Trucos adelgazar: La gran dieta de los economistas: perdieron 50 kilos y cuentan cómo
en un nuevo libro

La gran 'dieta de los economistas': perdieron 50 kilos y cuentan cómo

Christopher Payne y ​Rob Barnett han decidido ponerse manos a la obra y romper con el sedentarismo y la mala dieta. Su proceso de pérdida de peso tiene un truco

Foto:

¿Cuántas horas pasas sentado o tumbado al día? ¿Diez? ¿Veinte? ¿Veintidós? Entre el trabajo de oficina, la ración de sofá y el dormir por la noche, solo te mueves para ir al baño, amigo, reconócelo. Es lo que se conoce como sedentarismo, una conducta que ya sigue casi el 60% de los españoles entre 18 y 65 años, quienes admiten no hacer nada de ejercicio. De estos, el 23% (7 millones de personas) afirma no hacer absolutamente ninguna actividad física, según datos de la última encuesta de Línea Directa.

Las cifras son impactantes, y forman parte de ellas los profesionales que pasan una decena de horas en la oficina al día, como, por ejemplo, los economistas. Dos de ellos, Christopher Payne y Rob Barnett, han decidido ponerse manos a la obra y romper con el sedentarismo y la mala dieta. Su proceso de pérdida de peso lo han plasmado en el libro 'The Economists' Diet: The Surprising Formula for Losing Weight and Keeping It Off' (en español, 'La dieta de los economistas: la fórmula sorprendente para perder peso y seguir haciéndolo').

La idea es subirse a la báscula por la mañana, reflexionar sobre lo que comiste el día anterior y ajustarlo según sea necesario

¿Cómo les dio por ello?, te preguntarás. "Cuando estás tratando de perder peso, básicamente actúas como un científico con tu propio cuerpo", revela Payne a 'Business Insider'.

Pesarse a diario

Ambos tenían sobrepeso antes de comenzar a cuidarse y a moverse. Payne perdió 20 kilos en 18 meses, y Barnett, 34, en el mismo periodo de tiempo. ¿Cuál fue su secreto? Uno muy sencillo: pesarse a diario.

La idea es subirse a la báscula por la mañana, para ver si el número ha subido o ha bajado, reflexionar sobre lo que comiste el día anterior y ajustarlo según sea necesario. Así hallarás el régimen perfecto para ti, a modo de ensayo-error, como hacen los científicos.

Christopher Payne y  ​Rob Barnett
Christopher Payne y ​Rob Barnett

En el libro, los autores citan investigaciones que vinculan este método con el adelgazamiento.

En un estudio publicado en 2015 en el Journal of Obesity, los investigadores rastrearon a 162 adultos con sobrepeso durante dos años y descubrieron que los participantes que se pesaban diariamente y recibían retroalimentación visual sobre sus trayectorias de peso perdían más peso que aquellos que no lo hacían con tanta frecuencia. El primer grupo también fue capaz de mantener el adelgazamiento, todo ello independientemente de cómo los participantes trataran de perder kilos. "Creemos que la báscula actúa como un mecanismo de sensibilización, y te hace consciente de los alimentos que debes tomar y le permite tomar decisiones consecuentes con su peso", aseguran los investigadores.

No está claro por qué el pesarse a diario parece ayudar a perder peso. De hecho, hay muchos expertos que lo desaconsejan

Curiosamente, los hombres del estudio perdieron significativamente más peso que las mujeres, aunque los investigadores no pudieron explicar por qué. Otro estudio, publicado en 2016 en el 'International Journal of Obesity', arrojó resultados similares en mujeres que se pesaban con frecuencia.

Ideas contrapuestas

No está claro por qué el pesarse a diario parece ayudar a perder peso. De hecho, hay muchos expertos que discrepan con la idea de pesarse a diario. Otros, directamente, lo desaconsejan.

Moran Cerf, profesor de negocios y neurociencia en la Universidad de Northwestern, mantiene que las personas deberían pesarse solo una vez a la semana. "Su peso puede fluctuar unos gramos todos los días, y pisar la báscula con tanta frecuencia puede causar confusión", afirma. "La persona puede obsesionarse con los números y comenzar a relacionar su autoestima con lo que está en la balanza", asegura la nutricionista.

La nutricionista Dori Steinberg no recomienda esta técnica de pesaje diario para la mayoría de los clientes. "Puede perderse en esos números y comenzar a identificar su autoestima con lo que está en la balanza", dijo a 'UsaToday'.

A pesar de que haya detractores, los autores del libro siguen defendiendo su método. Payne dijo que sólo estás registrando tu peso, no lo que comes ni los pasos que das. Barnett, por su parte, argumentó que si estás tratando de controlar tu peso, es lo único que debes vigilar.

"Uno debe familiarizarse con los números, con el número de su peso total. Realmente, hacerlo es algo que cambiará tu vida para siempre. Todos debemos agregarlo a nuestra rutina diaria", apostillan los autores.

¿Les hacemos caso? ¿Crees que pesarse a diario es contraproducente o que es positivo?

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios