acuerdo de gobierno

Podemos pone en jaque la vivienda y guarda sus cartas en infraestructuras

La formación morada, que ha convertido el derecho a la vivienda en una de sus banderas, ha incluido este punto en su acuerdo con el PSOE, pacto en el que no hay referencia a políticas de infraestructuras

Foto: Irene Montero y Pablo Iglesias. (EFE)
Irene Montero y Pablo Iglesias. (EFE)
Adelantado en

Siempre ha sido su bandera, y en el preacuerdo de Gobierno que firmó este martes con el PSOE lo volvió a demostrar. Podemos ha incluido el derecho a la vivienda como uno de los pilares de esta alianza, un escueto escrito de 10 puntos, donde los nuevos socios apenas se han limitado a citar sus ejes prioritarios de actuación, cierto, pero que sienta las bases de dónde la formación de Pablo Iglesias parece dispuesta a plantar batalla.

De hecho, Pablo Iglesias, el líder de la formación morada, siempre ha subrayado que uno de los motivos por los que no invistieron a Pedro Sánchez tras los comicios de abril fue porque el PSOE solo accedía a concederles la competencia de vivienda como un cascarón vacío. Y el objetivo de Podemos, en esta materia, es hacer, y hacer mucho.

Basta con mirar el programa electoral con el que concurrió la formación ultraizquierda a las elecciones del 10-N para comprobar la importancia que concede a esta materia, hasta el punto de plantear "blindar en la Constitución el derecho a la vivienda como derecho fundamental y desarrollar legalmente las garantías de su efectividad".

Entre las medidas que propone para garantizar este derecho está intervenir el mercado del alquiler; implantar un contrato indefinido, con causas claras de rescisión justificadas y prórroga automática si el inquilino es especialmente vulnerable y el arrendador un gran propietario; incrementar en 50.000 pisos al año el parque de vivienda en alquiler social mediante un mecanismo de cesión obligatoria de los hogares vacíos de los grandes tenedores (fondos, bancos, Sareb...) o prohibir los desalojos sin alternativa habitacional.

Pedro Sanchez y Pablo Iglesias.
Pedro Sanchez y Pablo Iglesias.

No obstante, en su objetivo de sacar adelante estas medidas, Iglesias, que ha pactado ser vicepresidente en un futuro Gobierno de coalición, chocaría con la actual ministra de Economía y futura vicepresidenta también, según dijo Sánchez en campaña, Nadia Calviño, quien ya evitó hace un año controlar el precio de los alquileres.

Suma y sigue, porque Podemos también quiere eliminar las ventajas fiscales de las socimis, vehículos a los que considera "mecanismos de elusión fiscal y de especulación con un bien tan importante como la vivienda", reza la formación morada en su programa electoral.

Merlin y Colonial, las dos mayores socimis cotizadas, se dieron la vuelta en bolsa al conocerse el acuerdo de Gobierno, hasta cerrar en rojo

Merlin y Colonial, las dos mayores socimis del país, se dieron ayer la vuelta en bolsa tras conocerse el pacto de Gobierno y, frente a las ganancias con las que estaban cotizando hasta mediodía, cuando se anunció el preacuerdo, terminaron cerrando la sesión en rojo.

A pesar de ello, Alantra considera que la propuesta de obligar a estos vehículos a tributar un 15% del beneficio no distribuido, "debería tener un impacto limitado", según un informe que envió ayer a clientes, en el que también advertía que Aena, el operador público aeroportuario, puede terminar sufriendo las consecuencias de esta alianza política si en el siguiente DORA las tarifas se recortan más de lo esperado.

A la espera en infraestructuras

Puertos, aeropuertos, carreteras... la política de infraestructuras también ocupó un importante espacio en el programa electoral de Podemos que, sin embargo, no ha quedado recogido en ninguna declaración de intenciones del pacto sellado este martes entre Sánchez e Iglesias, como sí lo ha hecho la vivienda, la sanidad y educación pública, la precariedad laboral, el cambio climático, el problema catalán o la despoblación.

Algunos observadores apuntan a que esta falta de referencia puede responder al peso que tiene el actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos, uno de los hombres fuertes tanto en el Ejecutivo como en Ferraz, que será quien siga llevando el peso de todas estas materias.

Un amplio campo que abarca desde la inminente liberalización del transporte de viajeros en trenes AVE, proceso que debido a los plazos de negociación debería resolverse antes de una hipotética formación de Gobierno; los peajes de autopistas, en contra los cuales se ha posicionado claramente Podemos, lo que podría abrir un tenso debate en el futuro Ejecutivo; o todo el futuro plan inmobiliario de Aena.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios