Es noticia
Menú
El rublo se hunde (-14%), la Bolsa de Moscú cierra y el Banco de Rusia sube tipos al 20%
  1. Economía
LAS SANCIONES GOLPEAN LA ECONOMÍA

El rublo se hunde (-14%), la Bolsa de Moscú cierra y el Banco de Rusia sube tipos al 20%

De momento, hay tres movimientos claros: una notable caída de los futuros de las bolsas, una fuerte subida del petróleo y la búsqueda de valores refugio como la deuda y el dólar

Foto: Vladimir Putin. (EFE/EPA/Alexei Druzhinin)
Vladimir Putin. (EFE/EPA/Alexei Druzhinin)

Los mercados han abierto este lunes con una difícil tarea: valorar el impacto de las sanciones económicas anunciadas por EEUU, la UE, Reino Unido, Japón y Canadá encaminadas a convertir a Rusia en un Estado paria de las finanzas internacionales, como represalia por la invasión de Ucrania.

De momento, hay tres movimientos significativos y uno devastador: una notable caída de los futuros de las bolsas, una fuerte subida del petróleo, la búsqueda de valores refugio —como la deuda soberana y el dólar estadounidense— y, en una reacción histórica en el mercado de divisas, la estampida del rublo, que a las 18:00 de la tarde se desploma un 14%, hasta 94,60 unidades por dólar. En el peor momento de la sesión, ha perdido un 28%, hasta rozar las 118 unidades por dólar.

El Banco de Rusia ha reaccionado subiendo los tipos de interés del 9,5% al 20%, para hacer más atractivos los depósitos en rublos. Además, el Ministerio de Finanzas ruso obligó a los exportadores de crudo y gas, que suponen una de las grandes fuentes de financiación del Kremlin, a vender el 80% de sus ingresos en moneda extranjera, como medida para apuntalar el rublo. Otra de las medidas que puso en marcha fue prohibir a los corredores la venta de acciones en la Bolsa de Moscú por parte de extranjeros y así proteger los activos del país, aunque se desconoce a qué acciones se aplica dicha prohibición.

Sin embargo, la gobernadora del banco central ruso, Elvira Nabiúlina, ha reconocido que este lunes no han podido intervenir en el mercado de divisas para frenar el desplome del rublo. El jueves pasado, en cambio, inyectaron más de un billón de rublos en el mercado, el equivalente entonces a unos 13.000 millones de dólares.

"El aumento de los tipos de interés permitirá garantizar el incremento de los intereses de los depósitos a los niveles necesarios para compensar los riegos inflacionarios y de devaluación", señaló el Banco Central de Rusia para justificar su decisión. Además, la bolsa rusa está suspendida de manera indefinida, ya que permanecerá cerrada este lunes para todas las operaciones de compraventa de acciones o derivados y el horario del martes se decidirá a primera hora de la mañana.

La marcha de las bolsas occidentales está siendo relativamente tranquila, en comparación con la escabechina de los activos rusos. Tras las fuertes subidas del viernes pasado, los principales indicadores bursátiles del continente han abierto y cerrado con caídas, pero sin tintes dramáticos. El Ibex 35 ha cerrado casi plano, mientras que el Dax 30 alemán y el Cac 40 francés se han dejado algo más de siete décimas y un 1,4% respectivamente. Por su parte, los principales índices de Wall Street han moderado los números rojos con los que abrieron esta madrugada. A estas horas, el Dow Jones se deja medio punto porcentual, mientras que el S&P 500 apenas pierde una décima, y el Nasdaq gana más de un 0,5%.

En el otro lado del espectro del riesgo se situó la deuda soberana y el dólar estadounidense, que se erigieron en valores refugio. El dólar se apreciaba frente a prácticamente cualquier activo: un 0,5% frente al euro, hasta 0,8912 unidades, y un 0,8% frente a las coronas suecas. Por su parte, el barril de Brent, el petróleo del mar del Norte, se dispara un 3,9%, hasta 97,7 dólares.

El bitcoin, que en los últimos meses se ha convertido en un termómetro aproximado del apetito por el riesgo del mercado, sube este lunes más de un 9,5%, hasta superar la cota de los 41.000 dólares; pese a que el día de la invasión rusa a Ucrania llegó a caer por debajo de los 35.000 dólares.

Un desplome anunciado

Para los activos ligados a la economía rusa —bolsa, deuda y divisa— todos los analistas vaticinaban un desplome. Los propios bancos rusos estaban cambiando rublos el domingo a 110/120 unidades por dólar, cuando en el cierre oficial del mercado el viernes fue de 83. Esto suponía una depreciación de entre el 25% y el 30%, un rango que se ha demostrado relativamente atinado en las primeras horas de negociación.

Las dos amenazas de más calado anunciadas por los aliados occidentales fueron la inutilización de buena parte de los 640.000 millones de dólares en reservas internacionales del Banco de Rusia y la desconexión de varias entidades financieras rusas del sistema de información de pagos bancarios global (SWIFT). De momento, el banco central ruso ha ordenado a los agentes que operan en sus mercados que rechacen toda orden de venta de activos en rublos a partir de las cinco de la mañana del lunes.

Foto: Josep Borrell. (EFE/EPA/Stephanie Lecocq)

En la práctica, si las sanciones y las medidas para implementarlas tienen éxito, los inversores institucionales occidentales tratarán de deshacerse de sus activos en rublos y el resto estudiará seriamente hacerlo para evitar sanciones, mientras que el banco central ruso no podrá intervenir en los mercados para mantener su divisa a flote.

Ayer mismo, la petrolera británica BP anunció su decisión de vender su 20% en la petrolera rusa Rosneft, en un movimiento que podría costarle 25.000 millones de dólares y mete presión a otras energéticas occidentales que mantienen alianzas e inversiones con compañías rusas. Entre ellas, Shell o Total Energies. Por su parte, el fondo soberano noruego, con activos bajo gestión de más de un billón de euros, también dijo ayer que se desharía de sus posiciones en valores rusos (acciones en 47 empresas y bonos soberanos por valor de 2.300 millones de dólares).

Los mercados han abierto este lunes con una difícil tarea: valorar el impacto de las sanciones económicas anunciadas por EEUU, la UE, Reino Unido, Japón y Canadá encaminadas a convertir a Rusia en un Estado paria de las finanzas internacionales, como represalia por la invasión de Ucrania.

Canadá Dólar Petróleo
El redactor recomienda