Es noticia
Menú
Sánchez redobla las medidas anticrisis con guiños a Podemos para estirar la legislatura
  1. España
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

Sánchez redobla las medidas anticrisis con guiños a Podemos para estirar la legislatura

El presidente del Ejecutivo evita regalar banderas a sus socios, tras el choque con Díaz. Sin embargo, desde Moncloa confían en que el nuevo paquete de medidas facilite "la cohesión de la coalición"

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante una sesión de control en el Congreso. (EFE/Emilio Naranjo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante una sesión de control en el Congreso. (EFE/Emilio Naranjo)

Apenas dos semanas después de aprobarse la prórroga del decreto anticrisis, el plan de choque del Ejecutivo contra la inflación ya se ha quedado corto. La espiral inflacionista y la amenaza de un corte del suministro energético por parte de Rusia, que según se prevé desde el Gobierno no se traducirá en escasez de gas en España, pero sí en una subida de precios, obligan a poner sobre la mesa nuevas medidas anticrisis. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciará este martes en el marco del debate sobre el estado de la nación un renovado paquete con respuestas "económicas y sociales". Propuestas que, según avanzan desde Moncloa, serán un guiño a sus socios, al tratarse de propuestas dirigidas a la "mayoría social". Confían así en que facilitarán "la cohesión de la coalición" y van a "fortalecer" al Gobierno en su conjunto.

El margen del Ejecutivo en materia de impuestos para aminorar la factura de la luz es inexistente tras añadir a las rebajas fiscales actuales la bajada del IVA. Sus socios empujan por un mayor gasto social y ayudas a la ciudadanía. Una apuesta por presupuestos más expansivos el próximo año, que estaría limitada por el cumplimiento de los objetivos de déficit y deuda pública, marcados en un 3% y un 110%, respectivamente, por la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, para el horizonte de 2025. También por el rechazo a una reforma fiscal en profundidad que incremente la recaudación, más allá de crear un impuesto para gravar los beneficios extraordinarios de las energéticas. Entre estos dos límites se mueven las nuevas propuestas anticrisis, con vistas a llegar al final de la legislatura y con las que se pretende para ello reconducir la negociación de los próximos presupuestos con Unidas Podemos.

Foto: La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. (EFE/Fernando Alvarado)

Sánchez lanzará sus propuestas sin haberse celebrado previamente la reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo de gobierno, reclamada por Yolanda Díaz para abordar este conflicto entre los socios. Ni siquiera ha mantenido una conversación con la vicepresidenta segunda para rebajar el choque antes del debate sobre el estado de la nación, donde los morados podrán presentar sus propias propuestas de resolución.

El presidente del Ejecutivo evita regalar banderas a sus socios, como ya hizo al encargarse de presentar en solitario el último decreto anticrisis. A última hora de ayer, en Unidas Podemos desconocían las medidas pendientes de anunciar por el presidente, más allá de que estarían enfocadas a la "protección social". Se trasluce asimismo el enfado en Moncloa cuando Díaz activase el freno de mano de la coalición al reclamar una reunión urgente tras su rechazo a una ampliación del crédito en Defensa. Un conflicto público bajo el que quedó enterrado el capital político cosechado por el presidente durante la cumbre de la OTAN.

Foto: Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, en el Congreso de los Diputados. (EFE/Emilio Naranjo)

Las relaciones no pasan por el mejor momento, y las declaraciones de la vicepresidenta segunda en una entrevista este domingo en el diario 'El País', asegurando que a "este Gobierno le falta alma", tampoco han ayudado. El Ejecutivo "trabaja con inteligencia y corazón", le respondía este lunes la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez. En privado, se trata de normalizar las diferencias y, en cualquier caso, se atribuyen en buena medida al lanzamiento oficial de la plataforma política de Yolanda Díaz, por su necesidad de marcar perfil propio y endurecer posiciones para diferenciarse. Con todo, las desconfianzas mutuas se han ido incrementando y ya cuando Sánchez anunció en sede parlamentaria la intención de bajar el IVA de la factura de la luz, no avisó a sus socios hasta unos minutos antes. El objetivo de los socialistas es capitalizar estas medidas, con los morados marcando terreno al asegurar que "es Podemos en solitario quien levanta las banderas que deberían ser la seña de identidad de un Gobierno progresista".

El socio minoritario del Ejecutivo exige compensar el aumento del gasto militar con un incremento del gasto social y medidas de contención de la inflación ambiciosas. La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) es una de las cuestiones en las que más ha puesto el foco la vicepresidenta segunda y que no tendrían apenas afectación en el gasto público.

Foto: El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

No ocurre lo mismo con la mayoría del resto de medidas prioritarias para el socio minoritario, como la creación de una renta crianza de 100 euros al mes, de un fondo de hasta 10.000 millones de euros para invertir en sanidad y en educación públicas, aumentar en un 15% el Iprem, que es el índice que marca la cuantía de muchas prestaciones sociales en España, actualizar las pensiones y los salarios de los empleados públicos de acuerdo con la inflación, destinar otros 600 millones para ayuda a la dependencia o 200 más para el Plan Corresponsables. Se trata de las exigencias que han puesto sobre la mesa para acordar los presupuestos del próximo año, la llave de Sánchez para cumplir su hoja de ruta agotando toda la legislatura.

La otra pata de los anuncios dentro del discurso del jefe del Ejecutivo tiene que ver con los "avances en derechos y libertades". La ampliación de los permisos de paternidad dentro de una futura ley de familias hasta las 16 semanas, reclamada por Unidas Podemos, junto a la ley de vivienda con el tope a los alquileres o la reforma de la denominada ley mordaza, que según trasladan los socialistas se aprobarán en el siguiente periodo de sesiones, después del verano, son iniciativas legislativas que se enmarcan dentro del bloque no estrictamente económico.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Sergio Beleña)

"Proteger, proteger y proteger" a las clases medias y trabajadoras es el mensaje que reiteran desde la parte socialista del Ejecutivo para avanzar su hoja de ruta para el año y medio que resta de legislatura. La intervención de Sánchez en el debate sobre el estado de la nación se centrará en hacer balance, con vistas a confrontar el modelo socialdemócrata para capear la crisis sin recortes, como achacan a los populares, pero sobre todo para fijar rumbo. Esto es, "darle profundidad a la legislatura", indican desde Moncloa, asegurando que se enfoca este debate "con muchas ganas" y el convencimiento de que "vamos a salir más fuertes".

El debate sobre el estado de la nación, que se extenderá hasta el jueves, se busca manejar desde el Ejecutivo poniendo el foco en los anuncios. El formato del debate, en el que Sánchez no tiene límite de tiempo para responder al resto de los grupos parlamentarios, ofrece al presidente del Gobierno mayor margen para fijar sus mensajes frente a la oposición. Una "oportunidad", según vaticinan desde Ejecutivo, para mostrar una "hoja de ruta clara" de cara a lo que resta de la legislatura.

Apenas dos semanas después de aprobarse la prórroga del decreto anticrisis, el plan de choque del Ejecutivo contra la inflación ya se ha quedado corto. La espiral inflacionista y la amenaza de un corte del suministro energético por parte de Rusia, que según se prevé desde el Gobierno no se traducirá en escasez de gas en España, pero sí en una subida de precios, obligan a poner sobre la mesa nuevas medidas anticrisis. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciará este martes en el marco del debate sobre el estado de la nación un renovado paquete con respuestas "económicas y sociales". Propuestas que, según avanzan desde Moncloa, serán un guiño a sus socios, al tratarse de propuestas dirigidas a la "mayoría social". Confían así en que facilitarán "la cohesión de la coalición" y van a "fortalecer" al Gobierno en su conjunto.

Debate Estado de la Nación Pedro Sánchez Yolanda Díaz
El redactor recomienda