Es noticia
Menú
La inflación es la excusa de Juanma Moreno para adelantar a junio las elecciones
  1. España
  2. Andalucía
ELECCIONES ANDALUZAS

La inflación es la excusa de Juanma Moreno para adelantar a junio las elecciones

El presidente apela por primera vez al presupuesto prorrogado de 2021 para admitir que sopesa convocar tras Semana Santa ante el deterioro económico y social

Foto: El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno. (EFE/Raúl Caro)
El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno. (EFE/Raúl Caro)

Concluido el fin de semana y el congreso del PP en Sevilla, en el aire quedó la idea de que junio era la fecha preferida por una parte importante del partido para convocar elecciones. El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, dejó claro que el líder andaluz tenía manos libres para decidir sobre la fecha electoral. El presidente Juan Manuel Moreno deslizó que no lo tenía decidido, que esperaría unas semanas para ver si había efecto rebote del nuevo PP, para analizar si Vox seguía en ascenso en los sondeos que iban a salir en las próximas semanas y después diría si aprieta o no el botón electoral.

Nada de esto ha cambiado salvo una cosa importante, por primera vez Moreno ha comenzado a construir con claridad un relato a favor del adelanto. Esa justificación para llamar a los andaluces a las urnas en junio y no en noviembre se resume en varios puntos. El primero y donde el andaluz puso todo el énfasis es la economía. Más bien, la inflación. El presidente de la Junta aseguró que el Banco de España ha calculado en su informe una inflación sostenida hasta el verano en un 10%. Eso, explicó, complica mucho que pueda seguir gobernando con el presupuesto prorrogado de 2021.

Foto: El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante el XX Congreso Nacional del PP. (EFE/Julio Muñoz)

El deterioro económico y social por el alza de los precios, que afecta a familias y empresas, ha estado en la balanza del PP para decidir sobre el adelanto electoral en Andalucía desde hace semanas. Las protestas de los transportistas, que pusieron a la economía al borde del colapso, dieron la voz de alarma. El malestar social contra el Gobierno de Pedro Sánchez puede ser un revulsivo para el PP en las urnas, aunque en las filas populares hay una parte más cauta o prudente que advierte de que esa indignación puede ser una bomba de explosión incalculable.

Moreno insistió en su relato de que no hay motivos políticos, ni personales y que es un “adelanto técnico”. Explicó que entre octubre o junio apenas hay diferencia, restando gravedad a convocar de forma inminente. Al presidente andaluz siempre le ha preocupado mucho que los andaluces no entiendan que no agota la legislatura. Pero el mandato está prácticamente agotado. Si convoca este mes de abril, lo que tendría que hacer para que los andaluces voten en junio, el que se celebra este miércoles y jueves será el último pleno de la legislatura. Luego llegará el parón de Semana Santa y, tras estas vacaciones, el Parlamento quedará disuelto si hay elecciones antes del verano.

Foto: Juan Manuel Moreno interviene en el Congreso del PP de Andalucía. (EFE)

El relato había discurrido hasta la fecha en el bloqueo en el Parlamento. Moreno había defendido que, si no lo dejaban gobernar o no tenía apoyos, estaría obligado a dar carpetazo a la legislatura. Eso no ocurre. El Gobierno pacta a derecha, con Vox, e izquierda, con PSOE y Unidas Podemos, sus iniciativas y no hay explicación ni cuantitativa, en número de leyes o decretos varados, ni cualitativa, con alguna norma importante en el alero, más allá, claro, del presupuesto que todo el arco parlamentario tumbó el pasado mes de noviembre.

Casi segura ya toda la oposición de que habrá elecciones en junio, lo que quedan son cábalas sobre la fecha exacta. En junio hay tres fines de semana posibles. La ley fija que deben pasar 54 días entre la convocatoria y la fecha de las elecciones. Si las elecciones son el 12 de junio, tocaría disolver el 19 de abril. Ese día es la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco, que preside el primer Gobierno del PP y Vox. La fecha no es muy halagüeña para Moreno. Si son el 19 de junio, debe convocar el 26 de abril. Si se va al 26 de junio, convocaría el 3 de mayo.

Foto: Macarena Olona durante la presentación de la campaña 'Devolved lo robado' en Sevilla. (EFE/Raúl Caro) Opinión

El presidente andaluz dijo que reflexionará unos días y abrirá una ronda de consultas y escucha antes de apretar el botón. En agenda tiene, tras la Semana Santa, un encuentro con el vicepresidente del Banco Europeo. Si quiere una coartada económica, las previsiones económicas ralentizadas por la inflación y la crisis agravada tras la invasión de Ucrania, se la servirían en bandeja en ese escenario europeo. Si no se decide, posiblemente se vaya a principios de octubre.

En su Gobierno, Moreno tiene dos posiciones claras. Por un lado, el vicepresidente y líder de Cs, Juan Marín, quiere agotar la legislatura. Los pronósticos para Cs son malos en las encuestas. El partido de Inés Arrimadas estaría en un par de diputados como máximo. La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, de Cs, expresó públicamente la semana pasada su posición a favor de agotar la legislatura. Un mensaje en su red de Twitter que exhibió las diferencias entre los dos partidos del Gobierno. La decisión corresponde al presidente.

En su equipo hasta ahora se han oído dos posiciones contrapuestas. Justo de los dos hombres que ahora ostentan el poder de Andalucía en Génova y están en la dirección de Feijóo. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, coordinador general del PP, siempre ha estado a favor de llegar a octubre. Su papel en el Gobierno andaluz terminará, anunció Moreno en el congreso del PP, cuando haya elecciones en Andalucía. Pasará a estar a tiempo completo en Génova. Las relaciones entre Moreno y Bendodo, un tándem político inseparable, han tenido sacudidas por el ascenso del número tres del PP. El presidente andaluz quería mantenerlo a su lado.

El otro andaluz en Génova, la otra 'B', la de Juan Bravo, vicesecretario general de Economía y consejero de Hacienda, lleva ya muchos meses advirtiendo de que Andalucía necesita un presupuesto y de que era un error alargar con una prórroga. Es su visión la que gana cada vez más opciones. Moreno será el que decida. El PSOE ya está de campaña y días atrás anunció que iba a llevar a la Fiscalía los 4.000 contratos exprés de la Junta durante la pandemia, poniendo a Bendodo en el punto de mira y acusándolo de prevaricación. Los socialistas llevan meses convencidos de que serían las autonómicas en junio, pese a que Moreno jugaba al despiste. Vox sigue sin decidir si Macarena Olona será la candidata, pero en el PP saben que es "su principal adversario electoral" pongan a quien pongan, aseguran.

Concluido el fin de semana y el congreso del PP en Sevilla, en el aire quedó la idea de que junio era la fecha preferida por una parte importante del partido para convocar elecciones. El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, dejó claro que el líder andaluz tenía manos libres para decidir sobre la fecha electoral. El presidente Juan Manuel Moreno deslizó que no lo tenía decidido, que esperaría unas semanas para ver si había efecto rebote del nuevo PP, para analizar si Vox seguía en ascenso en los sondeos que iban a salir en las próximas semanas y después diría si aprieta o no el botón electoral.

Partido Popular (PP) Inflación Banco de España Alberto Núñez Feijóo Pedro Sánchez Juanma Moreno Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda