Jeep Wrangler 4xe: el todoterreno que cruza montañas, ríos o dunas... sin emisiones
  1. Motor
  2. Novedades
Combina tres motores y rinde 380 CV

Jeep Wrangler 4xe: el todoterreno que cruza montañas, ríos o dunas... sin emisiones

Hemos probado la esperada versión híbrida enchufable del Wrangler, que sigue siendo tan todoterreno como siempre pero ahora permite circular en modo eléctrico unos 45 kilómetros

placeholder Foto: El Jeep Wrangler 4xe permite recargar su batería de 17,4 kWh en dos horas y media usando una toma de 7,4 kW.
El Jeep Wrangler 4xe permite recargar su batería de 17,4 kWh en dos horas y media usando una toma de 7,4 kW.

Coincidiendo con la desaparición de los motores diésel en su gama, el Wrangler adopta por fin las esperadas versiones 4xe, denominación aplicada por Jeep a sus modelos con mecánica híbrida enchufable, de los que ya conocíamos el Renegade y el Compass, ambos disponibles desde el pasado año con potencias de 190 y 240 CV. Pero mientras que Renegade y Compass, por su condición de SUV o todocamino, parecían ‘terreno abonado’ para contemplar este tipo de propulsión ecológica, lo del Wrangler 4xe debe hacer reflexionar incluso a los más escépticos en esto de la electrificación, proceso imparable porque, en realidad, los fabricantes obedecen órdenes. Y esa orden es “reduzcan sus emisiones o les multo”.

Y ya que hay que reducir emisiones, en la firma americana de Stellantis especializada en modelos ‘off road’ debieron decirse: hagamos que el Wrangler ecológico sea tan Wrangler como sus hermanos. Por eso este exclusivo y campero 4xe, ya a la venta en España con acabados Sahara (68.900 euros), Rubicon (70.800 euros) y 80th Anniversary (72.300 euros), luce en su carrocería el emblema ‘Trail Rated 4x4’, algo así como el sello de calidad que Jeep pone a sus vehículos todoterreno más ágiles fuera de carretera en base a cinco apartados donde deben brillar: capacidad de tracción, distancia al suelo y ángulos de ataque y salida, maniobrabilidad en los escenarios más complicados, suspensión con largos recorridos para mantener las ruedas en contacto con el suelo el mayor tiempo posible y capacidad de vadeo.

placeholder La profundidad de vadeo del Wrangler 4xe es de 76 centímetros, ya que todos sus nuevos órganos eléctricos han sido aislados.
La profundidad de vadeo del Wrangler 4xe es de 76 centímetros, ya que todos sus nuevos órganos eléctricos han sido aislados.

En nuestra primera toma de contacto con el Wrangler 4xe, recorriendo casi por completo la isla de Ibiza, tuvimos ocasión de circular por sus rotos caminos del interior, pero unos recorridos que habrían puesto en ciertos apuros a la mayoría de los modernos SUV parecían pan comido para nuestro protagonista, que se adapta a la forma del suelo como si de una araña se tratase, pasando sobre roderas profundas, ramas caídas o grandes piedras sin riesgo de tocar en los bajos. Y ojo, porque podemos hacerlo incluso en modo totalmente eléctrico, pues el Wrangler 4xe mantiene toda su tracción 4x4 incluso cuando el motor de gasolina está apagado, lo que no sucede por ejemplo en los Renegade 4xe y Compass 4xe, cuya tracción total necesita del motor de gasolina, pues cuando opera solo el motor eléctrico la tracción es solo delantera.

Un 2.0 Turbo más dos eléctricos

Pero volvamos al Wrangler 4xe y describamos sus partes mecánicas esenciales, capitaneadas por un motor de gasolina 2.0 Turbo de 272 CV y 400 Nm de par máximo que se apoya, en función de la situación, en dos motores eléctricos: el P1, adosado al cuatro cilindros de gasolina y que oficia de motor de arranque, sirviendo también para suministrar par extra o generar energía, y el P2, integrado en la caja de cambios automática TorqueFlite ZF de ocho marchas y que es el propulsor eléctrico principal, con sus 145 CV de potencia y 245 Nm, capaz de mover por sí solo al vehículo mientras haya carga en su batería de iones de litio, nos mantegamos por debajo de 130 km/h o no aceleremos con excesiva fuerza. Batería, por cierto, que fabrica Samsung, se ubica bajo la banqueta de la segunda fila, tiene 17,4 kWh de capacidad y puede ser recargada en postes de hasta 7,4 kW, lo que llevaría dos horas y media. O en seis horas y media si usamos un enchufe doméstico.

placeholder El Jeep Wrangler 4xe homologa una autonomía eléctrica en ciudad de 53 kilómetros, y de 45 en ciclo mixto.
El Jeep Wrangler 4xe homologa una autonomía eléctrica en ciudad de 53 kilómetros, y de 45 en ciclo mixto.

En cuanto a la autonomía, Jeep ha homologado 45 kilómetros de media según el ciclo WLTP y 53 en uso urbano, y de nuestra experiencia en Ibiza sacamos la conclusión de que la realidad se aproxima mucho a la teoría. Porque nuestro ritmo inicial no fue precisamente ‘turístico’ e hicimos casi 40 kilómetros sin emisiones. Y casi sin ruido, lo que no deja de tener su aquel al volante de un Wrangler, pues más de un peatón se extrañó de que pasara a su lado esa mole de 4,88 metros de largo por 1,89 de ancho y 1,84 de alto con semejante discreción.

De 0 a 100 km/h en 6,4 segundos

¿Y el peso? Por ahí vienen los ‘problemas’ en la mayoría de los híbridos enchufables, y aquí hablamos de casi 2.300 kilos en orden de marcha, lo que podría parecer un inconveniente. Pero nos quedaba por contar que la mecánica rinde en total 380 CV de potencia y 637 Nm de par máximo, una auténtica barbaridad de empuje que se traduce en 6,4 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h (con buen criterio, la velocidad máxima ha sido limitada a 177 km/h). Es decir, que brío no le falta. Aunque no estamos ante un deportivo, sino ante un todoterreno puro y duro, y las carreteras con muchas curvas se le indigestan un poco, tanto por la dirección algo imprecisa como por una motricidad comprometida al límite (en curvas cerradas se aprecia una cierta tendencia al derrape cuando aceleramos con demasiada fuerza) si circulamos en el modo normal 2WD, o sea, con tracción solo trasera. Pero siempre podemos poner la palanca en 4WD y garantizar la mejor motricidad en una zona de montaña, por ejemplo.

placeholder La batería de 17,4 kWh del Wrangler 4xe va debajo de la banqueta posterior. Gracias a eso, el maletero no pierde capacidad: 533 litros.
La batería de 17,4 kWh del Wrangler 4xe va debajo de la banqueta posterior. Gracias a eso, el maletero no pierde capacidad: 533 litros.

Además, en función del nivel de equipamiento ofrece dos avanzados sistemas de tracción a las cuatro ruedas permanentemente activos ‘on-demand’ (Selec-Trac y Rock-Trac), ejes Dana de última generación, bloqueo eléctrico de los ejes delantero y trasero Tru-Lok, diferencial de deslizamiento limitado Trac-Lok y desconexión electrónica de la barra estabilizadora delantera, de manera que no habrá obstáculo en el camino que no pueda superar. Y si lo encontramos, es que por ahí ya no pasa nadie.

Solo con carrocería larga

Regresemos, no obstante, a usos más ‘civilizados’, que serán los que afronte mayoritariamente el cliente de un Wrangler 4xe, disponible solo con la carrocería larga de cuatro puertas y que permite escoger entre distintos tipos de techo: rígido, blando, blando con mando eléctrico y doble techo. Por ejemplo, cuando arrancamos lo hace en el modo Hybrid, en el que el sistema prioriza ahorro y eficiencia, pero podemos pulsar el modo Electric, que prescinde del motor de gasolina mientras eso sea posible, y hay un tercer programa llamado e-Save que guarda la carga existente en la batería en ese momento para usarla más tarde. E incluso existe una función e-Charge para ir recargando la batería en marcha, aunque eso elevará el gasto de combustible lógicamente; y también disponemos de un botón Max Regen, que acentúa la regeneración de la batería cada vez que frenamos o deceleramos. O sea, un híbrido enchufable con muchas posibilidades en cuanto nos habituemos al manejo básico.

placeholder El sistema E-Selec permite elegir entre tres modos de funcionamiento: Hybrid, Electric y E-Save. Aunque las posibilidades de configuración van mucho más allá gracias a otras funciones
El sistema E-Selec permite elegir entre tres modos de funcionamiento: Hybrid, Electric y E-Save. Aunque las posibilidades de configuración van mucho más allá gracias a otras funciones

Así las cosas, el Wrangler 4xe homologa un gasto medio de 3,5 l/100 km en el caso de la versión Sahara y de 4,1 en la variante Rubicon, de mayores capacidades camperas. Aunque aquí diremos lo de siempre: el gasto real dependerá del tipo de uso, porque si hacemos recorridos cortos en el programa Electric la media puede ser de cero litros, mientras que en viajes largos con batería descargada los promedios deberían rondar los 10 l/100 km, siendo optimistas; aunque ya tendremos tiempo de medirlo con calma en una prueba más larga. Los 65 litros del depósito, eso sí, nos parecen un buen argumento de cara a afrontar rutas de ‘exploración’, para las que el Wrangler está capacitado como pocos gracias a virtudes como sus 76 centímetros de profundidad de vadeo (la batería va en una caja hermética de aluminio), su caja de cambios con reductora o los 253 milímetros de altura libre al suelo.

placeholder Pantalla central táctil de 8,4 pulgadas con nuevas funciones para el sistema híbrido e instrumentación actualizada, con velocímetro digital e indicadores de eficiencia eléctrica.
Pantalla central táctil de 8,4 pulgadas con nuevas funciones para el sistema híbrido e instrumentación actualizada, con velocímetro digital e indicadores de eficiencia eléctrica.

Por último, señalar que el exterior se personaliza con ciertos detalles en azul y los emblemas ‘4xe’, o que ahora existen diez colores de carrocería a elegir, de los que tres son nuevos: Azul Hydro, Snazzberry y Verde Sarge. Y dentro, personalización distinta según sea la versión Sahara, Rubicon y 80th Anniversary (la más refinada), o novedades en su instrumentación, que cambia el velocímetro analógico por uno digital para hacer hueco al indicador de potencia eléctrica, mientras que la pantalla central táctil de 8,4 pulgadas, ligada al sistema Uconnect con navegación, adopta funciones específicas relacionadas con la mecánica híbrida, lo que permite controlar cada detalle técnico o programar las recargas eléctricas, lo que también podremos realizar de forma remota mediante My eCharge, mientras que con la función MyRemote será sencillo encontrar puntos de recarga.

Coches Coche eléctrico Todocamino Ecología Jeep Sáhara Ibiza
El redactor recomienda