A LA ESPERA DE QUE REGISTRE EL FOLLETO

Diez claves de la opa de DIA que todos los accionistas deben saber

Desde la entrada de Fridman en julio de 2017, cuando alcanzó el 10% del capital, los tambores de opa no han dejado de sonar y, finalmente, LetterOne ha lanzado su oferta

Foto: Mikhail Fridman. (Reuters)
Mikhail Fridman. (Reuters)

La opa que ha lanzado el magnate ruso Mikhail Fridman sobre DIA no ha pillado por sorpresa a casi ningún inversor. Desde su entrada en julio de 2017, cuando alcanzó el 10% del capital, los tambores de opa no han dejado de sonar. De hecho, ese día las acciones de la compañía protagonizaron un 'rally' que la llevó a superar los seis euros por acción animados o bien porque la entrada del exótico inversor sirviera de revulsivo para la compañía o con la vista puesta ya en una posible compra, idea que se vio reforzada tras aumentar LetterOne su participación al 25% pocos meses después.

¿Quién puede ganar con la oferta?

LetterOne ha puesto sobre la mesa un precio de 0,67 euros, lo que supone que todos aquellos accionistas que compraron antes de diciembre, salvo excepciones de 'trading' intradía y los cierres del 22 de octubre, 31 de octubre y 30 de noviembre, en 0,66 euros, incurren en pérdidas si acuden a la opa. Solo aquellos que entraron en el último mes del año se garantizan ganancias.

¿Puede salir adelante la opa?

LetterOne tiene un 29% del capital y el segundo accionista es Goldman Sachs, con el 5,362%. La firma ha condicionado la operación a una aceptación por parte de más del 50% del capital que no controla, por lo que para que la opa llegue a puerto necesita que un 44,63% del capital en manos de los minoritarios acuda.

“Es difícil que se llegue a ese porcentaje, teniendo en cuenta que a 0,40 euros habrán entrado cuatro gatos… Hay gente que entró a seis euros, cinco euros o incluso dos euros tan pronto como el pasado mes de septiembre, y tras asumir ya pérdidas del 90% poco tienen ya que perder no acudiendo y viendo lo que pasa”, explica a Cotizalia Rafael Bonardell, analista de Intermoney.

¿Qué opinan los minoritarios?

La reacción de los minoritarios no se ha hecho esperar y han afirmado que “en ningún caso” acudirán con estas condiciones.

¿A qué precio acudirían?

La Asociación de Accionistas Defensores de DIA (AADD) considera que un precio de 0,67 euros por acción no refleja "en absoluto" el valor real de la cadena de supermercados y sitúan en, al menos, los dos euros —niveles en los que se encontraba en septiembre— el precio mínimo de una oferta aceptable. Un precio que ya de por sí supone un 43% de descuento sobre el valor de su salida a bolsa en 2011.

¿Es posible que LetterOne suba la oferta?

El mercado estaría descontando esta posibilidad, y prueba de ello es que el precio de las acciones se ha disparado este martes hasta los 0,7 euros, por encima del de la opa.

“Lo normal es que el precio de DIA se ajustase a los 0,67 euros ofertados, de manera que sí es sorprendente que los títulos estén cotizando por encima de ese nivel. Pero sería improbable que llegue un tercero y lanzase una contraoferta”, explica Victoria Torre, de Selfbank. “Parte del mercado está apostando a que el regulador inste a LetterOne a elevar la oferta una vez la opa sea presentada formalmente en la CNMV”, asegura.

¿Puede la CNMV obligar a elevar la oferta?

LetterOne ha dado todos los pasos necesarios para evitar que la CNMV lo obligue a hacer una oferta equitativa en función del mayor precio pagado por LetterOne en los últimos 12 meses, que asciende a los 3,73 euros. Prueba de ello han sido las decisiones adoptadas en las últimas semanas con la salida de sus consejeros de los puestos de dirección, por ejemplo.

Además, la oferta es voluntaria y ello supone que no se rige por esta obligatoriedad, más cuando las compañía presenta una situación financiera débil, como es el caso.

No obstante, dado el elevado nivel de pérdidas, “la CNMV, como regulador que es, puede intervenir y llegar a un entendimiento para que la firma mejore la oferta y los inversores no pierdan tanto. Puede alegar que las condiciones recogidas en el folleto de opa no son suficientes", explica Bonardell.

¿Cuándo será eso?

Desde este martes, LetterOne tiene de plazo de un mes para registrar en el regulador el folleto, aunque ha adelantado su intención de hacerlo dentro de 15 días, según consta en el hecho relevante.

¿Por qué LetterOne estaría dispuesto a mejorar el precio?

Lo que está claro es que sigue viendo valor en la compañía y, de hecho, ha anunciado un plan estratégico a cinco años para reflotarla bajo el nombre 'Hacer de DIA un líder'. Pero para eso necesita un acuerdo con los bancos, por un lado, y una ampliación de capital de 500 millones de euros a un precio de suscripción no inferior a los 0,10 euros por acción con derecho de suscripción preferente que deberá ser sometida a la junta general de accionistas.

Si los minoritarios no están por la labor de acudir a la opa, es muy poco probable que vayan a dar luz verde a dicha ampliación de capital, sin la cual DIA no puede seguir operando, con lo que LetterOne también lo perdería todo, porque habría que disolver la compañía”, considera Bonardell.

¿Qué opina el consejo de administración?

El consejo de administración de DIA está conformado por Richard Golding (vicepresidente segundo y consejero independiente), Mariano Martín Mampaso (vicepresidente tercero y consejero independiente), Borja de la Cierva Álvarez de Sotomayor (consejero delegado), Julián Díaz González (externo), Antonio Urcelay Alonso (externo), Angela Spindler (independiente), María Garaña Corces (independiente), Jaime García-Legaz Ponce (independiente) y Miguel Ángel Iglesias Peinado (consejero ejecutivo).

Todavía no se han pronunciado al respecto, pero mantienen una guerra abierta con LetterOne. De hecho, este mismo mes de diciembre, el 'holding' de Fridman habría pedido por carta la dimisión de Golding, Urcelay y Martín Mampaso, nombrados en 2011 y a los que el magnate responsabiliza del deterioro de las cuentas del grupo, por lo que es poco probable que recomienden acudir a la opa.

¿Qué opinan los analistas?

Los analistas esperaban poder despejar sus dudas tras la 'call conference' celebrada este martes a las 13:30. Sin embargo, esta se ha limitado prácticamente a la lectura del comunicado y el plan estratégico colgado en la CNMV sin la posibilidad de preguntas.

“Llegados a este punto, lo más sensato para los actuales accionistas no sería aceptar la opa, sino vender en el mercado en estos momentos en que su cotización supera el precio de opa”, defiende Torre. “Si la oferta tiene éxito, la compañía acabaría siendo excluida de cotización, lo que dificultaría la venta de las acciones a los accionistas que decidan no acudir”.

Ana Gómez, de Renta 4, recomienda "una postura de esperar y ver hasta que se conozcan más detalles al respecto". Y, en todo caso, la experta "añadiría como otro punto clave conocer el posicionamiento del consejo". "Entiendo que su postura es contraria a la propuesta de LetterOne y que nos encontramos ante dos procesos paralelos que parece van a coexistir por el momento", asegura.

Elena Fernández Tapiella, de Bankinter, comenta: “Nosotros recomendamos acudir a la opa, pero apurar el plazo. Es verdad que los que entraron antes de diciembre van a incurrir en pérdidas, pero también hay que tener en cuenta la situación de DIA, con recursos propios de apenas 200 millones y una deuda de 1.400 millones. Su viabilidad depende de una ampliación de capital que está muy en el aire”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios