EXISTE RELACIÓN ENTRE LA SALUD DE AMBOS

Para tener un cerebro sano, primero cuida tu corazón

Aquellos con mayor riesgo de tener una mala salud cardíaca tenían descensos más rápidos en la memoria y en la capacidad cognitiva

Foto: Corazón y cerebro están muy relacionados en materia de salud. Foto: Pixabay
Corazón y cerebro están muy relacionados en materia de salud. Foto: Pixabay

Si quieres mantener tu cerebro en buen estado a medida que envejeces, lo primero que has de hacer es mantener tu corazón sano. Así lo señala un estudio de cardiólogos estadounidenses que han descubierto que las personas con más riesgo de enfermedades cardíacas experimentan un mayor declive cognitivo.

El estudio hizo el seguimiento de más de 1.500 personas sin demencia con una edad media de 79,5 años durante 21 años y encontró que aquellos con mayor riesgo de tener una mala salud cardíaca tenían descensos más rápidos en la memoria y en la capacidad de comparar letras, números, objetos, imágenes o patrones. Algunas de esas personas también se sometieron a escáneres cerebrales, que encontraron que el centro de memoria del cerebro, el hipocampo, se encogía y que el aumento de las manchas blancas en el cerebro, que se asocian con el declive de la funcionalidad del órgano.

"Hay muchos factores de riesgo cardiovascular específicos, y cada uno puede, ya sea individualmente o en combinación, empujar el botón de avance rápido hacia el declive cognitivo", señala a CNN Richard Isaacson, director de la Clínica de Prevención del Alzheimer del Centro Médico Weill Cornell y del Hospital presbiteriano de Nueva York (ambos en Estados Unidos), que no participó en el estudio.

Todo está relacionado

"La presión arterial alta y la diabetes pueden acelerar el encogimiento del cerebro. El colesterol alto puede aumentar la proteína mala que se acumula en el cerebro de las personas con Alzheimer. La disminución del flujo sanguíneo puede causar 'manchas blancas' en los escáneres cerebrales que pueden conducir a una disminución de la velocidad de procesamiento", enumera Isaacson.

"Hay muchos factores de riesgo cardiovascular específicos, y cada uno puede empujar el botón de avance rápido hacia el declive cognitivo"

Así, cuidar nuestro corazón se convierte en un aliado clave para tener un cerebro saludable a medida que envejecemos. ¿Cómo hacerlo? Isaacson tiene un par de recetas que podemos seguir para mejorar nuestra salud cardiaca antes de que sea demasiado tarde. "Hacer cambios activos en nuestro estilo de vida y ver a un médico que pueda ayudarnos a controlar los factores de riesgo modificables, como la presión arterial alta, el colesterol, el azúcar en la sangre y el consumo de tabaco", explica. "Es nuestra mejor apuesta para mantener una función cerebral óptima".

Y nos jugamos mucho. Tomar medidas para proteger el cerebro es fundamental, dicen los expertos. Las tasas de Alzheimer y demencia en todo el mundo se están disparando. La Organización Mundial de la Salud señala que unos 50 millones de personas en el mundo tienen demencia, y que la gran mayoría de ellos sufren de Alzheimer. Con casi diez millones de nuevos casos en todo el mundo cada año, los autores del estudio dicen que los médicos necesitan tener más herramientas, como el riesgo cardiovascular, para ayudarles a controlar y prevenir el declive cognitivo.

Cómo mejorar la salud de tu corazón

  • Ejercicio: Da igual a qué edad. Un estudio reciente revela que no es necesario ser joven y estar en buena forma para aprovecharse de los beneficios del ejercicio. Sólo se necesitaron seis meses de ejercicio aeróbico, cuatro días a la semana, para mejorar las habilidades verbales y de pensamiento en un grupo de edad avanzada.
  • Alimentación: Evita las grasas trans y otras grasas no saludables, ya que son las responsables de que el riesgo de sufrir Alzheimer se eleven hasta un 75%.
  • Cuida tus dientes: Las personas con enfermedades en las encías suelen tener mayor riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Duerme mejor: La falta de sueño se ha relacionado con factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, la resistencia a la insulina y la diabetes.
  • Deja de fumar y evita el humo. Fumar o ser fumador pasivo aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca o un ataque cerebral.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios