Es noticia
Menú
La UE y EEUU sancionan a Putin y Lavrov por la invasión de Ucrania congelando sus activos
  1. Mundo
Nueva batería de medidas

La UE y EEUU sancionan a Putin y Lavrov por la invasión de Ucrania congelando sus activos

Los ministros de Asuntos Exteriores comunitarios han ultimado el segundo paquete de sanciones que, finalmente, incluirá la congelación de activos del presidente ruso Vladimir Putin en territorio europeo

Foto: Vladimir Putin (d) y Sergei Lavrov. (Reuters/Archivo/Hannibal Hanschke)
Vladimir Putin (d) y Sergei Lavrov. (Reuters/Archivo/Hannibal Hanschke)

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han celebrado este viernes un encuentro extraordinario para terminar de cerrar el segundo paquete de sanciones contra Moscú por la invasión rusa de Ucrania. La nueva batería de medidas, que ha sido criticada por Volodímir Zelenski, presidente ucraniano, por su falta de ambición, incluye finalmente una congelación de los activos de Vladimir Putin, presidente ruso, así como de su ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, uno de los jefes de la diplomacia más experimentados del continente y una pieza fundamental para la acción exterior del líder ruso.

Horas más tarde, también EEUU se ha decantado por una batería similar de medidas. "Estados Unidos se unirá (a la Unión Europea) para sancionar a Putin, al ministro de Exteriores Lavrov, y al resto del equipo de seguridad de Rusia", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria, informó EFE. Según precisa Associated Press, la Casa Blanca incluiría también el bloqueo de los bienes de estos dirigentes.

La primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, ha explicado que hubo unanimidad entre los líderes europeos a favor de dar este nuevo paso durante la reunión de emergencia que celebraron en la madrugada de este jueves al viernes, aunque no se comunicó al final del encuentro. A diferencia de lo que ocurre normalmente, ni Putin ni Lavrov, incluidos en la lista de sancionados de este segundo paquete, tendrán una prohibición de viajes al territorio europeo con el objetivo de que la vía diplomática siga abierta, y dejando así la puerta abierta a conversaciones directas con el líder ruso. Sin embargo, varios líderes evitaron que se alcanzara la unanimidad necesaria para desconectar a Rusia de SWIFT, un sistema internacional de comunicaciones financieras. España ha apoyado desconectar a Moscú de esta red.

Fuentes comunitarias han explicado este viernes que dar ese paso es enormemente complejo. Señalan que todavía no está descartado, pero alertan de que los efectos son graves. "Quizás queremos eso [sacar a Rusia de SWIFT], pero tenemos que pensarlo, porque tenemos algunas interdependencias", ha explicado la fuente. Hacerlo significaría cortar todo comercio con Rusia y, desde ese momento, teniendo que proceder a la comunicación de pagos de una manera tradicional, la relación comercial se haría prácticamente imposible. Este es el sistema que los Estados miembros utilizan para los pagos a Rusia por el gas, que es la principal carta con la que cuenta Putin en este pulso con la Unión Europea.

Esa es la línea que también ha defendido Annalena Baerbock, ministra de Asuntos Exteriores alemana. Fue su canciller Olaf Scholz uno de los que presentó mayor oposición este jueves por la noche a la inclusión de esta medida en el paquete de sanciones, pero es Baerbock la que está dedicando más capital político a defender esa decisión, asegurando que ahora mismo se busca atacar a Putin, sus intereses militares y sus aliados más cercanos, mientras que una medida así tendría un impacto muy grande sobre la población general.

Foto: Protesta contra la invasión de Rusia a Ucrania en Turquía. (Getty Images/ Burak Kara) Opinión

Sin embargo, hay división dentro de la Unión Europea sobre el nivel de intensidad que se le debería estar aplicando ya a las sanciones económicas. El propio Zelenski escribía este viernes por la mañana que "todavía no se han agotado todas las posibilidades de sanción. La presión sobre Rusia debe aumentar", algo que le ha comentado directamente a la presidenta de la Comisión Europea.

Sobre la cuestión de SWIFT, Joe Biden, presidente americano, no dudó a la hora de señalar a la Unión Europea. "Siempre es una opción. Pero, en este momento, esa no es la posición que el resto de Europa desea tomar", explicaba el líder americano. Fuentes comunitarias se defienden este viernes: la Unión tiene mucho más comercio e interdependencia con Rusia que el Reino Unido, Estados Unidos o Canadá. Explican que, de suspenderse el uso de SWIFT en Rusia, los pagos se convertirían prácticamente en imposibles.

Foto: Una fábrica metalúrgica en la región de Murmansk, en Rusia. (Reuters/Evgenia Novozhenina)

Por su parte, Dmytro Kuleba, ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, ha endurecido el mensaje en las últimas horas. "A algunos líderes europeos que todavía dudan: cada año en actos conmemorativos se dice 'Nunca más'. El momento de demostrarlo es ahora", ha escrito. "Rusia está librando una terrible guerra de agresión en Europa. Aquí está la prueba de 'nunca más': expulsad a Rusia de SWIFT y echadles de todas partes", ha escrito.

Medidas en distintos campos

Los Veintisiete también han anunciado que sus sanciones afectarán al 70% del sector bancario y que el objetivo es ir desgastando a medio plazo la economía rusa. En Bruselas y Washington se rechaza la mirada a corto plazo, explicando que estas sanciones necesitan tiempo para hacer daño a Moscú. Con el paso de las semanas, con un efecto de acumulación, en la capital comunitaria esperan que el Kremlin empiece a notar los efectos.

Foto: Protestas en Alemania contra las operaciones militares de Rusia. (EFE/EPA/ Constantin Zinn)

Pero la Unión Europea, defienden desde Bruselas, no tiene muchas otras opciones. Estas son sus herramientas, y lo que puede hacer es plantear un pulso a largo plazo con el objetivo de doblegar a Rusia por puro desgaste.

Por otro lado, en la madrugada de este viernes, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, explicó otros detalles sobre el paquete, como, por ejemplo, la paralización de la exportación de piezas que Rusia necesita para el refinado de petróleo, algo que genera beneficios para Moscú de unos 24.000 millones de euros. También señaló que se incluiría al sector aeronáutico, muy dependiente de Europa.

Se trata del segundo paquete de sanciones, el primero fue el destinado fundamentalmente a sancionar a los 351 miembros de la Duma que votaron a favor del reconocimiento de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, además de contra la cúpula del Ejército ruso, dos vice primeros ministros, varios ministros y el jefe de Gabinete de Putin, además de contra algunas piezas clave de la propaganda del Kremlin.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han celebrado este viernes un encuentro extraordinario para terminar de cerrar el segundo paquete de sanciones contra Moscú por la invasión rusa de Ucrania. La nueva batería de medidas, que ha sido criticada por Volodímir Zelenski, presidente ucraniano, por su falta de ambición, incluye finalmente una congelación de los activos de Vladimir Putin, presidente ruso, así como de su ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, uno de los jefes de la diplomacia más experimentados del continente y una pieza fundamental para la acción exterior del líder ruso.

Conflicto de Ucrania Vladimir Putin Unión Europea
El redactor recomienda