UN PER ESTIMADO DE 271

Cellnex rompe la regla del PER: el valor más caro de Europa es mimado por los analistas

Los analistas apuestan por la tendencia por la que se está encaminando el sector de las telecos y, en este contexto, ven Cellnex como la empresa en la posición más atractiva

Foto: (iStock)
(iStock)

Este está siendo el año de Cellnex, pero ¿hasta cuándo? La empresa de infraestructuras es la que más sube del Ibex 35, pero tanta ganancia bursátil la ha convertido en el valor más caro de las principales cotizadas de Europa. Su desorbitado precio ha terminado por agotar todo potencial de subida; sin embargo, los analistas siguen premiando su auge hacia una posición dominante en el creciente apogeo del sector de la gestión de infraestructuras en el mundo de las telecomunicaciones.

La compañía dirigida por Tobías Martínez Gimeno reina con diferencia sobre el Ibex 35: con una capitalización bursátil de 9.716 millones de euros, Cellnex afianza ya un alza del 54% en lo que va de 2019. Es, de hecho, uno de los valores más mimados por los analistas del selectivo español, con menos de un 4% de los expertos consultados por Bloomberg recomendando vender. En el Ibex 35, solo Ence o CIE tienen al completo de sus analistas del lado de comprar o mantener.

No obstante, la empresa acumula un ratio PER a 12 meses de 271 veces, lo que la convierte en la empresa 'más cara' del Eurostoxx 600. Este ratio se calcula dividiendo la capitalización bursátil de la compañía por la estimación futura de sus beneficios netos, y su resultado mide el número de años que necesitaría un inversor para recuperar, en términos de resultados fundamentales, lo invertido en sus acciones. Este ratio es una de las muchas formas de medir una inversión y tampoco tiene por qué condicionar que una acción vaya a subir o bajar en el futuro.

Por otro lado, el precio de la cotizada ya ha agotado su potencial de subida en los mercados, con el consenso situándose en 31,8 euros y Cellnex cerrando en los 32,8 euros por acción este lunes. Aunque los analistas actualizan constantemente el 'target price' para adaptarlo a la evolución en bolsa de la empresa, el actual potencial de revalorización es de un -3%.

Año de compras

Pese a todo, los analistas siguen creyendo en el modelo de negocio de la compañía —especialmente tras un 2019 cargado de proyectos—. Primero, la empresa amplió capital por un 29% el pasado febrero, recaudando casi 1.200 millones de euros. Luego, se dispuso a anunciar tres megaoperaciones en mayo: la adquisición de 14.700 emplazamientos en Francia, Italia y Suiza por 4.050 millones de euros.

“Valoramos muy favorablemente estas operaciones, se rentabiliza la caja en cartera permitiendo asegurar crecimiento futuro a largo plazo, complementando la cartera de Cellnex en dichos países, posicionándose como el mayor gestor de infraestructuras 'telecom' independiente del continente europeo”, estimaba en su último informe Ángel Pérez Llamazares, de Renta 4.

El analista apunta que, “tras esta triple operación, la cotización de Cellnex se ha revalorizado un 30%, mostrando el gran apoyo que el mercado está dando a la estrategia del grupo, y cuya aportación creemos que será fundamental para el desarrollo de la tecnología 5G en Europa”.

La empresa lleva comprando torres desde que salió a bolsa en 2015, y tanta cartera ya apunta a un dominio a nivel europeo de uno de los pilares estructurales de esta tecnología puntera. Con estas tres últimas adquisiciones, Cellnex aumentará su ebitda en 510 millones de euros y su perímetro pasará de los 33.860 emplazamientos a finales de 2018 a superar los 61.000 en 2027.

Desde Renta 4, Pérez Llamazares ve posibles adquisiciones en la monetización de las torres de Vodafone en España, alguna oportunidad en Italia con Wind-Tre, y “en menor medida pendientes de los movimientos de operadores de telefonía en Holanda, Suiza y Reino Unido”.

Tras el ‘road show’ de mayo, donde Cellnex dejó entrever su interés por esas geografías o las torres TDF, entre otras operaciones, los analistas de Sabadell ya se frotaban las manos con la compañía. “Esto no ha hecho más que empezar”, aseguraron en un informe. “Es complicado concretar un ‘upside’ de valoración porque dependerá de las compras que se lleven a cabo y de si vuelven a implicar una ampliación de capital" —desde Sabadell creen que sí, aunque no en el corto plazo, no hasta que la empresa integre las torres de Salt e Iliad—, "pero no es difícil afirmar que la historia de crecimiento para Cellnex continúa y la generación de valor a través de las compras sigue su curso”, concluyeron entonces desde el banco. Justo la semana pasada, la empresa lanzó una emisión de bonos convertibles por 700 millones de euros para seguir alimentando su expansión.

¿Por qué gusta tanto?

¿Qué tiene el sector para que Cellnex esté pudiendo engordar tanto? Los analistas de Goldman Sachs lo llaman la ‘evolución de las infraestructuras’: ante la necesidad de las ‘telecos’ de generar eficiencias que impulsen su crecimiento, las operadoras empiezan a confiar la gestión de las torres a especialistas como Cellnex y a decantarse por externalizar sus infraestructuras e incluso compartirlas con otros operadores.

También los expertos de Jefferies lo ven así. Según matizan, la industria está cambiando desde un modelo de autosuficiencia a la externalización de sus infraestructuras, “una decisión impulsada por las cada vez mayores presiones estructurales que sufren los fundamentales de las telecos europeas”. Aquí entran en juego los operadores como Cellnex, “que harán más eficiente este cambio si son creíbles, de confianza, independientes y con una escala adecuada (tanto por geografías como por tipo de infraestructura)”, explican desde Jefferies. Para la firma estadounidense, uno de los catalizadores clave ha sido el 5G: “Compartir torres es un cambio en la política industrial que podría ayudar a impulsar el desarrollo del 5G de forma más barata”, matizan.

Cellnex está en una posición muy privilegiada; pero una posición que se ha conseguido a través de cuatro años de ejecución de la estrategia a un ritmo muy intenso

Para Jefferies, la favorita en este ámbito es Cellnex. “Con el aumento de capital y la salida de Abertis, ahora Cellnex tiene una mayor capitalización y ‘free float’ por lo que le será más fácil atraer capital”, argumentan los analistas que creen que Cellnex “está invirtiendo esta capital de forma cautelosa, aunque tiene el poder para pagar más [por sus adquisiciones] que sus competidores pero también de alcanzar sus criterios de inversión”. “Está en una posición muy privilegiada, pero una que se ha conseguido a través de cuatro años ejecutando su estrategia a un ritmo muy intenso”.

También Goldman cree que Cellnex es la más capacitada para liderar este fenómeno, ya que goza “de un proceso de crecimiento fuerte y visible”, como el único “operador cotizado de torres en Europa independiente de este tamaño”.

Con sus riesgos

En su debate sobre los riesgos, los expertos no tienen en cuenta el elevado PER de la compañía, y de hecho, de momento y en lo que va el año, las firmas han tenido que ir actualizando sus precios objetivos para mantener el ritmo de Cellnex, ya que siguen viendo potencial de revalorización.

No obstante, los analistas de Goldman creen que a Cellnex le podrían salir competidores en este negocio, especialmente desde el capital privado y los fondos de infraestructuras. Sin embargo, señalan que “probablemente haya suficientes oportunidades para todos”; que “Cellnex tiene más experiencia negociando el compartir de las torres”; además de que “también se está beneficiando de las economías de escala en mercados clave en Europa”.

Los analistas de Jefferies tampoco tienen miedo a los competidores: “En general, estamos viendo que los participantes del sector industrial se mantienen en su propio ciclo y los fondos de capital riesgo están o invirtiendo a través de Cellnex (el caso de Edixione, GIC, Adia Infrastructure) o haciéndose con los activos que maneja la empresa donde solo se pueden quedar con una participación menor (el caso de KKR o SFR TowerCo)”.

Con todo, desde Goldman Sachs también avisan de que las compañías podrían empezar a negociar el compartir las infraestructuras por su cuenta, con acuerdos que unan la red de sus propias torres. Los analistas ponen como ejemplo el caso del acuerdo de Telecom Italia y Vodafone, siendo el país transalpino uno de los mercados clave del crecimiento de Cellnex en los últimos años. “Por ello, reducimos modestamente nuestras previsiones para Cellnex Italia, aunque también esperamos más detalles de esta relación entre Vodafone y Telecom Italia para hacernos una idea más clara”, zanjan.

Otro de los riesgos es la consolidación que vive el sector de las telecomunicaciones, con una reducción de los participantes que también implicaría recortes en las torres utilizadas. No obstante, desde Goldman Sachs recuerdan que “no reduciría los ingresos existentes de Cellnex porque esta tiene cláusulas de traspaso de control en todos sus grandes contratos”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios