logró una progresión cuantificada hacia nuestro objetivo de plantar cara a los equipos de arriba”. Se trata de seguir arañando con la cuchilla.

Foto: Lewis Hamilton y Fernando Alonso, durante la temporada 2007. (Reuters)

"No será antes de 2019"

Renault afronta este tercer año a caballo entre el redimensionamiento estructural necesario para convertirse en un “top team” y la progresión de resultados en pista a corto plazo. En este sentido, Abiteboul fijaba los términos días atrás con las dos referencias más directas que pondrán en solfa el rendimiento de Renault. “Sabemos que tenemos un déficit substancial con Red Bull en términos de chasis, aerodinámica y plataforma mecánica. Tienen uno de los mejores, o el mejor chasis” ¿Y un McLaren que podría superarles en la clasificación respecto a 2017? “Es algo más desconocido para nosotros, porque tenían chasis y motor diferente, pilotos diferentes, es muy difícil comparar. Será una referencia interesante”. De momento, Abiteboul cree que “no será antes de 2019 cuando podamos estar en posición de igualarles, aunque me gustaría ver una muy pequeña diferencia entre nosotros durante el transcurso del año”.

Por el camino el fabricante francés tiene otro desafío incluso superior como suministrador de motores: mejorar la paupérrima fiabilidad del pasado año en una temporada donde se utilizará un motor cada siete carreras frente a los cuatro para todo 2017. En este sentido, Renault alberga expectativas muy optimistas para la nueva unidad de potencia que debería alcanzar su cenit al llegar al Gran Premio de España.

Y desde el punto de vista de chasis y aerodinámica, el salto cualitativo que el equipo francés dio con la evolución introducida a partir del Gran Premio de Gran Bretaña fortalecía su optimismo ante su capacidad técnica en este área, de la que el RS18 debería ser el exponente del salto cualitativo que está logrando el equipo francés de manera lenta pero sostenida, como confirmó su clasificación final la pasada temporada.

placeholder Carlos Sainz durante la temporada pasada. (EFE)
Carlos Sainz durante la temporada pasada. (EFE)

Sainz, en el punto de mira de Red Bull

Tras las cuatro carreras de aclimatación para Carlos Sainz en 2017, la próxima temporada supondrá otro nuevo examen en su carrera. Ahora, se tratará de seguir ascendiendo en el escalafón hacia un futuro estatus de potencial campeón. Al igual que el duelo con Verstappen marcó su desembarco en la Fórmula 1, en Renault afronta dos grandes desafíos: la referencia de un extraordinario piloto como es Nico Hulkenberg y, si se confirmara el salto cualitativo de Renault, su capacidad para desenvolverse en lo alto de la tabla con los pilotos de Red Bull y McLaren.

Porque ya no se tratará de entrar en los puntos como gran éxito en cada carrera. El nuevo RS18, es de esperar que acoplado a su estilo de pilotaje durante su proceso de desarrollo, debería ser la arma para ello. Enfrente debería tener a McLaren y Red Bull. Y en el equipo austríaco, Helmut Marko vigilándole, no sea que hiciera falta recuperarle si Daniel Ricciardo decidiera cambiar de aires. Por esto 2018 puede ser tan importante para Carlos Sainz.

Renault Sergio Marchionne Red Bull Helmut Marko Nico Hulkenberg Max Verstappen Daniel Ricciardo Toro Rosso Fernando Alonso Fórmula 1 McLaren Carlos Sainz Ferrari
El redactor recomienda