Es noticia
Menú
Cómo hacer de Rusia un 'activo tóxico': todas las sanciones de Occidente a Moscú por invadir Ucrania
  1. Mundo
Efectos en la economía rusa

Cómo hacer de Rusia un 'activo tóxico': todas las sanciones de Occidente a Moscú por invadir Ucrania

Medidas financieras, políticas, cierres del espacio aéreo o prohibiciones de emisión... Occidente está intentando tocar todas las teclas posibles

Foto: Tasas de cambio en San Petersburgo. (EFE/Anatoly Maltsev)
Tasas de cambio en San Petersburgo. (EFE/Anatoly Maltsev)

Un vuelo de Aeroflot Belgrado-Moscú solía durar unas dos horas y media. Este lunes, el vuelo tomó casi seis horas. Comprensible, teniendo en cuenta que tuvo que dar un rodeo por Kazajistán después de que Hungría, Eslovaquia, Polonia, Rumanía y Bulgaria hayan cerrado su espacio aéreo a aeronaves rusas, bloqueando las rutas habituales. El cerrojazo del cielo europeo es tal que el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov tuvo que cancelar el viaje a una conferencias de Naciones Unidas en Ginebra debido a una “prohibición sin precedentes a su vuelo", según el comunicado de la misión diplomática rusa ante la ONU.

Mientras, en tierra firme, los rusos han protagonizado estos días largas colas frente a los cajeros automáticos para sacar sus ahorros ante el desplome del rublo, temerosos de que se decrete un 'corralito' bancario, se interrumpan los pagos o quiebren los bancos. Los efectos de la batería de sanciones contra Moscú, que pretenden aislar al país y su economía del mundo como retaliación por su invasión a Ucrania, comienzan a materializarse. Docenas de multinacionales occidentales, desde petroleras internacionales como BP y Shell, empresas de pagos como Visa y Mastercard a automotrices como Daimler o Volvo, ya han anunciado que cortan lazos con el gigante euroasiático confirmando que están surtiendo efecto. Rusia empieza a ser un 'activo tóxico'.

El acoso y derribo a la economía rusa empieza a impactar en la población

El conjunto completo de todas las sanciones es "revolucionario" e "histórico" por su rapidez, coordinación y novedad, explica Julia Friedlander, analista del Atlantic Council, a El Confidencial. Hasta la fecha, 781 individuos, 140 compañías, 41 instituciones rusas o relacionadas con Rusia han sido sancionadas. Un récord histórico que diplica la última campaña de sanciones de 2021 y multiplica por 18 las de marzo de 2014, cuando Rusia se anexionó ilegalmente Crimea. Pero el Kremlin sigue enrocado y desafiante, asegurando que las sanciones no lograrán torcer el brazo de Rusia en Ucrania: "Cuenta [Occidente] con forzarnos a cambiar nuestra posición. Algo así está fuera de toda discusión".

Aislar Rusia... literalmente

  • Cierres de espacio aéreo
  • Prohibición de exportaciones de aeronaves y componentes
  • Limitaciones a la exportación de productos de alta tecnología

Todos los países europeos, con la excepción de Suiza y los Balcanes Occidentales (Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Serbia y Macedonia del Norte), han prohibido a las aeronaves rusas “aterrizar, despegar y sobrevolar” territorio europeo. “Estamos cerrando el espacio aéreo para cualquier avión de propiedad rusa, registrado en Rusia o controlado por Rusia”, declaró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Reino Unido y Canadá han tomado una medida similar, mientras que Estados Unidos ha anunciado que está estudiando si aplicar el cierre también a sus cielos. Algunas de las principales aerolíneas europeas, incluidas Lufthansa, KLM o la polaca LOT, han ido cancelando además sus rutas a Rusia.

Pero la clave del aislamiento aéreo del país está en Irlanda. Nueve de las 10 mayores empresas de arrendamiento financiero de aviones (‘leasing’) tienen como sede este país europeo (y la décima es danesa). Para limitar costes, muchas aerolíneas alquilan gran parte de su flota a estas empresas, en lugar de comprar los aviones. En concordancia con los paquetes de sanciones, que incluyen también la prohibición del suministro de aeronaves y componentes relacionados a Rusia, las compañías de 'leasing' irlandesas han afirmado que cancelarán sus contratos con las aerolíneas rusas y pedirán el regreso de todas sus aeronaves en los próximos días. Rusia podría perder gran parte de su flota comercial moderna.

La respuesta rusa ha sido acorde. El lunes, ordenó el cierre de su espacio aéreo a aerolíneas de 36 países, incluyendo los 27 Estados miembros de la Unión Europea. La aerolínea finlandesa Finn Air ya ha advertido de que con el bloqueo del espacio aéreo sobre Rusia, el país más grande del mundo y cuyo paso es prácticamente obligatorio para llegar desde el norte de Europa a la mayoría de destinos asiáticos, será incapaz de mantener sus destinos. “Normalmente, eso sería un golpe comercial significativo para esas aerolíneas de Europa Occidental. Pero en este momento es mucho menor simplemente porque, desde la pandemia, gran parte de Asia permanece cerrada, especialmente China, que está completamente cerrada debido al tráfico aéreo comercial de pasajeros”, apunta John Strickland, consultor de aviación de Al Jazeera.

Foto: Vladímir Putin junto a Xi Jinping en una reunión presencial antes de la pandemia. (EFE/Alexei Druzhinin)

Además del aislamiento físico, la UE ha sumado a la prohibición de exportaciones de aeronaves y piezas de aviación a Rusia la de exportación de productos de alta tecnología, incluidos semiconductores, ordenadores, telecomunicaciones y equipos y sensores de seguridad de la información. Washington ha aplicado también un bloqueo similar, prohibiendo vender tecnología estadounidense a Rusia para tratar de golpear —aunque no sea con efecto inmediato— su sector militar y aeroespacial.

El botón Swift, no tan nuclear

  • Exclusión de siete bancos del sistema Swift de pagos internacional, dos bancos clave siguen
  • Congelación de las reservas internacionales del Banco Central de Rusia y prohibición de transacciones
  • Prohibición al 80% del sector bancario ruso de realizar transacciones a través del sistema de EEUU
  • Suspensión de la certificación del Nord Stream 2 (Alemania)

Las autoridades ucranianas han hecho campaña incansable para excluir a Rusia del sistema de pagos internacional Swift, medida considerada el 'botón nuclear' de las finanzas. Finalmente, los socios más reticentes —y dependientes de los pagos— de la UE cedieron. La idea, según Bruselas, es impedirles "operar internacionalmente y de manera efectiva bloquear las exportaciones e importaciones rusas", ya que no podrán hacer pagos internacionales por este método. Este martes se anunció la lista definitiva de los bancos rusos excluidos del Swift, que no incluye a la mayor entidad crediticia rusa Sberbank ni los pagos de Gazprom, la gasística estatal rusa.

Foto: EC.

"[La decisión de sacar algunos bancos rusos del] Swift fue un empuje político a los ucranianos, ya que se había convertido en un fuerte símbolo político de su petición por sanciones a la economía rusa", apunta Friedlander. Ucrania es consciente y sigue insistiendo para que la exclusión afecte a todos los bancos, incluyendo los que permiten a Rusia cobrar el gas a los europeos.

Como señalan los expertos, el bloqueo conjunto de la UE, EEUU, Reino Unido y Canadá de las reservas internacionales del Banco Central Ruso es el verdadero golpe económico a Rusia, ya que el Kremlin contaba con los casi 640.000 millones de euros en reservas —acumuladas hasta un máximo histórico del 38% del PIB ruso desde la anexión ilegal de Crimea en 2014— como una suerte de 'colchón' para esquivar los peores efectos de otras sanciones económicas.

"Las sanciones Swift han aumentado la presión a corto plazo y enviado una gran señal política, pero las sanciones del G-7 contra el Banco Central ruso, no las sanciones Swift, son el verdadero golpe, y están empezando a mostrar sus efectos: el Banco Central de Rusia podría tener dificultades para combatir la inflación masiva y el pánico, incluso después de duplicar [el lunes] las tasas de interés y los controles de capital", consideró Jonathan Hackenbroich, investigador del European Council for Foreign Relations (ECFR), en un reciente análisis publicado por el 'think tank'.

Foto: El presidente ruso, Vladimir Putin. (EFE/EPA ALEKSEY NIKOLSKYI)

La UE ha prohibido todas las transacciones con el banco central. Estados Unidos ha tomado una decisión similar y agregó las del Ministerio de Finanzas ruso y el Fondo Soberano de Inversión, prohibiéndole de facto al estado ruso recaudar deuda soberana, y las acciones de entidades estatales rusas ya no pueden cotizar en las bolsas de valores de la UE.

Antes de dar el paso de sancionar al Banco Central Ruso, otros bancos rusos ya habían sido objeto de sanciones previas a la escalada. EEUU ha impuesto restricciones a las 10 principales instituciones financieras de Rusia (alrededor del 80% del sector bancario del país) para realizar transacciones a través del sistema estadounidense. Muchos de los activos de estos bancos han sido congelados.

Los efectos de algunas de estas sanciones son inmediatos. El rublo cayó a mínimos el lunes, mientras que el Banco de Rusia disparó los tipos de interés al 20% para evitar un mayor desplome de la divisa. El problema es que Rusia ya no puede acceder a sus reservas en moneda extranjera para amortiguar esa caída, por lo que forzó a los exportadores de crudo y gas, que suponen una de las grandes fuentes de financiación del Kremlin, a vender el 80% de sus ingresos en moneda extranjera para poder defender las posiciones de su moneda.

"[El aislamiento tan radical de una economía] había pasado solo comparablemente con Irán, e Irán no estaba integrado en el sistema financiero global como lo está Rusia. Rusia es un país del G-20. Tiene un rol importantísimo en los mercados de materias primas globales. Así que estamos jugando con fuego", añade Friedlander. Al rol vital de Rusia en el mercado de materias primas se añade, por supuesto, la energía. Aunque la UE haya intentado dejar fuera de las sanciones a los pagos del gas ruso, el Kremlin podría intentar cerrar el grifo del flujo como amenaza.

"Europa se prepara para una guerra económica a largo plazo: la decisión de Alemania de optar por las sanciones del Banco Central significa que ahora está teniendo en cuenta un posible corte de energía ruso, un paso importante desde Berlín", opina al respecto Hackenbroich. Una de las primeras 'sanciones' de Alemania fue, precisamente, la de suspender indefinidamente la certificación del gasoducto Nord Stream 2.

Foto: El canciller alemán, Olaf Scholz. (Rainer Keuenhof/EFE)

"Occidente aún podría aumentar aún más la presión: un embargo sobre el gas y el petróleo sería otro gran golpe, pero ambos lados del Atlántico (no solo Europa) dudan con razón en cuanto a las consecuencias. Además, se podrían endurecer y ampliar las sanciones financieras a más bancos y oligarcas", concluye Hackenbroich.

Diamantes en Amberes, yates en España

  • Congelación de activos de una larga lista de personalidades rusas, incluido Vladímir Putin y Sergéi Lavrov.
  • Limitación 'visas doradas'.
  • Embargo de bienes de lujo de los sancionados.
  • Sanciones privadas: la UEFA, la FIFA, Fórmula 1, Eurovisión

Sobre los oligarcas fue memorable el comentario en redes sociales del alto representante de la Unión Europea, Josep Borrell, el 22 de febrero, antes de que Rusia iniciara finalmente la invasión militar de Ucrania. Anunciaba el entonces paquete de sanciones: “No más compras en Milán, no más fiestas en Saint Tropez [Francia], no más diamantes en Amberes [Países Bajos]”. Acabó borrándolo. En aquel entonces, la mayoría de las sanciones eran contra personas concretas y sus activos en bancos europeos, la primera cuerda que se tira en casi toda campaña de sanciones, en un intento de dirigir el daño y limitar los efectos sobre la población civil. Esta medida es, precisamente, la única que de momento ha tomado Suiza, en un cambio radical de su tradicional política de neutralidad absoluta.

Los ciudadanos rusos acuden en masa a los bancos para retirar su dinero

En este caso, las listas empiezan a ser ya muy largas: oligarcas cercanos al Kremlin, políticos, empresarios… Hasta que este domingo la Unión Europea incluyó una congelación de activos del propio Vladímir Putin y su ministro de Exteriores, Sergéi Lavrov. “Estas sanciones [a Putin y Lavrov] son bastante simbólicas. Pero han sorprendido mucho porque EEUU va por detrás de sus aliados europeos en esto, lo cual es también muy simbólico para mí”, dice Rachel Ziemba, del Center for a New American Security.

Estas sanciones son bastante simbólicas. Pero sorprenden porque EEUU va por detrás de sus aliados europeos, lo cual es también simbólico

Aunque Putin sea “indiferente” a este tipo de sanciones, ya que “Putin no tiene activos”, según el portavoz de la presidencia rusa, Dmitry Peskov (la oposición rusa sostiene que Putin posee una fortuna canalizada a través de cuentas de aliados cercanos al Kremlin), la esperanza es que el círculo de oligarcas que lo rodean sí vea peligrar sus fortunas, generando descontento en el círculo de sostén económico de Putin.

Por eso, las sanciones van más allá. La Unión Europea ha asegurado que limitará los ‘pasaportes dorados’ que permiten a los rusos ricos obtener la ciudadanía en un país europeo a cambio de inversiones (y, por tanto, una puerta trasera para acceder a los sistemas financieros europeos). Francia ha asegurado que ampliará la caza hacia los bienes de lujo propiedad de rusos incluidos en las sanciones, como activos financieros, bienes raíces, yates y vehículos de lujo. Reino Unido ha impuesto un límite de 50.000 libras esterlinas a las cuentas bancarias de ciudadanos rusos en el Reino Unido, y la UE un límite de 100.000 euros en los bancos de la UE.

Foto: Roman Abramovich. (EFE/EPA/Andy Rain)

Ante el ímpetu de la Unión Europea, Reino Unido, Canadá, Japón, EEUU o Australia, no distanciarse de Rusia se ha convertido en un peaje difícil de superar para muchas empresas privadas. Solo por poner unos ejemplos, la UEFA y la FIFA han suspendido a los clubes rusos y la selección nacional, la Fórmula 1 ha cancelado eventos en Rusia e incluso Eurovisión ha expulsado a Rusia.

No más propaganda today

Quizá la sanción más polémica ha sido la decisión de la Unión Europea de suspender la emisión de los canales estatales RT (antigua Russia Today) y Sputnik, como vehículos de propaganda y operaciones de inteligencia del Kremlin por su estrategia desestabilizadora en varios países europeos. “Cortamos el cuello de la serpiente", dijo Borrell. La medida ha sido polémica por considerar que puede ir en contra de la libertad de medios y de expresión europea, además del limitado impacto de ambas cadenas en su retransmisión (el impacto es mucho mayor en sus redes sociales y webs), así como alimentar su narrativa de que son víctimas de la censura, o cómo esta prohibición podría afectar a medios y periodistas occidentales en Rusia.

Un vuelo de Aeroflot Belgrado-Moscú solía durar unas dos horas y media. Este lunes, el vuelo tomó casi seis horas. Comprensible, teniendo en cuenta que tuvo que dar un rodeo por Kazajistán después de que Hungría, Eslovaquia, Polonia, Rumanía y Bulgaria hayan cerrado su espacio aéreo a aeronaves rusas, bloqueando las rutas habituales. El cerrojazo del cielo europeo es tal que el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov tuvo que cancelar el viaje a una conferencias de Naciones Unidas en Ginebra debido a una “prohibición sin precedentes a su vuelo", según el comunicado de la misión diplomática rusa ante la ONU.

Ucrania Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda