Es noticia
Menú
Podemos sugiere a Sánchez sacar de los presupuestos el aumento de gasto militar
  1. España
EL PSOE QUIERE UN "ACUERDO DE PAÍS"

Podemos sugiere a Sánchez sacar de los presupuestos el aumento de gasto militar

PSOE y UP votan divididos a una moción del PP que insta a blindar el incremento de la inversión en Defensa al 2% del PIB, y que ha contado con el respaldo de los socialistas

Foto: La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (i); y el de Consumo, Alberto Garzón (EFE/Javier Lizón)
La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra (i); y el de Consumo, Alberto Garzón (EFE/Javier Lizón)

Aún no ha terminado la cumbre de la OTAN en Madrid y ya han comenzado a asomar las primeras grietas en el seno de la coalición gubernamental. La decidida apuesta de Pedro Sánchez no sólo por aumentar la presencia militar en las bases americanas cedidas en territorio español, sino por incrementar el gasto en Defensa y subirlo al 2% del PIB ha encontrado su primera gran resistencia entre sus socios habituales, incluida la formación con la que comparte asiento en el Consejo de Ministros. Sánchez quiere un "acuerdo de país", incluyendo a las fuerzas que están "a la izquierda del PSOE", pero Unidas Podemos no ha tardado en desmarcarse de la propuesta, reclamando al presidente del Gobierno que saque de los Presupuestos Generales del Estado de 2023 el aumento del gasto militar, unas cuentas que deben ser pactadas entre los dos partidos de la coalición.

"La pregunta que hay que hacerse es que, si se destina más dinero a la inversión militar, ¿de dónde sale ese dinero?", cuestionaba en los pasillos del Congreso la secretaria general de Podemos, Ione Belarra. La también ministra de Derechos Sociales ha recordado que la inclusión de una partida en este sentido en las nuevas cuentas públicas pendientes de negociación debe partir de un acuerdo presupuestario, al que Unidas Podemos se opone. Fuentes de la formación morada indican que la salida que le quedaría a Sánchez en esta cuestión pasaría por sacar de los próximos Presupuestos la inversión comprometida con la OTAN en materia de Defensa y aumentar ese gasto con otras "fórmulas" ajenas al Consejo de Ministros y que el presidente ya ha utilizado en otras ocasiones.

Los ministros de Podemos insisten en que no apoyarán un incremento en el gasto de Defensa

Si el Gobierno no tiene apoyos para incluir la partida en los presupuestos, la vía más factible sería la de impulsarla a través de una ampliación de crédito, que posteriormente debería ratificar el Congreso en la norma por la que se genere ese gasto. Los morados intentarán "hacer entender al PSOE" que las medias relativas a la inversión en Defensa no sólo no cuentan con su apoyo, sino que en el Congreso sólo podría contar con el apoyo del PP e, incluso, de Vox, lo que a ojos del partido minoritario de la coalición puede pasarle factura a Sánchez frente al electorado de izquierdas y a la posibilidad de reedición de un Gobierno progresista. "Es un tiro en el pie absoluto", sentencian estas fuentes.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la primera jornada de la cumbre de la OTAN en Madrid. (EFE/Lavandeira Jr)

Belarra ha advertido a Sánchez de que los números en el Congreso son "tozudos", y la propuesta sólo cuenta, a priori, con el apoyo del Partido Popular. "Ya sabéis cuál es nuestra posición. No lo apoyaremos", advertía el presidente del grupo confederal en el Congreso, Jaume Asens. "Seguimos pensando lo mismo", ratificaba el ministro de Consumo y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón. ERC también ha avanzado ya su rechazo a la propuesta de Sánchez y ha criticado que Occidente sea "la marioneta" de Estados Unidos; mientras que Más País y Compromís se han desmarcado de la iniciativa y del "lenguaje bélico" que, a juicio de ambas formaciones, acerca a Sánchez al PP.

La cerrazón de Unidas Podemos y de buena parte de los socios habituales del Ejecutivo obliga al ala socialista del Gobierno a mirar al PP. El primer partido de la oposición ya ha avanzado que actuará "con sentido de Estado" y con "coherencia" cuando Sánchez lleve al Congreso la ampliación de los destructores en la base de Rota, y siempre ha defendido el incremento de la partida destinada a la defensa y la seguridad nacional por encima, incluso, del 2% que propone Sánchez. Sin embargo, la inclusión de la partida militar en los Presupuestos pondría en duda la consecución de las cuentas públicas, ya que Podemos amenaza con desmarcarse del proyecto si incluye el incremento de la inversión en Defensa en el documento final.

En paralelo, en una entrevista para TVE, Sánchez ya ha advertido que para él no es negociable el incremento de ese gasto en los Presupuestos y ha sugerido que, en este caso, no priorizará el apoyo de sus socios habituales, consciente de que en esta cuestión el apoyo del PP se estima fundamental. "España cumplirá el compromiso de destinar el 2% del PIB en Defensa", ha repetido el presidente del Gobierno tras el cierre de la cumbre de la OTAN. Para ello, ha insistido en que resulta primordial un "acuerdo de país que trascienda las cuestiones ideológicas" que trasladará a todos los grupos parlamentarios. El plan de Sánchez pasa porque el compromiso en materia de Defensa se alcance de forma progresiva en un periodo de ocho años.

Foto: Pedro Sánchez. (EFE)

Aunque el apoyo del Partido Popular se da casi por descontado, Alberto Núñez Feijóo ha exigido a Pedro Sánchez que remita a Génova una "propuesta concreta" para "debatir y negociar", y que la interlocución con el Gobierno no se remita a la llamada de Margarita Robles a Esteban González Pons para atar el 'sí' del PP al pacto militar con Biden sin una negociación previa. "Somos firmes partidarios del a Alianza y de tener una relación de confianza con Estados Unidos" pero "el presidente del Gobierno debe ser coherente", incidía el líder gallego, durante una atención a los medios de comunicación en Bilbao.

El PP quiere una "negociación seria" que se base en el marco de la propuesta que Génova remitió hace semanas al jefe del Ejecutivo en materia de política exterior, y ante la que Sánchez aún no ha dado ni "acuse de recibo". Entre los puntos se encuentra dedicar una especial atención a la protección de las fronteras de Ceuta y Melilla, el impulso de una fuerza militar europea como complemento a la OTAN o la modernización de las Fuerzas Armadas.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, esta mañana en el Congreso. (EFE/Javier Lizón)

En los últimos días, y ante el "silencio" de Sánchez, los populares han desplegado varias iniciativas parlamentarias para evidenciar la división en el seno del Gobierno, especialmente en lo que se refiere al gasto militar. Sin ir más lejos, el Congreso ha aprobado este jueves una moción no vinculante impulsada por el PP en la que, entre otros puntos, insta a blindar un incremento del gasto destinado a Defensa llegando a un 2% del PIB antes de 2030.

Este punto en particular ha contado con el apoyo del PSOE, además de otros grupos como Ciudadanos o Coalición Canaria, mientras que Unidas Podemos ha votado en contra. A los morados se han unido otros socios parlamentarios del Ejecutivo, como ERC, Bildu, Más País o Compromís, lo que anticipa ya la foto con la que tendrá que lidiar Sánchez si quiere cumplir los compromisos adquiridos por la OTAN en lo que se refiere a gasto militar. El Congreso ha sido testigo ya este jueves de la sintonía entre PSOE y PP en materia de defensa y seguridad nacional, lo que adelanta la posibilidad de un gran acuerdo para el que ya se han producido los primeros contactos y que abrirá una nueva grieta en Moncloa.

Aún no ha terminado la cumbre de la OTAN en Madrid y ya han comenzado a asomar las primeras grietas en el seno de la coalición gubernamental. La decidida apuesta de Pedro Sánchez no sólo por aumentar la presencia militar en las bases americanas cedidas en territorio español, sino por incrementar el gasto en Defensa y subirlo al 2% del PIB ha encontrado su primera gran resistencia entre sus socios habituales, incluida la formación con la que comparte asiento en el Consejo de Ministros. Sánchez quiere un "acuerdo de país", incluyendo a las fuerzas que están "a la izquierda del PSOE", pero Unidas Podemos no ha tardado en desmarcarse de la propuesta, reclamando al presidente del Gobierno que saque de los Presupuestos Generales del Estado de 2023 el aumento del gasto militar, unas cuentas que deben ser pactadas entre los dos partidos de la coalición.

Pedro Sánchez OTAN RTVE
El redactor recomienda