Es noticia
Menú
Junts ajusta cuentas con ERC en el debate de la nación: "La independencia se aleja"
  1. España
División en el independentismo catalán

Junts ajusta cuentas con ERC en el debate de la nación: "La independencia se aleja"

"Nosotros también vamos a ir a por todas", advirtió Míriam Nogueras ante Sánchez en el Congreso, en claro desafío a la mesa de diálogo que retomará Aragonès mañana en su visita a Moncloa

Foto: La diputada de Junts per Catalunya Míriam Nogueras. (EFE/Chema Moya)
La diputada de Junts per Catalunya Míriam Nogueras. (EFE/Chema Moya)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Quien se examina en el debate sobre el estado de la nación es el presidente del Gobierno. Y la mayoría de los 20 portavoces que desfilaron por la tribuna del Congreso centraron el tiro de sus críticas (y alguna que otra alabanza) en Pedro Sánchez. Pero la metralla dialéctica se desvió en el turno de Junts per Catalunya, que intercaló los reproches a Sánchez con los dardos dirigidos a ERC, el partido con el que comparte el Ejecutivo en Cataluña.

La portavoz de la formación nacionalista, Míriam Nogueras, cargó este miércoles contra ERC y contra Sánchez a cuenta de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat —que no tiene el respaldo de Junts—, porque no considera que permita "un proceso de negociación real", y por eso no van a sumarse. No lo mencionaba, pero sobrevolaba su discurso la reunión de Sánchez con Pere Aragonès este viernes, para acercar posiciones, y las tensiones entre los socios del Govern servían de telón de fondo. "No haremos de socorristas de una mesa sin diálogo", apuntaba.

En su particular ajuste de cuentas con ERC"No urge una reforma fiscal, sino la independencia"—, Nogueras advertía de que su partido "jamás" va a "blanquear" las políticas del Ejecutivo, "jamás" le dará estabilidad, como sí hace "una parte del catalanismo". "Seguir dándole estabilidad nos ha ido alejando de nuestro objetivo principal, que es la independencia de Cataluña. Con usted, Cataluña siempre pierde".

Foto: Primera jornada del debate sobre el estado de la nación

Y, en esta ofensiva —con presencia física en Madrid, pero en clave absolutamente catalana—, afeó a ERC su viraje hacia posiciones más pragmáticas para lograr la concesión de los indultos a los nueve dirigentes independentistas condenados por el 'procés': "No ha servido para nada", en referencia al objetivo de la independencia. "Nosotros también vamos a ir a por todas", zanjaba, en un nuevo mensaje tanto para Sánchez como para Gabriel Rufián, portavoz de Esquerra Republicana.

En su réplica, el presidente del Gobierno le reclamaba que abandonase las "posiciones extremistas", que saliera "del congelador de 2017", año del referéndum independentista por el que fueron condenados los líderes del 'procés', para sumarse a la mesa de diálogo. "Ojalá pasen de estas posiciones extremistas a otras mucho más pragmáticas", apuntaba. No hizo falta que citara explícitamente que les emplazaba a seguir el camino de ERC.

Foto: El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación. (EFE/Chema Moya)

En esencia, Nogueras solo compartía con Ferran Bel, portavoz del PDeCAT y compañero en el grupo plural en el Congreso, sus críticas a la insuficiente ejecución de los presupuestos en Cataluña. Ninguna de las dos fuerzas —que en 2020 estaban unidas— votó a favor de la investidura de Sánchez, pero sus discursos hoy han sido radicalmente distintos, en fondo y forma. Bel afeaba al presidente que use la mesa de diálogo —que él sí respalda— como eslogan, en vez de buscar avances reales. "No puede ser un eslogan, dos fotos en año y medio. Necesita resultados", apostillaba.

"La mesa es como aquella fruta que debe madurar; pero que si no la come cuando es su momento se pudre en las manos", apostillaba. Y, como dato de su propia cosecha, el diputado del PDeCAT afirmaba que Sánchez solo dedicó 10 segundos en la primera jornada de debate para referirse al "conflicto" en Cataluña. "No se ha atrevido a abordar la cuestión vasca y catalana", le afeó horas después el portavoz del PNV, Aitor Esteban.

Foto: Una taquígrafa del Congreso toma notas mientras interviene Pablo Echenique. (EFE/Mariscal)

Sánchez, que conoce los equilibrios entre ERC y Junts, y que no tiene intención de darles motivos para unirse en una nueva batalla contra el Gobierno central, respondió midiendo sus palabras. La jornada anterior, el propio Rufián escenificó un discurso muy crítico, pero centrado en lo social. Dedicó muy pocas palabras al tema que durante años centró todas las reivindicaciones de su partido.

Y, aunque el presidente mostrara un profundo enfado con el portavoz de ERC el lunes (a cuenta de las balas que depositó en la tribuna), fuentes del Gobierno restaron un día después importancia a esta refriega, y señalaron un factor clave para entender en qué estado se encuentran las relaciones con Esquerra: Rufián ni siquiera pronunció la palabra 'Pegasus', en referencia al 'software' utilizado para espiar a dirigentes independentistas catalanes, el origen del último gran incendio entre ERC y el Gobierno.

Nogueras podía tratar de ajustar cuentas con ERC este martes, pero no estaba en su mano evitar que Sánchez anunciase durante la misma jornada que la nueva ley de secretos oficiales, comprometida con ERC tras los casos de espionaje, vaya a ser aprobada en julio. Para esto, al menos, no hacían falta 'socorristas'.

Quien se examina en el debate sobre el estado de la nación es el presidente del Gobierno. Y la mayoría de los 20 portavoces que desfilaron por la tribuna del Congreso centraron el tiro de sus críticas (y alguna que otra alabanza) en Pedro Sánchez. Pero la metralla dialéctica se desvió en el turno de Junts per Catalunya, que intercaló los reproches a Sánchez con los dardos dirigidos a ERC, el partido con el que comparte el Ejecutivo en Cataluña.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Debate Estado de la Nación Pedro Sánchez Gabriel Rufián Pere Aragonès Reforma fiscal Nacionalismo
El redactor recomienda