Es noticia
Menú
Mucho TikTok y pocas plazas de toros: campaña austera de los partidos en Andalucía
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones andaluzas 19-J

Mucho TikTok y pocas plazas de toros: campaña austera de los partidos en Andalucía

El auge de las redes y la reducción de los recursos económicos de la mayoría de fuerzas políticas anticipan un camino distinto hacia el 19-J, con pequeños mítines y encuentros sectoriales

Foto: Pedro Sánchez y Juan Espadas, en uno de los pocos grandes actos celebrados hasta ahora en la precampaña andaluza. (EFE/José Manuel Pedrosa)
Pedro Sánchez y Juan Espadas, en uno de los pocos grandes actos celebrados hasta ahora en la precampaña andaluza. (EFE/José Manuel Pedrosa)

El velódromo de Dos Hermanas es casi un símbolo de las campañas electorales en Andalucía. Un recinto que llevaba el sello del PSOE más clásico, el de Felipe González y Alfonso Guerra, pero en el que también 'mitineó' Mariano Rajoy, para escozor socialista. Y hasta Podemos en sus albores, cuando Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias compartían mítines. Pero esos tiempos quedaron atrás. Llenar el recinto supone llevar hasta allí a 27.000 personas y para eso es necesario poder de convocatoria, pero también dinero. Y los partidos tienen cada vez menos cantidad de esas dos cosas. Esa combinación de factores ha derivado en que las elecciones andaluzas de junio tendrán una campaña más austera, centrada en las redes sociales, la televisión y con actos públicos más reducidos y de marcado carácter sectorial. Lejos de grandes escenarios y plazas de toros.

El asunto financiero es primordial, sobre todo si se tiene en cuenta que gran parte de los gastos de campaña se sufragan con las subvenciones electorales que otorga el Parlamento de Andalucía en función de los resultados. PSOE y PP lograron en 2018 los peores números de la historia autonómica. Los socialistas se dejaron 1,1 millones de euros respecto a la anterior convocatoria, en 2015, y los populares perdieron 420.000 euros. Para el PSOE, esto supuso un agujero de esos 1,1 millones de euros, ya que, según desvelaron a Newtral hace unos años, el presupuesto de su campaña de 2018 ascendía a 4,4 millones. El PP, pese a su caída en las urnas, logró cubrir gastos con una estrategia más modesta, que no superó los 2,5 millones de euros, frente a los 2,7 que recibió de la Cámara autonómica.

El PSOE opta por los microcréditos

Los socialistas van a cubrir parte de ese déficit con una campaña de microcréditos impulsada desde Ferraz, una técnica que el PSOE estrena en unas elecciones andaluzas después de inaugurarla en las generales de abril de 2019 con éxito. Es, explican, una herramienta para conseguir el dinero previamente sin necesidad de acudir a los bancos o a donaciones a fondo perdido entre los militantes y los cargos. Según figura en la web del partido, se pueden aportar entre 200 y 10.000 euros, y el dinero será devuelto, con intereses del 2,50% anual, una vez la formación reciba las subvenciones electorales. El objetivo es "frenar a las derechas" y devolver el PSOE al Gobierno andaluz con Juan Espadas como candidato.

Foto: Juan Espadas, el pasado enero en Granada durante la presentación de su candidatura a la Junta. (EFE/Pepe Torres)

Desde San Vicente —sede regional del partido—, rechazan que se trate de una respuesta a un problema económico. Sí admiten que partir de los peores resultados de su historia y afrontar, por primera vez, las elecciones desde la oposición ha mermado sus recursos financieros para el 19-J. Hay que tener en cuenta que en junio de 2021, hace menos de un año, el PSOE andaluz pasó por unas primarias para elegir candidato a las elecciones autonómicas. En aquella pugna entre Juan Espadas y Susana Díaz, que la expresidenta acabó perdiendo, se generaron unos costes extraordinarios que tuvieron incidencia en cuentas de la formación. Fuentes socialistas rechazan que haya un problema monetario, pero reconocen que no están "para tirar cohetes".

Los gastos se están controlando y "no hay despilfarros", aseguran estas mismas fuentes, que detallan que no será una campaña con demasiados grandes actos, sino centrada en las redes sociales y los medios de comunicación. No obstante, en el PSOE andaluz confían en que Ferraz los apoye económicamente y que despliegue su maquinaria por la importancia de los comicios. Este fin de semana, Pedro Sánchez volverá a arropar al candidato en un acto en Granada, imagen que se repetirá cuando empiece oficialmente la carrera a las urnas, sobre todo, en los fines de semana.

El resto de fuerzas también tendrá a sus líderes nacionales en Andalucía en viernes, sábados o domingos. Incluso los partidos que salieron beneficiados del reparto de subvenciones de las elecciones de 2018 han optado por esos encuentros sectoriales entre semana. Ciudadanos, que multiplicó su presencia y sus recursos respecto a 2015, ha pasado por una crisis de apoyos que ha provocado, por ejemplo, que todavía no tenga claro si al candidato Juan Marín lo acompañará la clásica caravana de periodistas. Adelante Andalucía no tendrá, ya que los de Teresa Rodríguez dejaron de recibir fondos públicos cuando fueron expulsados del grupo parlamentario y el dinero de la asignación fue para Unidas Podemos.

Foto: Juanma Moreno, este fin de semana en un acto en Algeciras. (EFE/Carrasco Ragel)

La política gaditana irá acompañada de una camioneta al estilo de los 'food trucks' que podrá convertirse en escenario de los encuentros en los que Adelante centrará su campaña. Para sufragar los gastos, los diputados de Adelante y la propia Rodríguez han ahorrado en estos años una suma que supera los 100.000 euros. El gran esfuerzo de los andalucistas en el mes que resta para el 19 de junio estará también en las redes sociales, conscientes del interés que genera la política gaditana.

La batalla se traslada a TikTok

Rodríguez ya ha avisado de que quiere rehuir el conflicto con sus contrincantes, con la salvedad de Vox, como ya demostró cuando mantuvo un rifirrafe con Macarena Olona desde su cuenta de TikTok. La líder de Adelante utilizó la red social china para atizar a la candidata de Vox por ponerse un traje de flamenca y los intentos de la alicantina para identificarse como andaluza. "No seas Paripé de Triana", le dijo Rodríguez desde su cuenta. El partido de Santiago Abascal, que tampoco llevará caravana de medios, es el más avezado en el uso de estas fórmulas para llegar a sus votantes. "Los canales de comunicación han cambiado", reconoce el consultor político David Hijón, que considera que los partidos no son del todo conscientes de que la publicidad en redes "es mucho más barata que en papel".

Foto: Macarena Olona, este miércoles, en el pleno del Congreso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Este consultor sevillano recuerda que hay una parte de la sociedad que no está en redes. Y son, además, "los votantes más fieles, los mayores de 60 años". "No dejaremos de ver banderolas, ni folletos ni mítines", apunta Hijón, que matiza que esas reuniones entre los candidatos y sus potenciales votantes ya nunca serán como los grandes eventos del Velódromo de Dos Hermanas. "La gente no va a los mítines, aunque vote a sus partidos de toda la vida", defiende el consultor político, que admite que la austeridad por la que apuestan las formaciones políticas "se nota" sobre todo en grandes fuerzas como PSOE y PP, con amplias estructuras que les llevan a diseñar campañas "más responsables".

Esta necesidad del control del gasto es algo bien conocido en IU —que se presenta dentro de la coalición Por Andalucía—, que lleva casi una década enfrascada en la reducción de su deuda. La alianza de las izquierdas apuesta también por esa combinación de eventos pequeños centrados en el ámbito rural, donde tienen gran implantación en el terreno municipal, con las redes sociales. El objetivo es acercarse a los más jóvenes, y por eso en IU abrieron un perfil en TikTok justo cuando el nombre de su candidata, Inma Nieto, saltó definitivamente a la palestra y en plenas negociaciones con sus socios. No es casualidad que uno de los primeros vídeos de Nieto en esta red mostrase su paseo con la vicepresidenta Yolanda Díaz en la Feria de Sevilla. De fondo, sonaba una de las canciones del 'Motomami' de Rosalía.

El velódromo de Dos Hermanas es casi un símbolo de las campañas electorales en Andalucía. Un recinto que llevaba el sello del PSOE más clásico, el de Felipe González y Alfonso Guerra, pero en el que también 'mitineó' Mariano Rajoy, para escozor socialista. Y hasta Podemos en sus albores, cuando Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias compartían mítines. Pero esos tiempos quedaron atrás. Llenar el recinto supone llevar hasta allí a 27.000 personas y para eso es necesario poder de convocatoria, pero también dinero. Y los partidos tienen cada vez menos cantidad de esas dos cosas. Esa combinación de factores ha derivado en que las elecciones andaluzas de junio tendrán una campaña más austera, centrada en las redes sociales, la televisión y con actos públicos más reducidos y de marcado carácter sectorial. Lejos de grandes escenarios y plazas de toros.

Partido Popular (PP) PSOE Elecciones Andalucía Ciudadanos
El redactor recomienda