Es noticia
Menú
Feijóo ofrece a Sánchez un pacto financiero para Defensa ante la cumbre de la OTAN
  1. España
NUEVA OFERTA AL PSOE

Feijóo ofrece a Sánchez un pacto financiero para Defensa ante la cumbre de la OTAN

El PP hurga en la ruptura del Gobierno y busca retratar a Sánchez a las puertas de la visita de los miembros de la Alianza. Pide que se desmarque de Podemos y blinde por ley el presupuesto para la seguridad nacional

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Rafa Alcaide)
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Rafa Alcaide)

El PP ha pisado el acelerador para evidenciar la división del Gobierno y la debilidad parlamentaria de Pedro Sánchez a las puertas de la cumbre de la OTAN. Cuando apenas restan 15 días para que aterricen en Madrid los miembros de la Alianza, el PP remitirá a Moncloa una nueva propuesta para blindar la defensa y la seguridad nacional del Estado, un documento con cinco puntos clave entre los que incluye un pacto financiero para garantizar la estabilidad presupuestaria de la defensa nacional. En concreto, el primer partido de la oposición pide tramitar una ley que garantice la suficiencia económica de la defensa nacional y la dedicación del 20% del gasto a programas de inversión en equipamiento e I+D+i.

La división interna en el Ejecutivo, con la mitad morada del Gobierno oponiéndose a cualquier iniciativa orientada al aumento del gasto militar, ensombrece un evento de relumbrón que permitiría cultivar la imagen institucional de Sánchez en el momento más delicado de su mandato. El PP está decidido a hurgar en esa herida y ha presentado una nueva oferta para tratar de atraer al ala socialista del Gobierno a un acuerdo, a sabiendas de que encendería otro fuego en el seno de la coalición. El PP pide aprovechar la oportunidad que supone que Madrid acoja la próxima cumbre de la OTAN, con la guerra de Ucrania o la última crisis diplomática con Argelia como telón de fondo.

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE/Chema Moya)

En su propuesta, Génova plantea un acuerdo al más alto nivel para arrancar a los aliados europeos de España un compromiso para proteger la "seguridad, la soberanía y la integridad territorial" del país, con el foco puesto en Ceuta y Melilla. De hecho, el primer punto del pacto incluye exigir plan específico que blinde "la frontera sur de la Unión Europea" que, a juicio de los populares, ha quedado amenazada tras el giro unilateral de Sánchez con el Sáhara.

Asimismo, en el PP consideran primordial que el Gobierno promueva un reforzamiento de la participación española en los esquemas de seguridad colectiva, particularmente de la OTAN, así como dar un "impulso" desde España a la creación de una fuerza militar europea, que garantice la autonomía estratégica de la Unión. En este sentido, Feijóo pone el foco en "la modernización de las capacidades de las Fuerzas Armadas", invirtiendo en el ámbito de la formación militar y "poniéndola en valor ante la sociedad".

Fuentes de Génova aseguran que remitirán a Moncloa el documento íntegro esta misma semana. Pero, a diferencia del plan fiscal de Feijóo —al que Sánchez ya ha dado portazo—, el planteamiento de los populares pasa por levantar una suerte de "pacto de Toledo" antes de la cumbre de la OTAN en materia de defensa, con la participación del resto de fuerzas políticas, por lo que enviará su documento a todos los grupos parlamentarios, sin excepción. Los populares plantean también el documento como una "encerrona" para los socios nacionalistas del Gobierno que abrazan posiciones anti-OTAN.

El PP estudia convertir su plan en una iniciativa parlamentaria en los próximos días para "retratar" a todas las fuerzas del arco parlamentario, incluidas las dos del Gobierno, pero darán un margen de respuesta a Moncloa por si hace a bien atender a las ofertas que le llegan desde el primer partido de la oposición. En Génova reconocen tener pocas esperanzas al respecto, ya que no ha habido ningún tipo de interlocución privada entre Sánchez y Feijóo desde el aterrizaje de este último a la política nacional más allá del encuentro que mantuvieron en Moncloa a principios de abril.

Foto: Manifestación en Madrid por la detención de Pablo Hasél. (EFE/JuanJo Martín)

Unidas Podemos y el resto de socios habituales de Sánchez se desmarcaron por completo cuando el presidente del Gobierno anunció el pasado mes de marzo que incrementaría en 7.200 millones de euros el gasto militar, hasta el 2% del PIB. El jefe del Ejecutivo no concretó si promovería alguna iniciativa en este sentido antes de la negociación y tramitación de los próximos presupuestos generales del Estado, pero se quedó solo reivindicando la fortaleza de la Alianza Atlántica frente a sus socios, que censuran a una organización que tachan de "belicista" al tiempo que piden reducir la inversión en gasto militar.

Sánchez sabe que, para cumplir con los índices de la OTAN y con el compromiso que él mismo adquirió ante el Consejo Europeo en materia de Defensa, debe mirar al PP. En las filas populares afirman que es una incógnita si el Gobierno rompería la unidad de voto y el PSOE optaría por apoyar su proposición de ley para blindar el presupuesto en seguridad nacional, aunque apuntan que el jefe del Ejecutivo tendría difícil explicar esa posición a sus colegas europeos, más con la cumbre de la OTAN a la vuelta de la esquina.

Foto: La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. (EFE/Javier Lizón)

Insisten en el primer partido de la oposición que, "por sentido de Estado", Sánchez debería mirar a Feijóo en esta cuestión y no a sus socios morados, desde cuyas filas han boicoteado la cumbre poniendo en entredicho la legalidad de los contratos del evento y negándose a asistir a la cita. "Sería bueno para el prestigio de España ofrecer una imagen de unidad y cohesión entre los dos grandes partidos durante la visita de los miembros de la OTAN", insisten en el PP. Por el momento, la nueva mano tendida sigue sin respuesta.

El PP ha pisado el acelerador para evidenciar la división del Gobierno y la debilidad parlamentaria de Pedro Sánchez a las puertas de la cumbre de la OTAN. Cuando apenas restan 15 días para que aterricen en Madrid los miembros de la Alianza, el PP remitirá a Moncloa una nueva propuesta para blindar la defensa y la seguridad nacional del Estado, un documento con cinco puntos clave entre los que incluye un pacto financiero para garantizar la estabilidad presupuestaria de la defensa nacional. En concreto, el primer partido de la oposición pide tramitar una ley que garantice la suficiencia económica de la defensa nacional y la dedicación del 20% del gasto a programas de inversión en equipamiento e I+D+i.

OTAN Alberto Núñez Feijóo Unión Europea Internacional