las entidades que más caen en 2018

Dos alemanes, dos italianos y tres españoles: sin bromas, son los peores bancos de Europa

El Euro Stoxx 600 Banks se deja un 10,5% en 2018. BBVA, Bankia y Banco Santander están entre los bancos que más lastran al sector en Europa

Foto: Tensión en los mercados. (Reuters)
Tensión en los mercados. (Reuters)

El martes negro en las bolsas ahondó en la sangría bursátil de la banca, que empezó hace semanas. El principal índice del sector en Europa se hunde un 10% en 2018, con tres bancos españoles, dos italianos y otros dos alemanes como los componentes que peor desempeño tienen en el año al que los analistas apuntaban como el sector estrella.

De hecho, las principales casas de análisis de brókeres y bancos de inversión recomendaron comprar bancos en navidades ante un previsible cambio de ciclo de los tipos de interés. Estas expectativas se han ido frenando, lastrando las cotizaciones, y la tormenta política tanto en Europa como en algunas economías emergentes ha terminado de hundir a la mayoría de entidades cotizadas.

De hecho, de seis centenares de bancos europeos cotizados que componen el índice Euro Stoxx Banks 600, solo cinco están en positivo en 2018. Son Julius Baer, Royal Bank of Scotland (RBS), Close Brothers Group, Bank of Ireland y el mejor, el español Bankinter, con un alza del 3%.

Pero la banca española no es un buen ejemplo, en lo que a desempeño bursátil se refiere. Otros tres bancos, dos de ellos ‘blue chips’ del Ibex 35, están entre los peores. Bankia se deja un 18% de su valor en apenas cinco meses, BBVA se hunde un 17% en el mismo periodo y Santander retrocede un 16%.

En general, los bancos españoles están muy penalizados en bolsa. Según datos de Bloombeg, Banco Santander y Bankia se mueven en el parqué con el PER (veces que se repite el beneficio por acción en el precio) más bajo desde diciembre de 2016, mientras que por valor en bolsa frente al contable están más infravalorados que nunca también desde 2016. Para el resto de entidades, también hay que irse a finales de 2016 o principios de 2017 para encontrar múltiplos más bajos. Unicaja y Liberbank son la excepción, ya que venían cotizando con valoraciones reducidas frente a la media del sector, pese al repunte en bolsa del banco andaluz.

Así, los tres bancos están entre los peores de Europa. Aunque los dos que destacan en este sentido son alemanes, Deutsche Bank y Commerzbank, con desplomes del 38% y del 28% respectivamente. Cada vez que hay problemas con un país periférico, como ocurrió con Grecia en 2015, sufren en bolsa. Además de sus particularidades, la tenencia de bonos lastra a los dos gigantes germanos, el primero en plena reestructuración del negocio con cambio de CEO incluido, y el segundo aún parcialmente nacionalizado.

Por su parte, también hay dos bancos de Italia entre los que más caen desde el 31 de diciembre, Banco BPM y Mediobanca, que se dejan en torno al 20%. No en vano, el país es el epicentro de la tormenta política, ante el miedo a que haya una deriva populista en Roma, ya que hace una semana el Movimiento 5 Estrellas y la Liga plantearon un borrador de acuerdo que incluía una quita de deuda pública de 250.000 millones de euros. Ahora, el presidente de la república, Sergio Mattarella, ha pedido al economista Carlo Cottarelli, ex del FMI, formar Gobierno. Pero no está claro. “Prevemos que la incertidumbre política permanecerá elevada”, advierte Goldman Sachs.

Tampoco en España, que ha ahondado en la incertidumbre política en la eurozona ante el temor de que haya una moción de censura victoriosa y elecciones anticipadas, dejando al país nuevamente en parálisis política. Aunque no está claro que esto afecte a la macro, sí que redujo el flujo de inversiones financieras entre 2015 y 2016 en el año sin Gobierno, según la encuesta mensual de Bank of America Merrill Lynch.

Pero la política europea no explica por sí sola el embrollo en el que se han metido los bancos, después de alejarse las expectativas de subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) hasta finales de 2019. Que suba el ‘precio del dinero’ es una buena noticia, salvo si sucede por un 'crash' brusco en el mercado de bonos por la tenencia en cartera. Tanto los bancos alemanes como los españoles tienen una alta exposición a deuda periférica.

Caídas masivas de los bonos

La cartera ALCO, en la jerga, sumó más de 300.000 millones de euros en 2017 entre las entidades cotizadas españolas, con cifras de cerca de 200.000 millones en deuda española o italiana. Para Deutsche Bank, la exposición neta a bonos soberanos o corporativos emitidos en Italia es de 34.000 millones, y de 11.500 millones desde España, según su último informe anual.

Los otros tres bancos que completan este deshonroso ‘top ten’ de números rojos en la banca europea son el gigante holandés ING (-17%), el grupo finlandés Skandinaviska Enskilda Banken (-16%) y el banco sueco Svenska Handelsbanken (-15%).

El pánico desatado entre los inversores ha afectado duramente al mercado de bonos, con alzas en las primas de riesgo periféricas de más del 10%. La española ha superado los 130 puntos, el doble que los 65 puntos del 4 de abril, que fueron mínimos desde antes de la crisis de deuda. La italiana, por su parte, se eleva hasta rozar los 300 puntos básicos.

Esto prueba que hay “un clarísimo ‘fly to quality’, con ventas de bonos periféricos como España, Italia, Grecia o Portugal y compras de títulos de países como Alemania, Francia, Suecia o Italia”, resume Rafael Valera, gestor de Buy & Hold. Y esto suele ocurrir cuando hay miedo. “Estamos hablando de un escenario de puro pánico vendedor. El catalizador de todo ello está siendo la crisis política en Italia y la posibilidad de que el adelantamiento electoral acabe en una especie de plebiscito sobre la permanencia del país dentro de la eurozona”, expone Borja Gómez, director de análisis de Inverseguros-Dunas Capital.

No obstante, un eventual Italexit está lejos, en opinión de los expertos. Pese a que “el mercado penaliza aquellos activos que estarían más expuestos ante un eventual abandono de la eurozona y, por lo tanto, por una reestructuración de la deuda del país”, señala Gómez, lo que explica parte del castigo que sufre la banca. Las más expuestas al riesgo son las emisiones de bancos italianos en primer lugar y periféricos en segundo término, agrega: “Una de las razones que explican esta situación es que los bancos de Italia tienen una alta exposición de la deuda pública doméstica y, por lo tanto, es muy probable que sus balances estén siendo sometidos a un fuerte estrés a lo largo de los últimos días”.

Más coste de financiación

Asimismo, el coste de financiación se dispara para la banca ante la caída de los bonos que han emitido. “La deuda bancaria es la más penalizada cuando se producen repuntes en primas de riesgo, ya que es el sector más ligado al riesgo soberano”, arguye Germán García Mellado, gestor del fondo Merchbanc Renta Fija Flexible. “Dentro del pasivo bancario, las correcciones son mayores en las emisiones de mayor subordinación, siendo mucho más acusadas en la nueva Contingent Convertible (CoCos) que en emisiones de deuda sénior”, añade. Los últimos CoCos emitidos por el Santander, por ejemplo, pierden un 5% en tres meses y cotizan al 95% del valor nominal de su emisión.

La deuda bancaria es la más penalizada cuando se producen repuntes en primas de riesgo, ya que es el sector más ligado al riesgo soberano

En el caso de la banca española, las caídas se explican por una combinación de factores comunes al resto de entidades europeas (tipos bajos, tormenta política, caídas de los bonos y competencia creciente de las ‘fintech’) y por otros propios. La diversificación geográfica, que ha servido para impulsar el beneficio durante los últimos años, es un lastre en las últimas semanas, ante la presión que sufren divisas como el peso mexicano, la lira turca o el real brasileño. El endurecimiento monetario castiga a las economías emergentes, y varias de ellas están en un entorno de incertidumbre política por elecciones inminentes en Turquía (24 de junio), México (1 de julio) o Brasil (7 de octubre). Mercados importantes para BBVA y Santander. Todo juega en contra estos días.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios