Por qué no deberías pasar hambre cuando te enfrentas a una dieta para adelgazar
  1. Alma, Corazón, Vida
CONSEJOS PARA PERDER PESO

Por qué no deberías pasar hambre cuando te enfrentas a una dieta para adelgazar

La drástica reducción de calorías puede traer consecuencias inesperadas para quienes tratan de perder peso muy rápido y sin seguir las recomendaciones de médicos y nutricionistas

Foto: Reducir la ingesta de calorías drásticamente puede traer consecuencias (iStock)
Reducir la ingesta de calorías drásticamente puede traer consecuencias (iStock)

En los últimos meses, las teorías sobre el déficit calórico han ganado mucho peso en el mundo de la nutrición. Resumiendo mucho, significa que la única forma de adelgazar es ingerir a diario menos calorías de las que quema el cuerpo. Y eso está provocando que muchas personas que se animan a perder peso estén pasando hambre con tal de eliminar kilos de más.

Sin embargo, los especialistas de Healthline encuentran que esa decisión de pasar hambre por consumir menos calorías puede provocar daños irreparables al organismo. Por eso diferencian claramente entre el ayuno intermitente, una técnica cada vez más de moda entre las personas que buscan adelgazar, y el hecho de dejar de comer para ingerir menos calorías.

Foto: Fuente: iStock

En el ayuno intermitente se comen alimentos durante 8 horas al día, por ejemplo de 10 de la mañana a 6 de la tarde, y se ayuna el resto. Por su parte, otras personas siguen dietas bajas en calorías, incluso con menos de 1.000 calorías diarias, lo que lleva a pasar hambre en muchas ocasiones… y a poder sufrir riesgos de salud que pueden ser muy peligrosos.

Riesgos de pasar hambre para el organismo

Un déficit calórico no es sinónimo de éxito en un proceso de adelgazamiento. Qué comemos es tan importante como las cantidades y no es lo mismo 1.000 calorías procedentes de un kebab con patatas fritas que 1.000 calorías consumidas en forma de carnes magas, pescados, alimentos integrales, proteínas, fibra, etc. Importa mucho qué y cómo comemos.

La mejor forma de adelgazar es comiendo alimentos saludables y haciendo deporte

Los expertos coinciden al señalar que aquellas personas que se apuntan a dietas muy restrictivas y que obligan a ingerir pocas calorías, terminan abandonando cualquier intento de adelgazar a largo plazo. Por eso, siempre son partidarios de perder peso de forma saludable, con una combinación de dieta equilibrada y ejercicio físico que permita bajar kilos poco a poco.

Uno de los efectos de pasar hambre y comer pocas calorías es que el metabolismo se ralentiza. La razón es que el cuerpo utiliza sus reservas de grasa como fuente de energía, lo que hace que el cuerpo responda reduciendo su tasa metabólica en reposo. Así, el organismo quema menos calorías para tratar de conservar la energía y eso es, precisamente, lo contrario a lo que se busca al adelgazar, que es quemar una gran cantidad de calorías.

placeholder Es importante controlar el número de calorías cuando se quiere perder peso
Es importante controlar el número de calorías cuando se quiere perder peso

Hay varios estudios que han confirmado esa teoría, por lo que pasar hambre no es una buena idea cuando se trata de perder peso. Pero, además, esa tasa metabólica más lenta también hace que nos cansemos más fácilmente, ya que el cuerpo reacciona para tratar de conservar energía. Por eso, en ese momento, libera grelina, la conocida como hormona del hambre, una forma de intentar que volvamos a comer.

Calorías y pérdida de peso

Otra de las consecuencias de pasar hambre es que el cuerpo funciona con menos eficacia. Ante la falta de energía, el organismo llega a un punto en el que prioriza algunas funciones esenciales, como pueden ser la respiración y la frecuencia cardíaca, y al mismo tiempo ralentiza otros procesos corporales que no son esenciales.

Foto: Fuente: iStock

Ingerir menos calorías de las necesarias tiene otras consecuencias que pueden llegar a ser peligrosas para el organismo. Por ejemplo, el sistema inmunológico se debilita, la piel puede envejecer antes de lo normal, los huesos pierden consistencia e, incluso, disminuye la posibilidad de que las mujeres se queden embarazadas al afectar al ciclo menstrual.

Por si todo esto fuera poco, el hambre también puede afectar a la salud mental. Las personas pueden convertir sus dietas en conductas alimentarias desordenadas por culpa de la restricción de alimentos. Querer comer solo determinados productos o tener una obsesión con la báscula puede provocar trastornos alimentarios como anorexia o bulimia.

Pasar hambre también afecta al crecimiento y la calidad del cabello

El mejor truco para adelgazar es aquel que nos permite comer sano, equilibrado y en cantidades adecuadas para que, con un poco de ejercicio físico, se pueda llegar a ese ansiado déficit calórico. Pero reducir drásticamente la ingesta de calorías solo provocará problemas entre quienes lo lleven a cabo y, a buen seguro, terminará sin lograr el objetivo deseado.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda