presenta su cartera del cuarto trimestre

Bestinver compra en el Banco Santander: "Nos gusta más sin Orcel que con él"

De la Lastra ha explicado que lo que le gusta es el negocio tradicional de 'retail' de la entidad presidida por Ana Botín, matizando que el Santander no es un banco de inversión

Foto: Beltrán de la Lastra (Bestiver)
Beltrán de la Lastra (Bestiver)

La gestora liderada por Beltrán de la Lastra ha presentado este miércoles su última carta trimestral de 2018 y, entre las nuevas apuestas, ha sorprendido su entrada en el capital del banco Santander. Durante el cuarto trimestre del año, Bestinver ha invertido en el banco que preside Ana Botín —específicamente, sitúa la cantidad apostada en más del 2% de su cartera ibérica—. Lo que le ha atraído de esta inversión han sido los bajos precios a los que se encuentra actualmente y la diversificación de su negocio (expuesto tanto a países emergentes como desarrollados) y con un sólido posicionamiento en el sector.

En cuanto a la cancelación del fichaje de Andrea Orcel como nuevo consejero delegado, de la Lastra ha zanjado que prefiere al banco sin el italiano de UBS que con él. "Nos gusta más el Santander sin Orcel que con él", ha zanjado el presidente y director de inversiones de la gestora, "lo que nos gusta del Santander es su banca tradicional de 'retail'... Santander no es un banco de inversión". No en vano, cuando Orcel fue nombrado para el cargo en septiembre, uno de los factores que más sorprendió fue que Botín eligiese un profesional con un perfil de banquero de inversión tan marcado.

En su carta trimestral, la gestora 'value' ha querido enfatizar el aumento de su exposición al sector industrial, de consumo y el mediático. Sobre el sector financiero, resalta que se encuentra a "precios interesantes, pero con prudencia", recordando sin embargo que 2018 ha sido el año en el que han vuelto a construir posiciones en los bancos, después de las correciones de 2016. Las finanzas suponen un 13,5% de su cartera internacional —con inversiones como el italiano Intesa Sanpolo (1,8%) o ING Group (2,7%)— y el 19,3% de la ibérica —con apuestas como Unicaja (5,3%) o CaixaBank (3%)—.

Sobre el riesgo reputacional que sufre este sector por culpa de noticias como la de Orcel o la operación Trampa en el BBVA, Beltrán ha reconocido que "el riesgo es real y serio". Pese a que ha matizado que ve más impacto en los últimos diez años por culpa de este tipo de situaciones que en los próximos diez también ha avisado de que, desde Bestinver, "hay bancos que no tocaríamos".

[Lea aquí sobre la presentación del anterior trimestre]

En cuanto a casos más particulares, el presidente de la entidad considera "razonable" el proceso de fusión entre Unicaja y Liberbank —"no tendría sentido que se aislase del proceso de consolidación que está viviendo el sector actualmente" ha dicho "el mejor uso del exceso de capital de Unicaja es a través de la consolidación, creará más valor que si lo devuelve en dividendos".

Respecto a Bankia, entidad donde tenía una posición mínima dentro de su cartera ibérica, Bestinver ha reducido posición: "reducimos nuestra posición en Bankia ya que consideramos que el aspecto comercial del banco está evolucionando por debajo de nuestras expectativas", explica la gestora de Acciona en la carta trimestral. Al ser preguntado por la ampliación del plazo de privatización de Bankia, de la Lastra se ha mostrado tranquilo y lo recibe como una buena noticia, alegando que no le preocupa trabajar con la perspectiva del 'placing' a largo plazo.

El sector financiero: precios interesantes, pero con prudencia

El presidente de Bestinver también ha respondido a las preguntas sobre las noticias de estas semanas sobre la intervención del Banco Central Europeo (BCE) en casas italianas como Banca Carige o Monte dei Paschi, una situación que ve con buenos ojos. De la Lastra reconoce que son "titulares incómodos" pero considera que el sector bancario europeo está mucho más sano que hace años y que es positivo que intervenciones de ese tipo ya no desaten el nerviosísmo general que podrían llegar a generar en los momentos bajos de la última década.

Sobre la subida de tipos, un factor crucial en la valoración de los bancos (sobre todo los europeos), Beltrán de la Lastra no se ha querido 'mojar' sobre qué perspectivas tiene de para la política monetaria este 2019, pero a largo plazo sí que ha matizado que espera que "la tendencia de aquí a cinco años será un alza de tipos" aunque prevé una política monetaria "con baches". En un contexto en el que "las caídas del mercado se han visto auto-inducidas por el BCE", considera que la rebaja del tono de EEUU en las perspectivas para el año que viene (donde la Reserva Federal podría incluso llegar a bajar tipos) "ha dado un respiro" al itinerario en Europa.

Industria y consumo

No obstante, no todo ha sido hablar de bancos. Al final, las principales carteras de Bestinver han terminado un año con un sesgo más pronunciado en la industria y el consumo que en las finanzas: el 42,7% de la cartera internacional proviene del sector industrial y el 23,8% del de consumo; mientras que, en la ibérica, el industrial y el de consumo suponen un 42,8% y 17,6%, respectivamente.

Sobre su exposición al sector industrial, Bestinver explica en su carta a los clientes que "las fuertes caídas en el mercado y en particular en las compañías industriales nos han permitido comenzar a comprar compañías feas a primera vista, pero de buena calidad, a precios muy atractivos". "Unos activos que a los precios de hace unos meses no tenían suficiente potencial pero donde ahora sí creemos que compensa asumir determinados riesgos tras haberlas visto caer más de un 65%", matiza la gestora de Acciona, enfatizando su interés por el segmento de automoción y alguna compañía de acero inoxidable, con las incorporaciones de Valeo o Andritz como ejemplo.

Escena de la salida a bolsa de GrubHub en 2014. (Reuters)
Escena de la salida a bolsa de GrubHub en 2014. (Reuters)

En cuanto al sector de consumo, Bestinver describe en su carta que las compañías de este sector "se encuentran sujetas a altos niveles de disrupción tecnológica", añadiendo que "esto implica desde posibles trampas de valor, a compañías de alto crecimiento muy atractivas". Dentro de ese último grupo, la entidad destaca que "se encuentran algunas compañías que pueden quedar fuera de nuestro círculo de competencia, a excepción de las compalías de reparto de comida a domicilio".

Asimismo, Bestinver ha decidido recoger beneficios en GrubHub para invertir en Just Eat, que recientemente ha sufrido importantes correcciones por lo que De la Lastra ha achacado "a la percepción de riesgo por el miedo a que Deliveroo [la empresa de reparto a domicilio] ganase terreno en Reino Unido". Sin embargo, según ha explicado el presidente de la gestora, Deliveroo "está quemando mucho dinero", con el agregado de tensiones internas que han quedado retratadas en la reciente oleada de dimisiones en la empresa.

"La volatilidad está aquí para quedarse"

Bestinver ha reconocido en su carta que "2018 ha sido un mal año para los mercados financieros y para la rentabilidad de nuestros fondos". No en vano, Bestinfond ha cedido un 13,4% en el año y Bestinver Bolsa un 8,7%. Sin embargo, resguardándose en su calidad de gestora 'value' (con una filosofía de inversión en la que prima el análisis fundamental de los valores y la visión largoplacista), Bestinver ha reiterado que es una casa de inversión "a largo plazo" y que sabe que "atravesar estos momentos es el precio [que debe] pagar por las buenas rentabilidades a largo plazo".

Este es precisamente el mensaje que ha reiterado De la Lastra en la presentación del cuarto trimestre. "La volatilidad ya está aquí; y está aquí para quedarse", ha zanjado, añadiendo que "estamos entrando en un entorno dominado por la política monetaria y el desafío de deshacer el mayor experimento de la historia". Sin embargo, ha reiterado que la volatilidad no siempre es sinónimo de caídas y que es justo en estos movimientos del mercado donde se encuentran las oportunidades de inversión. De hecho, la gestora ha reducido sus posiciones de liquidez en los últimos meses, situándola actualmente en alrededor del 8% de cada cartera.

La volatilidad ya está aquí. (Foto: Reuters)
La volatilidad ya está aquí. (Foto: Reuters)

En cuanto a los riesgos geopolíticos, De la Lastra ha hablado predominantemente de dos situaciones: el Brexit y la guerra comercial. Respecto a la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el gestor considera que "queda camino para rato" y que el tema "va a dar para muchos capítulos". Sin embargo, ha reiterado que "ni los días buenos son tan buenos ni los días malos son tan malos". A la guerra comercial también le ha quitado hierro, recomendando distinguir los temas serios. Según ha explicado, De la Lastra no estima que EEUU tenga un problema grave con Canadá y México —"no cuela"— aunque sí ve que la relación comercial entre China y EEUU es relevante y que es un tema que va más allá de Donald Trump.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios