EL SELECTIVO SE DEJA UN 1,4% EN LA SEMANA

La política lastra al Ibex a la cola de Europa por los bancos, energía e infraestructura

Aun hay muchos frentes por despejar —desde las medidas concretas, hasta los apoyos para la investidura— pero los inversores ya se han anticipado, y el índice así lo ha sufrido

Foto: (EFE)
(EFE)

El Ibex 35 ha cerrado el viernes en los 9,252 puntos, tras recuperarse ligeramente de las pérdidas del martes y el miércoles. En lo que va de año, acumula una revalorización del 8,40%, lo que lo convierte en el peor índice de las principales bolsas de la eurozona. Una posición que, hasta esta semana, ocupaba el FTSE 100 de Reino Unido (ahora en una subida del 8,49%, ligeramente por encima de España). Sin embargo, los retrocesos del selectivo español tras el anuncio del preacuerdo del PSOE y Unidas Podemos han llevado al parqué a terminar la semana a la cola de Europa.

Mientras bolsas como la de Francia o Alemania avanzan a doble dígito este 2019, el FTSE 100 llevaba meses rezagado por financieras como HSBC o energéticas y mineras como BP. A su vez, el punto débil del Ibex 35 es el peso de los bancos lleva años rezagando su rendimiento, hasta el punto de que la bolsa española sigue sin recuperar los niveles previos a la crisis financiera del 2008.

“Sin duda la principal causa de la debilidad del Ibex 35 es el comportamiento del sector financiero, que pondera más de un 25% en el índice, no por problemas de solvencia como sucedía años atrás, sino por la pobre rentabilidad de sus negocio debido a política monetaria del BCE”, explica Gonzalo Lardíes, gestor de renta variable española de A&G Banca Privada. “Es algo que afecta a todo el sector en Europa tal y como refleja el sectorial de bancos del EuroStoxx que se revaloriza apenas un 7% en el ejercicio”

La banca

Este ha sido, precisamente, el sector que más ha caído en la semana, con los cinco bancos dejándose, de media, un 5,35% en los últimos cinco días. Como ya explicaba Núria Álvarez, especializada en banca desde Renta4, existe un "riesgo regulatorio en un entorno de gestión del negocio bancario débil", aunque, de nuevo, matiza que, aunque "la respuesta de las cotizaciones ante el riesgo es lógica, ahora habrá que ver qué es lo que sale realmente adelante".

Una de las cuestiones recurrentes en la campaña de Unidas Podemos es el argumento de que la banca debería pagar más impuestos, proponiendo un impuesto especial en forma de recargo a los bancos, algo que en su momento también propuso Pedro Sánchez desde la oposición pero acabó desechando desde Moncloa. En este sentido, también desde fuera del Ibex 35 se nota este nerviosismo del sector financiero, con Unicaja y Liberbank dejándose un 7,7% y 3,3%, respectivamente, en la semana, y BME, golpeado ante el regreso del fantasma de la tasa Tobin, cayendo un 4,4%.

Destacan también aquellos valores participados por el Gobierno, como Bankia, que todavía tiene pendiente la salida del 60% que mantiene el Frob en su capital. La formación morada abogaba en su plan electoral por "impedir la inminente privatización de Bankia, después de que los españoles y las españolas nos hayamos gastado 60.000 millones de euros en el rescate bancario". Aena y Red Eléctrica, por su parte, también están participadas por el estado en un 51% y 20%, respectivamente, con una caída de 0,72% y 3,5% en la semana.

Aunque no prevé que se nacionalicen los bancos, Luis Berenguel, consejero de Anattea Gestión, sí que ve una alta probabilidad de que haya impuestos específicos a la banca o medidas como la tasa Tobín. “Que las caídas de esta semana sigan o no, es algo que está por ver, dependiendo de los acuerdos a los que se lleguen, pero los inversores tienen miedo y retiran el dinero ante la incertidumbre —ya luego, cuando todo se vaya aclarando, lo volverán a invertir”, explica.

El 'abrazo' del Pedro Sánchez y Pablo Iglesias adelanta un gobierno de izquierdas pero aun tienen que conseguir apoyos para la investidura y concretar en las medidas que este nuevo ejecutivo impulsaría adelante.

Energía e infraestructura

El sector energético, a su vez, ha gozado de mayor tranquilidad que el financiero, pero también se enfrenta a incertidumbres como la creación del Ministerio de Transición Energética (que en su día Unidas Podemos pidió dirigir, encontrándose con la negación rotunda del PSOE al respecto) o la tasa de rentabilidad para aquellas plantas de generación que gozan de primas estatales. De media, las seis principales energéticas han caído un 1,7%. Llama la atención Repsol, que se ha dejado un 2,3%, viendo revivido el fantasma del impuesto al diésel.

En el plano de las infraestructuras, se abren todo tipo de frentes: la liberalización del transporte de viajeros en trenes AVE, (proceso que, dados los plazos de negociación, debería resolverse antes de una hipotética formación de Gobierno); los peajes de autopistas (en contra los cuales se ha posicionado claramente Unidas Podemos); o todo el futuro plan inmobiliario de Aena. Las cuatro principales cotizadas han perdido un 1,64% de media esta semana.

Valores concretos

Luego hay ejemplos concretos, como Ence, que se ha dejado otro 4,4% esta semana, en un mal año bursátil por las caídas del precio de la celulosa pero también por casos como el de la planta de Pontevedra. ¿Ha revivido el pacto PSOE-Podemos el fantasma de la fábrica gallega? No necesariamente, ya que la situación de la planta está 'resguardada' por el proceso judicial en el que se encuentra inmersa.

“Por el momento, esperamos una primera sentencia de la Audiencia Nacional para la primavera (en principio debería haber sido en navidades pero va con retraso), aunque con toda probabilidad habrá recurso de la parte “perdedora” a instancias superiores y así sucesivamente hasta el tribunal europeo, en lo que se prevé un proceso de 4-5 años en los que vemos muy difícil el cierre de la fábrica sin sentencia definitiva”, explica Pablo Fernández, analista de Renta 4 que sigue este valor.

“En resumen, hasta que acabe el proceso judicial, 4-5 años, no vemos un cierre de la fábrica”, matiza Fernández. “A partir de entonces habrá que ver la evolución de las leyes y si un hipotético gobierno con Unidas Podemos tiene el peso y la prioridad de cambiar la Ley de Costas y/o Patrimonio”, explica el analista. La ley no solo afectaría el caso de Ence, si no que a todos los propietarios de casas y empresas a primera línea de playa.

Con todo, a la cima de las pérdidas ha cerrado MásMóvil. La ‘teleco’ lleva dos semanas corrigiendo la subida del 21% que consiguió con el acuerdo de Orange, habiendo sufrido la semana pasada también la salida de Gala Capital. Con todo, fuentes del mercado apuntan a que no ven motivos directos para las pérdidas de estos últimos cinco días.

Las subidas

Y luego están aquellos valores que han cotizado sin grandes sobresaltos, llegando a subir en la semana. Inditex, por ejemplo, llevaba cayendo ya desde primera hora de la mañana el martes, y en la semana gana un 1,5%, luciendo en el Ibex 35 un negocio más expuesto al ánimo del consumidor global que a la regulación nacional. En ese sentido, destacan también valores del turismo, como IAG (3,9%) o Meliá Hotels (3,7%).

También está el caso de Cellnex, que con una revalorización del 1,26% carga con un PER desorbitado, en pleno apogeo de las infraestructuras de telecomunicaciones por la consolidación y transición a las que está sometida el sector a nivel europeo. Luego están empresas como Meliá o Merlín, que justo esta semana presentaron resultados del tercer trimestre.

Siemens Gamesa, a su vez, cotiza por libre con una subida del 7% en los últimos cinco días. La firma, que cotiza con una volatilidad elevada en el último año, se encuentra corrigiendo los desplomes de la semana pasada, cuando anunció cuentas de su ejercicio fiscal en 2019 y 600 despidos para su plantila.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios