MERCEDES, CON UN MOTOR "PRACTICAMENTE NUEVO"

El morbo de 2018 entre McLaren y Red Bull y el sarcasmo de Toro Rosso con Honda

El árear de los motores presenta grandes alicientes en 2018 con la reducción de unidades, los cambios de Honda McLaren y Renault, y la pugna de Ferrari por superar a Mercedes

Foto: Fernando Alonso y Daniel Ricciardo durante la temporada pasada. (Imago)
Fernando Alonso y Daniel Ricciardo durante la temporada pasada. (Imago)

“¿Hicieron falta seis intentos para encender el motor (por primera vez)?”. “No, encendió a la primera”. “¿Reventó?”. “No, al contrario, todo salió como estaba planeado”. “¿Se incendió la fábrica cuando arrancó?”. “Nuestra fábrica está perfectamente, gracias por el interés”. “Buena suerte, la vais a necesitar”. “No será necesario, pero gracias”. Toro Rosso tiró de ironía y sentido del humor para anunciar el primer arranque del motor Honda en sus instalaciones, uno de los ritos de pretemporada para equipos y fabricantes en la Fórmula 1.

A la espera de las presentaciones de los nuevos monoplazas esta semana, el rendimiento de sus motores quizás sea el factor más esotérico, pero también con grandes alicientes por diferentes motivos en 2018. De un lado, la respuesta de cada fabricante a la reducción de solo tres unidades por piloto y campeonato. De otro, el morbo que suscita la nueva asociación de McLaren con Renault y la del equipo italiano con Honda. Además de las comparaciones entre el equipo británico y Red Bull y el duelo entre Ferrari y Mercedes.

La nueva posición de McLaren en cinco años

McLaren también ha escenificado estos días con gran teatro el primer encendido de Renault en Woking, la gran esperanza de Fernando Alonso. "Deberíamos ser el equipo que tenga la mayor diferencia en la posición de la parrilla desde el pasado a este año”, anticipaba Zak Brown, quien no se ha caracterizado precisamente por ‘vender la burra’ desde que llegó a McLaren. El americano debe tener razones para mostrarse optimista. “Pensamos que tenemos las herramientas que necesitamos para luchar por podios y es a por lo que vamos, ya sea el tercero, segundo o primer puesto, o una combinación de los tres”.

Ciertamente, McLaren afronta una situación totalmente nueva en cinco años. Por primera vez desde 2014 cuenta con un motor teóricamente digno en prestaciones, a diferencia de la experiencia con Honda. Aunque entonces utilizó el híbrido de Mercedes, rodaba muy lejos del equipo oficial e incluso fue superado por Williams con la misma unidad de potencia. Además su monoplaza de 2014 no había nacido aún bajo la dirección técnica de Peter Prodromou, llegado de Red Bull. En 2018, McLaren contará así con un paquete supuestamente más equilibrado en chasis y motorización. Este será el gran atractivo pero también la incógnita con McLaren.

Porque ¿será capaz de rivalizar el MCL33 con el monoplaza de Red Bull? Alonso y su equipo presumían en 2017 de contar con el mejor chasis de la parrilla. Otro tanto reivindicaban Helmut Marko y Christian Horner en la segunda parte de la temporada tras errar el tiro al inicio. Deberían medirse entonces las espadas gracias al factor igualador de Renault y con aliciente añadido de contar con cuatro pilotos de extraordinario nivel. Expectación y morbo a partes iguales.

Ferrari y Mercedes, y el mejor compromiso

“Contar con tres motores para cada piloto será un factor determinante para la próxima temporada, porque los modos de clasificación queman aceite (como aditivo en la combustión), algo que estará mucho más restringido, y también porque puedes dañar el motor”. Este invierno, Cyril Abiteboul esquematizaba los desafíos que afrontan los motoristas para 2018 con el nuevo reglamento. “Espero que casi todos sean mucho más conservadores en cómo gestionan el motor, aunque también buscamos la forma de extraer más rendimiento para un limitado número de vueltas”, en referencia al desafío de los sábados. O lo que es lo mismo, lograr la cuadratura del círculo.

En este sentido, otro apasionante duelo se plantea entre Mercedes y Ferrari a la espera del resultado del compromiso entre prestaciones y fiabilidad al que se refiere Abiteboul. Esta última será cuestión de nuevas soluciones técnicas en materia de combustión, reducción de la fricción, uso de nuevos materiales en áreas estratégicas de la unidad de potencia…Será una pugna cuyo resultados se comprobarán a medida que avance la temporada, con la posibilidad de posibles sustos iniciales como fue el caso de Ferrari en 2017.

Mercedes, y una unidad "prácticamente nueva"

Desde Italia llegan noticias de el equipo italiano prepara una nueva solución técnica para la fase de precombustión con el objetivo de recortar diferencias con Mercedes el sábado. La ventaja de la posición en pista que supone la pole ha resultado decisiva en muchas carreras. En este terreno el fabricante alemán ha superado a todos sus rivales en estos últimos años. El rendimiento puntual de los motores en el Q3 puede jugar un papel importante, pero también condicionar la fiabilidad, como apuntaba Abiteboul. Habrá que comprobar si alguien ha de sacrificar en aquel terreno para ganar en este último.

Pero entre los rivales existe preocupación ante la unidad de potencia “prácticamente nueva” del equipo alemán, como avisaba este invierno Andy Cowell, el responsable del área en Mercedes. “Tenemos ideas para mejorar la potencia, para reducir la fricción en todas las áreas del motor o las pérdidas de los sistemas eléctricos”. Según el británico, Mercedes incorpora en su nuevo concepto todas las lecciones recogidas en 2017 y cuya integración se ha demorado hasta esta temporada. “Una plétora de ganancias marginales de milisegundos”. Si se considera ventaja desde la aparición de la tecnología híbrida, Ferrari tendrá complicado superar a los alemanes en el terreno de la motorización.

¿Y Honda? ¿Seguirá su calvario o permitirá un salto cualitativo a Toro Rosso? Habrá que comprobar en 2018 si el fabricante nipón ha recogido las lecciones de estos tres años de pesadilla. E, igualmente, los frutos de la nueva simbiosis de ambas organizaciones a pesar de las diferencias culturales. “Será una asociación más igualitaria que con McLaren”, apuntaba el ya retiradoYusuke Hasegawa en referencia a las imposiciones de McLaren al liderar el proyecto ante la falta de experiencia nipona en Fórmula 1. De momento, James Key reconocía que la integración del nuevo motor ha exigido un rediseño importante del monoplaza italiano. Ojalá esta bromas de comienzos de año no se vuelvan en contra del equipo italiano... o de McLaren.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios