con el único objetivo de convocar elecciones

Iglesias quiere ahora dialogar con Cs para lanzar su propia moción si fracasa Sánchez

La prioridad es "echar al PP de las instituciones", coinciden en recalcar dirigentes de diferente signo, pero si no es posible, se tratará de forzar el escenario de la convocatoria inmediata de elecciones

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Podemos cambia de guion a menos de 48 horas de que se inicie el debate sobre la moción de censura del PSOE contra Mariano Rajoy. Pablo Iglesias se ha mostrado esta tarde "dispuesto a dialogar con Ciudadanos" para presentar su propia moción de censura y "trabajar para que haya elecciones generales lo antes posible". El líder de Podemos ha avanzado que "nos parecería sensato, en el caso de que fracase la moción de censura de Pedro Sánchez, que nosotros vamos a apoyar, intentar lograr que la palabra la tengan los españoles". Su primera opción sigue siendo la de un "Gobierno progresista" liderado por Sánchez, y la segunda convocar elecciones con la mayor premura.

Para que pudiese salir adelante esta segunda opción, Iglesias dice estar "abierto a buscar candidatos y nombres" para consensuar al candidato a la presidencia que pueda "garantizar que salga adelante" esta iniciativa. Esto es, lo mismo que ha demandado Ciudadanos, pero arrebatándoles la iniciativa. Todo ello, ha recalcado, a partir del próximo viernes y siempre en caso de que fracase Sánchez. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha explicado al respecto de las nuevas intenciones anunciadas por Pablo Iglesias que "vamos a seguir con lo que llevamos diciendo hace días" para que Sánchez retire su moción y Rajoy convoque así elecciones, lo cual ya ha descartado el presidente del Gobierno, o sino presentar una "moción técnica" con el objetivo de disolver las Cortes y convocar elecciones.

Iglesias quiere ahora dialogar con Cs para lanzar su propia moción si fracasa Sánchez

La formación se inclinaba este lunes por prestar diputados de su grupo a Ciudadanos para que la formación liderada por Albert Rivera —con 32 escaños— pueda reunir las 35 firmas necesarias para presentar una moción de censura, en este caso "instrumental", encaminada a disolver las Cortes de inmediato y convocar elecciones. Este era el plan B de Podemos si fracasa la moción de censura de Pedro Sánchez, según aseguraron fuentes cercanas a la portavoz parlamentaria, Irene Montero, lo cual no descartan, por el hecho "sorprendente" de que el líder socialista se cerró hasta anoche a recabar adhesiones entre el resto de grupos parlamentarios para alcanzar la mayoría de 176 síes.

Unidos Podemos ya le ha brindado su apoyo sin condiciones ni exigencias de sillón por "urgencia democrática", aunque entre el miércoles y el jueves deberán ratificarlo las bases en una consulta. La portavoz parlamentaria, antes de entrar al pleno del Congreso, se ha limitado a responder, al ser preguntada por esta operación, que su primera opción es que salga adelante un "Gobierno progresista", sin descartar la posibilidad de prestar diputados a la formación naranja.

La prioridad es "echar al PP de las instituciones", coinciden en recalcar dirigentes de diferente signo, pero si finalmente no es posible, se tratará de forzar el escenario de la convocatoria inmediata de elecciones. "Todo a su debido tiempo", respondían cautas las mismas fuentes del entorno de Irene Montero sobre cómo se materializaría la moción técnica. Añaden que lo primero es ver qué pasa con la moción de censura encabezada por Pedro Sánchez, que se votará este mismo viernes. Sin embargo, si finalmente no se consigue formar un "Gobierno progresista", con un programa social de mínimos y voluntad de dialogar para resolver la cuestión territorial, la opción de coincidir con Ciudadanos se califica como la única para desalojar a los populares del Gobierno.

Desde Ciudadanos ya han mantenido conversaciones con diferentes formaciones para reunir las firmas necesarias para presentar su propia moción de censura, como este mismo lunes ha explicado Ana Oramas, de Coalición Canaria, quien ya ha avanzado que no participará en este tipo de operaciones. Podemos confirma que también ha mantenido contactos con la formación naranja, además de con otros grupos parlamentarios. Con prácticamente todas las formaciones de la oposición en la Cámara Baja menos con los socialistas. Estos últimos todavía no han descolgado el teléfono ni su líder respondió a los mensajes que su homólogo de Podemos le envió el jueves, tras conocerse la sentencia del caso Gürtel, para interesarse por la posibilidad de registrar una moción de censura.

Iglesias quiere ahora dialogar con Cs para lanzar su propia moción si fracasa Sánchez

El propio Pablo Iglesias ya alentaba este lunes la posiblidad de sumarse a una moción técnica, con el único objetivo de convocar elecciones, si no salía adelante un "Gobierno progresista". Para que esto último pueda ocurrir, el líder de Podemos ha animado a Sánchez a buscar acuerdos para un programa de gobierno "centrado en la regeneración y el rescate social que trate de convertir en leyes todas las iniciativas vetadas o bloqueadas por el PP". Esto es, un programa de mínimos que recoja cuestiones que ambas formaciones han votado ya juntas en el Congreso, como el incremento del salario mínimo, asegurar las pensiones equiparándolas al IPC, igualdad retributiva, permisos de paternidad iguales e intransferibles o controlar el mercado de alquileres para asegurar la vivienda digna.

En referencia a las formaciones catalanas, cuyo voto a favor es imprescindible para que la moción de censura sea exitosa, Iglesias ha demandado diálogo para solucionar la cuestión territorial. "Se debería iniciar un nuevo camino de diálogo para gestionar por vías democráticas el problema territorial", ha concluido a través de las redes sociales, concluyendo que "si la moción va en serio, es necesario que este partido [en referencia al PSOE] dialogue, explique sus propuestas y negocie con otros".

Las dudas sobre si Sánchez "va en serio" o no existen, no solo en Podemos, y es por ello que el secretario general, que ni siquiera ha podido hablar con el líder socialista, ha planteado como salida al fracaso del PSOE un acuerdo para que "se convoquen, en el menor tiempo posible, nuevas elecciones". Un acuerdo vía moción de censura, casi con toda probabilidad impulsada por Ciudadanos, para "sacar al PP de las instituciones". "También apoyaríamos esa vía" en caso de que fallase la primera opción, concluye Iglesias. Solo una improbable dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, o la también descartada disolución de las Cortes si la moción de Sánchez resulta fallida, cambiarían estos planes.

La apuesta de Podemos es clara, y su única prioridad ahora mismo para "limpiar" y regenerar las instituciones es echar al PP y prestar sus votos para que lo sustituya un Ejecutivo progresista encabezado por Pedro Sánchez. Todos los dirigentes evitan mencionar si ese Gobierno progresista debería ser de coalición o en minoría sellando con otras fuerzas un acuerdo de legislatura, al entender que es una decisión que solo debe tomar Pedro Sánchez. Sin embargo, sí afirman que sería prácticamente inviable un Gobierno con tan solo 84 diputados, además de no tener el control ni de la Mesa del Congreso ni del Senado. "Sería la primera vez en democracia", afirmaba Pablo Iglesias el pasado viernes respecto a esta hipótesis.

La posición del partido liderado por Iglesias, marcado tanto por el momento de excepcionalidad política como por la actual correlación de fuerzas, con un reflujo del campo progresista, supone un salto cualitativo. Primero, porque la formación evita realizar exigencias de sillones, como en la fallida investidura de Pedro Sánchez tras su pacto con Ciudadanos, y segundo porque se muestra partidaria de gobernar con los socialistas aunque sea en posición subsidiaria. Un mensaje claro de cara a definir su hoja de ruta electoral para los comicios europeos, autonómicos y municipales que se celebrarán dentro de un año. En esta línea, el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ya remarcó a este diario la necesidad de "llegar a acuerdos no solo con el PSOE sino también con Cs".

En su ánimo de alimentar la democracia interna y consultar todas las decisiones trascendentales del partido, el único escollo de Podemos para sacar adelante sus planes será la consulta a las bases. El referéndum sobre lo que debe votar la formación este viernes en el Congreso se celebrará entre el miércoles y el jueves. La pregunta a la que deberán responder los inscritos, con sí o no, es la siguiente: "¿Apoyas que Podemos vote a favor de una moción de censura para echar al PP y a M. Rajoy del Gobierno?".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios