Es noticia
Menú
Los beneficios de los grupos Volkswagen y Stellantis se disparan en el primer semestre
  1. Motor
  2. Industria
También crece la facturación de ambos

Los beneficios de los grupos Volkswagen y Stellantis se disparan en el primer semestre

Con la crisis de los semiconductores y de otras materias primas, que ha hecho caer la oferta de vehículos por debajo de la demanda, no le está yendo tan mal al sector, y dos de los gigantes del automóvil anuncian resultados muy positivos

Foto: La cifra de negocios del grupo Volkswagen aumentó solo un 2%. (Volkswagen)
La cifra de negocios del grupo Volkswagen aumentó solo un 2%. (Volkswagen)

Pandemia, crisis de suministro de semiconductores a las fábricas, escasez de materias primas y alza de precios, guerra de Ucrania, producción insuficiente de vehículos para cubrir la demanda... Pero en ese escenario que muchos calificarían como 'la tormenta perfecta', el balance cuadra. O al menos las cuentas del primer semestre del año para dos de los mayores grupos automovilísticos mundiales, que casi al unísono parecen haber entonado un 'no hay mal que por bien no venga' al hacer públicos los resultados globales en el periodo de enero a junio.

En el caso del Grupo Volkswagen, por ejemplo, la cifra de negocio aumentó solo un 2%, hasta los 132.285 millones de euros, y sin embargo su beneficio neto atribuido se disparó un 27% en relación al primer semestre de 2021, alcanzándose los 10.296 millones de euros. Y el beneficio operativo del consorcio alemán fue de 12.828 millones de euros, un 13% más que en idéntico periodo del pasado año, con un margen sobre facturación del 9,7%.

Además, desde Volkswagen se destaca que en los primeros seis meses del año ha vendido 217.000 vehículos totalmente eléctricos, lo que representa un incremento del 27% en relación a la primera mitad del 2021, mientras que el aumento es aún mayor en el caso de Europa, donde las ventas de eléctricos del grupo subieron un 40%. No obstante, el balance incluye también tendencias negativas, como la caída de las ventas del grupo a nivel mundial, del 13,5%: de 2.326.000 vehículos en el primer semestre de 2021 a 2.011.000 en los primeros seis meses del 2022. Y, en paralelo, la producción de automóviles también cayó, en este caso un 3,5%: de 2.194.000 a 2.116.000 unidades.

Por marcas, las ventas de Volkswagen se hundieron de 1.552.000 coches en la primera mitad del 2021 a 1.218.000 este año, una tendencia negativa a la que no escapa ninguna de sus otras firmas: Audi baja de 609.000 a 513.000, Skoda cae de 463.000 a 447.000, SEAT/Cupra también baja de 310.000 a 236.000, Porsche pasa de 152.000 a 149.000 coches y Volkswagen Vehículos Comerciales desciende de 188.000 a 153.000 unidades.

Por contra, al analizar el resultado operativo hay marcas del grupo que ganan mucho más que en 2021, otras cuyos beneficios han bajado e incluso hay una que ve crecer sus pérdidas. En concreto, los beneficios de la marca Volkswagen se disparan de 1.202 millones de euros a 1.860 millones, los de Audi (su grupo de marcas incluye a la propia Audi, pero también a Bentley y Lamborghini) pasan de 3.291 a 4.965 millones de euros, los de Porsche suben de 2.660 a 3.261 millones de euros y los del Volkswagen Vehículos Comerciales se incrementan de 87 a 187 millones de euros. Skoda volvió a ganar en el primer semestre de 2022, pero menos que en idéntico periodo de 2021, pues pasó de 974 a 676 millones de euros, mientras que SEAT/Cupra, que en la primera mitad de 2021 perdió 26 millones de euros, ha sufrido ahora unas pérdidas todavía mayores, de 97 millones.

Stellantis, mejor en su segundo año

Por su parte, los resultados del Grupo Stellantis en el primer semestre de su segundo año de vida (nació oficialmente el 1 de enero de 2021 tras la fución de PSA y FCA) han superado holgadamente los del primer semestre del pasado año, pues su cifra de negocios neta ha alcanzado los 88.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 17% frente a idéntico periodo del año anterior. Y el beneficio neto fue de 8.000 millones de euros, un 34% más que en el periodo enero-junio del 2021, siendo el resultado operativo corriente ajustado de 12.400 millones de euros, un 44% más que hace un año, con un margen del 14,1%.

Además, al publicar su balance Stellantis destaca también las crecientes ventas de vehículos eléctricos, que alcanzaron las 136.000 unidades a nivel mundial en el primer semestre de este año, un 50% más que en el mismo periodo del 2021.

Particularmente positivos fueron sus resultados en Norteamérica, donde Stellantis ha conseguido una rentabilidad récord, con un margen operativo corriente ajustado del 18,1%. Asimismo, ha ampliado su cuota de mercado en Norteamérica hasta el 11,3%, y hasta el 11,7% en el caso concreto de Estados Unidos. Un ejemplo de la buena aceptación de sus nuevos productos es el Jeep Wrangler 4xe que sigue siendo el híbrido enchufable más vendido en EE.UU., con 19.000 unidades durante los primeros seis meses del 2022.

En cuanto a Europa, el margen operativo corriente ajustado ha sido del 10,4%, aunque la cuota de mercado en los territorios UE30 se contrajo ligeramente, hasta el 21,2%. En cuanto a sus modelos electrificados, Stellantis destaca que el Fiat 500e ha sido el eléctrico más vendido en el primer semestre en Alemania e Italia, y el Peugeot e-208, en Francia. Y lo que se refiere a ventas totales, cinco modelos del grupo se meten en el 'top 10' europeo del semestre: Peugeot 208, Opel Corsa, Citroën C3, Fiat Panda y Fiat 500.

Pandemia, crisis de suministro de semiconductores a las fábricas, escasez de materias primas y alza de precios, guerra de Ucrania, producción insuficiente de vehículos para cubrir la demanda... Pero en ese escenario que muchos calificarían como 'la tormenta perfecta', el balance cuadra. O al menos las cuentas del primer semestre del año para dos de los mayores grupos automovilísticos mundiales, que casi al unísono parecen haber entonado un 'no hay mal que por bien no venga' al hacer públicos los resultados globales en el periodo de enero a junio.

Facturación Industria automóvil Crisis Materias primas Eficiencia energética Desarrollo sostenible
El redactor recomienda