Es noticia
Menú
Robles llama a Génova para que apoye el pacto militar con Biden tras el portazo de Podemos
  1. España
Cumbre de la OTAN

Robles llama a Génova para que apoye el pacto militar con Biden tras el portazo de Podemos

La ministra de Defensa telefoneó a González Pons para que validen en el Congreso el aumento de destructores americanos en Rota. El PP exige conocer el acuerdo global con EEUU

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles, asiste a la primera jornada de la cumbre de la OTAN. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La ministra de Defensa, Margarita Robles, asiste a la primera jornada de la cumbre de la OTAN. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La cumbre de la OTAN encara su última jornada y Pedro Sánchez aterrizará en la política doméstica. La relación con sus socios de coalición sale deteriorada y el presidente tendrá que afanarse para bajar al papel los compromisos adquiridos con EEUU en materia de Defensa. El Congreso debe refrendar la petición del presidente Joe Biden de incrementar de cuatro a seis el número de buques destructores en Rota, así como el despliegue de personal militar que conlleva. Se trata de una modificación del Convenio de Cooperación para la Defensa firmado en 1988 para regular el uso compartido de las bases de Rota y Morón, por lo que, además de la luz verde del Consejo de Ministros, necesita el aval de la Cámara Baja.

En Moncloa son conscientes de que la votación volverá a evidenciar las diferencias del bloque de investidura. No se pueden permitir un rechazo en el Parlamento porque sería una muestra de debilidad de cara a los aliados internacionales. Desde el Ejecutivo, se ha dado por hecho que contarán con el PP para sacar “una cuestión de Estado”, pero en privado reconocen que hay nervios. La ministra de Defensa, Margarita Robles, telefoneó ayer al responsable de relaciones internacionales de Génova, Esteban González Pons, para garantizarse el sí de los diputados populares, según confirman fuentes del citado departamento.

Foto: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia conjunta. (EFE/Brais Lorenzo)

Los populares han tomado nota. Las declaraciones de la portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, en la cadena COPE, asegurando que “no fallarán a los españoles y estarán a la altura de las circunstancias”, se han interpretado como una carta blanca al Gobierno para sacar adelante la ampliación del escudo antimisiles en Rota. Desde la dirección del partido de Alberto Núñez Feijóo, matizan y advierten de que antes de comprometer el sentido de su voto, Sánchez debe explicarles qué implica el 'acuerdo global' que se ha alcanzado con EEUU. Hasta el momento, Moncloa no ha trasladado información alguna ni sobre la cumbre en particular ni sobre política exterior en general, lamentan desde el principal partido de la oposición.

La comunicación entre Sánchez y Feijóo es inexistente. El Gobierno ha optado por el apagón informativo con el PP, pese a que las resoluciones de la cumbre y los pactos bilaterales con Biden implican un compromiso a largo plazo para nuestro país. No ha habido ni la deferencia de invitar al presidente popular a ninguno de los actos. Tampoco se hizo el gesto cuando se conmemoraron los 40 años de España en la Alianza Atlántica. Génova tuvo que trasladar a Moncloa su “extrañeza” por que no se hubiera contado con el principal partido de la oposición y se les acabó incluyendo. Ante la reincidencia en el 'olvido', esta vez el PP no ha movido ficha.

Sánchez y Biden acuerdan aumentar la presencia militar de Estados Unidos en Rota

Pese a lo gélido de las relaciones, fuentes populares reconocen que no les ha sorprendido la llamada de Robles. “Solo se acuerdan de nosotros cuando quieren gratis nuestros votos”, reflexiona un diputado que reconoce que el PSOE se mueve como pez en el agua en la llamada 'geometría variable'. Los socialistas se jactan de que, pese a su debilidad parlamentaria, logran sortear las votaciones con la muleta de la izquierda o la derecha en función del cariz ideológico de la medida que planteen. Como ejemplo se remiten a la ley audiovisual, que les aprobó el PP, o a cómo Bildu les permitirá sacar adelante la norma de memoria democrática.

Génova es consciente de esta 'trampa' y por eso está dispuesta a lanzar su órdago para marcar el escenario de negociación de un apoyo parlamentario a la ampliación del armamento en las bases españolas. La exigencia pasa por que Moncloa dé acuse de recibo del documento que el PP le remitió proponiendo un pacto de Estado en materia de Defensa para “garantizar la protección y la seguridad de España frente a los riesgos y amenazas tanto individuales como colectivas”. En el texto, que se presentó el 14 de junio, se plantearon cinco puntos que abordaban desde la "garantía de protección de todo el territorio nacional, con particular atención a los territorios no peninsulares [en referencia a Ceuta y Melilla], el impulso a una fuerza militar europea como complemento a la OTAN" hasta la modernización de las Fuerzas Armadas.

España refuerza su posición en la OTAN

Los populares quieren que se pongan sobre la mesa sus propuestas, entre las que figura una ley que garantice la suficiencia económica y la estabilidad de la defensa nacional. Para el Gobierno, no debería ser un problema incorporar alguno de estos compromisos, que van en la línea de lo que Sánchez ha defendido como anfitrión de la OTAN. Incluso le daría una salida para colar la promesa adquirida con la OTAN de incrementar el gasto militar que Podemos rechaza y que supone una amenaza real para los presupuestos generales de 2023. Hasta ahora, Robles y Pons se han emplazado a mantener una vía de interlocución. El presidente sabe que necesita al PP, pero una vez más está el difícil equilibrio de tensar la cuerda sin romper con sus socios morados. Feijóo también ha cogido la medida a Sánchez. La mayoría absoluta en Andalucía ha avalado su oposición propositiva pero dura. La pelota está en el tejado de Moncloa.

La cumbre de la OTAN encara su última jornada y Pedro Sánchez aterrizará en la política doméstica. La relación con sus socios de coalición sale deteriorada y el presidente tendrá que afanarse para bajar al papel los compromisos adquiridos con EEUU en materia de Defensa. El Congreso debe refrendar la petición del presidente Joe Biden de incrementar de cuatro a seis el número de buques destructores en Rota, así como el despliegue de personal militar que conlleva. Se trata de una modificación del Convenio de Cooperación para la Defensa firmado en 1988 para regular el uso compartido de las bases de Rota y Morón, por lo que, además de la luz verde del Consejo de Ministros, necesita el aval de la Cámara Baja.

Moncloa OTAN Política exterior Joe Biden
El redactor recomienda