Salud: Perdió 22 kilos y después tomó una decisión inesperada. E inteligente
cambiar es posible

Perdió 22 kilos y después tomó una decisión inesperada. E inteligente

En enero de 2015 se propuso adelgazar, y tres años después puede presumir de haber conseguido su objetivo. Conoce su lucha y cómo encontró el equilibrio

Foto: Demetra. (Instagram)
Demetra. (Instagram)

Perder peso no siempre es un camino fácil. Puedes tener grandes bajones y convertirse en un viaje duro y sinuoso. De hecho, encontrar un estilo de vida saludable que funcione puede ser algo bastante difícil. Demetra Eftimiades (Demi) es un claro ejemplo de ello: ha tenido una serie de altibajos en su proceso de adelgazamiento hasta que ha conseguido el bienestar completo.

El viaje de Demi comenzó en diciembre de 2015 cuando pesaba 75 kilos. La joven aseguró a 'Popsugar' que después de una ruptura horrible se sentía deprimida y perdió el apetito. En poco más de tres meses acabó adelgazando unos 15 sin apenas esfuerzo. "La separación me afectó mucho. Estaba perdida y no sabía quién era ni en que punto me encontraba. Me entregué tanto para complacer a mi expareja que me olvidé de mí misma en el proceso. Durante ese periodo comencé a salir del pozo y vivir nuevamente. Volví el doble de fuerte", explicó.

Los extremos nunca son buenos

Después de bajar esos primeros kilos, la joven comentó que continuó perdiendo peso porque su alimentación no era la correcta y hacía muchísimo ejercicio cardiovascular. Su estilo de vida se volvió muy estricto e insalubre, contando cada pequeña cantidad de calorías que consumía. Tras el descontento con su imagen corporal hizo todo lo que tuvo a su alcance para recuperar su peso inicial.

"E n el verano de ese año, para empeorar aún más la situación, decidí competir en una exhibición de culturismo, un estilo de vida todavía más duro que el anterior. Hacía dieta seis días seguidos y luego me pegaba un atracón. Muchas veces llegaba el punto en que no podía moverme porque mi dolor de estómago era muy grande". confesó. Fue entonces cuando experimentó su segunda transformación y obtuvo su peso más bajo (45 kilos) tras entrenar durante 18 semanas para su primera competición en bikini .

This is my Transformation Tuesday. You may think I've backtracked but that couldn't be further from the truth. This is me - Unedited & Raw. This is a little strange and hard for me to post. I'm so used to posting pictures that are flattering, healthy, and positive. No one wants to show flaws or weakness, but I feel like this would be good to share for learning purposes. If I told you I weighted under 110lbs in the picture on the left would you believe me? What if I said I weight 131lbs currently on the right? Placing these two photos side by side makes me look much larger than I do but if I were to split the two pictures, I'd look healthy and normal. This is me NOW. I'm perfectly comfortable and happy with where I am right now. Looking back I can't believe that was me. I was in a completely different mindset. Come to think of it, my mindset was more along the lines of "absent" since I was doing 7 days of intense, grueling, long cardio sessions, lifting, and eating like a cockroach. I felt like those cockroach things from Men in black "AYEEE BOSS". Yeah, those guys lol. I couldn't walk down the street to my car without being exhausted. I don't know how I managed to workout like I did AND nanny simultaneously. I also lost muscle in the process (that was the worst part) due to carelessness and lack of knowledge. I am so glad I know what I know now. I do whatever I can to prevent things like this from happening by sharing my knowledge, online training, and IG posts. No one should have to go through this! Never again will @deezfinebrows weight 110lbs. NEVER AGAIN😡😡😡Not only that, but it's also nice to have a pair of boobs🍈🍈 #Selflove

Una publicación compartida de Demetra Eftimiades "Demi" (@deezfinebrows) el

Una vez que terminó de entrenar, después de adelgazar tanto, Demi se sentía "demacrada". Sabía que lo que estaba haciendo no era sano y no estaba contenta de haber perdido tanta masa muscular: "No me gustaba estar tan débil cuando hacía mis actividades diarias, por lo que en 2017 comencé a hacer dietas inversas y a usar pesas para desarrollar músculos y tener fuerza, lo que me dio el salto a mi tercera y última transformación".

Si tu lucha contra el peso pone en riesgo tu salud mental o física, pide ayuda a un profesional

"Cuando vi que mi peso comenzaba a subir de nuevo en la báscula, no te voy a mentir: fue algo muy difícil de asimilar. Toda mi vida había trabajado para reducir el número en la báscula y ahora, de repente, tenía que sentirme bien con un número cada vez mayor ". Demi sabía que engordar significaba que estaba ganando músculo, su objetivo final. Durante su última medición, vio que ese número había subido a 67 kilos. Ahora, ella mantiene su peso alrededor de 58, y está orgullosa de todo lo que ha conseguido y todo lo que puede levantar.

Ejercicio y alimentación intuitiva

Levantar pesas y trabajar con varios entrenadores durante los últimos dos años llevó a Demi a un cambio más saludable y equilibrado que implicaba comer de manera intuitiva y hacer ejercicios moderados. Dejó de contar calorías por completo y comenzó a comer cuando tenía hambre y hasta que se sentía satisfecha.

"Comer intuitivamente me ha salvado. Mi mente ya no tiene que estar preocupada continuamente por lo que tomo y lo que no. He aprendido que todavía puedo alcanzar mis metas y ser feliz sin tantas restricciones".

Un día típico en la alimentación de esta joven incluye el ayuno intermitente. Cuando se levanta solo toma un café con leche con un poco de stevia. Para comer, un plato abundante de verdura, arroz, proteína y fruta; a media tarde un té y una barra de proteína y para cenar, carne, pescado, verduras y algo de carbohidratos. Además, nunca se olvida del postre: yogur griego con fruta.

Contar las calorías que ingieres y controlar toda tu alimentación puede volverte loco

En cuanto a los entrenamientos, va al gimnasio tres o cuatro veces por semana y se centra en los ejercicios de fuerza y un poco de cardio. A lo largo de este viaje, está contenta de haber encontrado finalmente un balance saludable entre el ejercicio y la alimentación: "He amado mi cuerpo durante todas las etapas de la vida a lo largo de los años y he aprendido a no preocuparme por un simple número".

#HappyFriday My beautiful IG Fam!🍁🍂🎃✨The weather is finally beginning to turn and I'm loving every minute of it 😍The other morning I got up extra early to do some cardio just because I felt like it... I used to have the mentality that going to the gym was a chore. Thinking about the hassle of going to the gym and having absolutely no idea what I’m going to do while I’m there. I felt lost and awkward and overall intimidated by the gym atmosphere. Little did I know that practically half (or more) the people in there felt the same way. I don’t believe that everyone is simply born to love and enjoy exercising. It grows on you, becomes part of your life, and I guess you could put it that for some it is an “acquired taste”. For some it might be easy to mentally prepare yourself to exercises but actually showing up is a completely different animal. I can’t tell you how many times I used to wake up and think “okay, today is the day. I’m gonna get my ass kicked at the gym, sweat, then feel great afterwards” Then 6pm rolls around and you’ve gotten out of school or work and all you want to do is relax, having a nice dinner, and watch a Netflix movie or read before you go to bed. Besides, that donut that your boyfriend bought for you that’s sitting in the fridge ain’t gonna’ eat itself… right lol? I know It’s not an easy way of life. I’ve sat there in limbo for the majority of my life before I truly found what works for me. It has taken me years to create a habit change that has now transformed itself into a way of life (not a lifestyle because things go out of style;) ) Tips on how I’ve been able to keep happy and consistent with exercise in my life: Continued in comments below👇👇

Una publicación compartida de Demetra Eftimiades "Demi" (@deezfinebrows) el

"Aprende a apreciar tu propio cuerpo. No luches por parecerte a otra persona o tener su cuerpo, es una causa perdida, ¡porque tú, eres tú!. Asegúrate de decirte a ti mismo todos los días que estás bien tal y como eres. Está bien tener objetivos, pero asegúrate de que los estás logrando de una manera saludable. Encuentra a un experto que te ofrezca ayuda y soporte: no tienes que ir por tu cuenta. Si tu lucha contra el peso pone en riesgo tu salud mental o física, habla con alguien.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios