Es noticia
Menú
¿Quieres controlar tu apetito sin pasar hambre? El truco está en estos alimentos
  1. Alma, Corazón, Vida
DI ADIÓS A LOS ATRACONES

¿Quieres controlar tu apetito sin pasar hambre? El truco está en estos alimentos

Si comiéramos solo cuando el cuerpo lo necesita no engordaríamos. El problema es que muchas veces lo hacemos sin tener hambre. Descubre cómo controlar tus ganas de comer

Foto: ¿Quieres controlar tu apetito sin pasar hambre? El truco está en estos alimentos (iStock)
¿Quieres controlar tu apetito sin pasar hambre? El truco está en estos alimentos (iStock)

El hambre es una necesidad fisiológica que nos indica que nuestro cuerpo necesita reponer nutrientes. Se manifiesta con la sensación de vacío en el estómago, pero a veces no se corresponde con un hambre real. Es lo que se conoce como ataques de hambre o atracones. Y, aunque parezca imposible resistirse a ellos, la realidad es que sí se pueden controlar.

Solo es cuestión de buscar estrategias para controlar el apetito sin dejar de comer, sin pasar hambre. ¿Cómo? Pues eligiendo los alimentos correctos, los que, además de ser saludables, son saciantes. Aquellos que son proteicos, como la carne, el pescado, el marisco, las legumbres, los huevos, el yogur y algunos tipos de queso. Evita, eso sí, los ultraprocesados, que están hechos para enganchar y consumir sin parar hasta el final.

Alimentos que sacian el apetito

Por eso, vamos a ver una serie de alimentos con los que serás capaz de controlar el apetito, evitando los picoteos descontrolados entre horas y manteniendo tu peso a raya sin pasar hambre. El primero de ellos es un caldo de verduras o pollo caliente, ya que tiene mucha agua y muy pocas calorías. Como truco, tomarla con cuchara en vez de a sorbos, porque de este modo activas la saciedad al tardar más en terminarte el caldo.

Foto: Foto: Unsplash/@yirage.

El huevo duro con un poco de pimienta es perfecto para matar el hambre. El huevo es muy saciante y rico en proteínas, mientras que la pimienta, por su contenido en cromo, regula los niveles de azúcar en sangre y controla el apetito. También la patata cocida con un chorrito de vinagre de manzana es otro truco para estimular la saciedad. Eso sí, no te pases con las cantidades y elige dos de tamaño pequeño o una mediana.

Alimentos proteicos como la carne, el pescado, las legumbres, los huevos y el yogur son saciares

Gracias a su contenido en pectina, la manzana es uno de los alimentos más saciantes, a la vez que saludables (solo aporta 50 calorías). Truco: cómela a mordiscos, ya que te llenará más y, de paso, lograrás limpiar tu dentadura. El café también te ayuda a controlar el apetito, pero mejor si es descafeinado y le echas una cucharadita de aceite de coco prensado en frío. Ojo con las cantidades, no te alteres más de la cuenta.

Las hojas verdes, además de ser una maravillosa fuente de fibra y ácido fólico, nos llenan muy rápido. Por eso, añade cualquier tipo de lechuga, rúcula o canónigos a todas tus comidas, ya sea en las tostadas del desayuno o en las ensaladas que tomes a la hora de la comida o la cena. Te saciarán durante todo el día.

placeholder Añadir hojas verdes a las tostadas del desayuno es saludable y saciante (Unsplash/Lacey Williams)
Añadir hojas verdes a las tostadas del desayuno es saludable y saciante (Unsplash/Lacey Williams)

Si, por el contrario, ves que no es suficiente, prueba a añadir a tu ensalada 4 cucharadas soperas de legumbres cocidas, como los garbanzos o las lentejas. Añadirás fibra y proteína y acabarás antes con la sensación de hambre. Otra opción pasa por tomar cereales integrales (también galletas y fruta) que aportarán fibra y vitaminas, además de alimentar a las bacterias buenas de la microbiota.

Frutos secos y chocolate

Los frutos secos, como almendras, nueces, anacardos o avellanas son una de las soluciones más extendidas a la hora de controlar las ganas de comer. Con un puñado es más que suficiente. Eso sí, mejor si están sin tostar, no llevan aceite, sal o azúcares añadidos. Para no picar de más, lo mejor es cerrar la bolsa y quitarla de nuestra vista. Así evitarás tentaciones posteriores.

Foto: Foto: iStock.

El chocolate negro de calidad con un contenido de cacao del 85% o superior, aparte de aportar beneficios antioxidantes calma las ganas de comer. De hecho, hay estudios que demuestran que comer dos onzas de poco de chocolate negro reduce la ingesta posterior de calorías un 20%, ya que dejas de comer otros alimentos. Asimismo, la cuajada es un postre lácteo que aporta muchísimas proteínas y que, por lo tanto, es perfecta para incluir en nuestra dieta. Además, es una buena fuente de calcio.

En cualquier caso, si quieres saber cómo controlar el hambre, también puedes seguir ciertas pautas, como respetar los horarios de las cinco comidas al día y no dejar pasar más de tres horas ni menos de hora y media entre cada comida. Esconde los dulces o las patatas fritas para que no sientas la necesidad de picar entre horas y pon a la vista alimentos más saludables como la fruta.

Esconde los dulces o las patatas fritas para que no sientas la necesidad de picar entre horas

Otra recomendación pasa por beber agua, un zumo o una infusión antes de las comidas, ya que la ingesta de líquidos produce sensación de saciedad. Asimismo, calienta la comida, porque está demostrado que los platos con temperatura envían más señales de saciedad al cerebro. Recuerda mantener los niveles de azúcar en sangre estables, masticar despacio, comer en platos pequeños y evitar el estrés.

El hambre es una necesidad fisiológica que nos indica que nuestro cuerpo necesita reponer nutrientes. Se manifiesta con la sensación de vacío en el estómago, pero a veces no se corresponde con un hambre real. Es lo que se conoce como ataques de hambre o atracones. Y, aunque parezca imposible resistirse a ellos, la realidad es que sí se pueden controlar.

Alimentos Vida saludable Trucos adelgazar Adelgazar Adelgazamiento Dietas Salud Estilo de vida
El redactor recomienda