LA BANCA EN LA CAMPAÑA ELECTORAL

Iglesias mete a la banca en campaña: ¿cuánto fue el rescate y cuántos impuestos paga?

La inyección de dinero público al sector financiero durante la crisis y la tributación por sociedades fueron argumentos de Iglesias no contestados en el debate de este lunes

Foto: Pablo Iglesias. (Efe)
Pablo Iglesias. (Efe)

Los banqueros respiran con menos sobresaltos en esta campaña que en episodios de ruido político anteriores, dado que ahora sólo Unidas Podemos ha puesto en la diana al sector de cara a las elecciones del 28 de abril. Pablo Iglesias recuperó en el debate de este lunes la crítica por el dinero no recuperado del rescate a la banca en la crisis y su pago de impuestos.

Estas cuestiones no pasan desapercibidas por los bancos, que incluso a través de sus patronales (AEB y CECA) y sus directores de comunicación han contratado una agencia para tratar de mejorar su reputación. Y lo tendrá difícil, aunque es la principal obsesión de sus ejecutivos. Entre otras cosas, porque son conscientes de que cuanto peor es la imagen del sector, mayor es la presión regulatoria y la amenaza fiscal contra sus cuentas de resultados.

Podemos ha recuperado la idea de un impuesto especial en forma de recargo a los bancos, algo que en su momento propuso Pedro Sánchez desde la oposición pero acabó desechando desde Moncloa. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, llegó a afirmar en febrero que debería “alarmar” el volumen de beneficios en 2018, pese a que las ganancias por acción son la mitad que hace una década.

Desde su propio ministerio se cuestionó la afirmación de que los bancos pagan menos impuestos. Al menos, por el beneficio de la actividad bancaria local. La Agencia Tributaria publicó en diciembre por primera vez las cuentas anuales consolidadas del impuesto de sociedades con datos actualizados hasta 2016.

El tipo efectivo sobre la base imponible en el Impuesto de Sociedades asciende al 23,56% en las aseguradoras y al 23,02% en las entidades de crédito sobre el beneficio local, frente al 21,05% de las empresas no financieras y el promedio total del 21,25%. Todos los segmentos se situaron por encima del 22% salvo el de industria (incluyendo energía) y agricultura, que tributaron en 2016 el 18,58% sobre la base imponible.

El tipo general en la banca es del 30%, frente al 25% del resto. Esta brecha, en realidad, permitió a los bancos mantener activos fiscales (DTA) en balance con los que reducen hasta agotarlos la base imponible y que provienen de la ingesta cantidad de provisiones contra resultados que hicieron en la crisis. Actualmente están cerca de los 40.000 millones.

Las cifras son muy diferentes si se compara la tributación por sociedades sobre el beneficio total. En este caso, la banca exhibe el menor tipo, con un 5,24% derivado de una cuota líquida positiva de 865 millones frente a un resultado contable de 6.374 millones y un beneficio de 16.493 millones. A nivel de grupos, el tipo sobre el beneficio se reduce al 2,84%. En las aseguradoras, la tributación sobre el beneficio fue del 17,84%, mientras que en el conjunto de empresas fue del 10,46%.

Rescate

El argumento del grupo liderado por Iglesias también consiste en que las entidades financieras no han devuelto los 60.000 millones de dinero público empleado para rescatar a la banca. Desde las entidades contestan que el rescate fue a las antiguas cajas de ahorros y no a los bancos, que también pusieron dinero.

La realidad es que los bancos sí han recibido ayudas indirectas para quedarse con antiguas cajas de ahorros con las que han podido crecer y mejorar su eficiencia en forma de esquemas de protección de activos (EPA) o garantías, con 11.590 millones y 2.026 millones respectivamente, según los últimos datos del Banco de España (BdE). El supervisor publica periódicamente el balance del dinero no recuperado de las ayudas, cuyo importe está lejos de los 60.000 millones. En concreto, está más cerca de los 40.000 millones.

El resumen de las ayudas que publica el BdE muestra un desembolso de 54.353 millones por parte del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) para rescatar a la banca con inyecciones de capital e híbridos, principalmente para Bankia, entidad en la que aún posee el 61%. Principalmente a través de ventas de participaciones del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri y dividendos, el Estado ha recuperado 4.477 millones, con lo que el dinero ‘perdido’ es de menos de 50.000 millones. Esta factura se reducirá con la privatización de Bankia si se produce, ya que de hecho Podemos propone el paso contrario. El peso actual del Estado en el accionariado está valorado en unos 4.500 millones.

Por otro lado, el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGDEC), que se nutre de dinero de los propios bancos, inyectó en el rescate 9.745 millones, de los que ha recuperado 673 millones, a lo que se suman más de 10.000 millones por Unnim (ahora en BBVA), CAM (ahora Sabadell) y CCM (ahora Liberbank).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios