Es noticia
Menú
Sánchez se encomienda al PP para salvar el pacto de Rota con Biden ante el rechazo de UP
  1. España
DEBERÁ RATIFICARSE EN EL CONGRESO

Sánchez se encomienda al PP para salvar el pacto de Rota con Biden ante el rechazo de UP

Fuentes de Defensa reconocen que "hay plazos temporales" detrás del acuerdo, que podrían adoptarse "más pronto que tarde". Los populares no lo pondrán fácil: denuncian falta de información y consideración del Gobierno

Foto: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia conjunta. (EFE/Brais Lorenzo)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia conjunta. (EFE/Brais Lorenzo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno tiene todo preparado para asumir el compromiso sellado este martes entre Pedro Sánchez y Joe Biden de cara a incrementar la presencia de buques de guerra y de personal militar norteamericano en la base de Rota (Cádiz). Todo, menos los apoyos parlamentarios que necesitará para enmendar el convenio de cooperación para la defensa entre ambos países de 1988. Sus socios en el Ejecutivo han recibido el anuncio como un jarro de agua fría y fuentes de la dirección parlamentaria de Unidas Podemos avanzan que no tienen previsto dar su apoyo. En el PP, por su parte, critican la nula interlocución con Moncloa y el "desprecio" de Sánchez a la mano tendida de Alberto Núñez Feijóo, y ya avanzan que, aunque estarán "a la altura de las circunstancias", no darán un cheque en blanco a los socialistas. Los populares serán la clave.

Se trata de un escenario complejo, pero ante el que fuentes socialistas fían al PP su apoyo para cumplir el compromiso con EEUU. Lo mismo ocurre con el anuncio de elevar el gasto militar a un 2%, acordado con la OTAN, y para el que Sánchez deberá buscar apoyos en la derecha. El propio Biden subrayó en su comparecencia conjunta con Sánchez su deseo de que el compromiso de acoger más buques se materializase "más pronto que tarde". Es más, el presidente norteamericano vinculó este aumento de los destructores del Ejército de EEUU en la base naval de Rota, que pasarían de cuatro a seis, a una decisión "que ayudará a la relación bilateral entre EEUU y España".

Foto: Fotografía de familia de los líderes internacionales en la OTAN. (Reuters/Pool/Kenny Holston)

Fuentes del Departamento de Defensa reconocen que "hay plazos temporales" detrás del acuerdo. Sin embargo, evitan especificarlos más allá de que habrá celeridad. "Es un asunto sobre el que llevamos tiempo hablando", indican estas mismas fuentes en relación con el acuerdo por el que se modificará el convenio de defensa entre ambos países. Primero tendrá que pasar por el Consejo de Ministros y luego deberá ser ratificado en el Congreso. Este mes de julio se habilitarán plenos y comisiones, por lo que el convenio podría quedar enmendado antes de verano.

Desde el Ejecutivo, y concretamente desde Defensa, se lleva tiempo trabajando en este acuerdo, según fuentes del ministerio que dirige Margarita Robles. La propia titular de Defensa visitó el Pentágono hace un mes para avanzar en este compromiso. El principal comandante militar de la OTAN y jefe del Comando Europeo de EEUU (Eucom), general Tod Wolters, había señalado en una comparecencia ante el Comité de Servicios Armados del Senado de EEUU que la infraestructura militar estaba preparada para acoger los dos nuevos destructores.

Foto: Tres roteños organizan la ayuda que llegó para enviar a la base el pasado agosto cuando llegaron cientos de refugiados desde Afganistán. (EFE/Román Ríos)

Los socialistas entienden que en materia de Defensa habrá entendimiento con el PP y reconocen más dificultades con los morados. Sin embargo, en las filas populares no esconden su malestar por el "desprecio" del Gobierno, al que critican por no "invitar" a Feijóo a ningún acto de la agenda de la cumbre ni tampoco "informar" al primer partido de la oposición sobre los acuerdos en materia de seguridad nacional o sobre los compromisos internacionales en que se estaba trabajando y que culminarían en la gran cita de la Alianza Atlántica, como ha sucedido con los nuevos buques de Rota.

La ministra Belarra censuró el incremento del gasto en Defensa. "España no necesita ni más armas ni más tanques, necesita que todas las personas tengan para vivir con dignidad"

Fuentes de Génova denuncian que tampoco fueron informados de que se estaba trabajando en este acuerdo para aumentar la presencia militar de Estados Unidos en las bases cedidas en territorio español. "Una vez más, nos enteramos por los medios de comunicación o por las redes sociales", denuncian en el equipo de Feijóo, y reclaman una explicación inmediata y "detallada" de parte de un Gobierno que "nos mantiene al margen de cualquier información".

En el PP, recuerdan que hace casi dos semanas que remitieron a Moncloa una oferta de pacto de Estado para blindar la defensa y la seguridad nacional, un asunto con el que trataban de evidenciar la división en el seno del Ejecutivo y que quedará patente cuando el asunto llegue a la Cámara Baja. Entre otros puntos, Feijóo proponía revisar al alza el blindaje del gasto en Defensa por encima incluso del 2% del PIB comprometido con la OTAN. Exigía, además, tramitar una ley que garantice la suficiencia económica de esta partida, la dedicación del 20% del gasto a programas de inversión en equipamiento I+D+i o el impulso de un respaldo conjunto de PSOE y PP para la creación de una "fuerza militar europea".

Moncloa guardó silencio y no dio ni "acuse de recibo" a Génova, lo que derivó en un fuerte malestar en las filas populares. Sostienen que actuarán con "responsabilidad" y "estarán a la altura de las circunstancias" pese al "ninguneo" del Gobierno, que "solo llama cuando no tiene a nadie más", pero plantean aprovechar la oportunidad para arrancar a Sánchez otros compromisos en materia de Defensa.

Foto: La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. (EFE/Javier Lizón)

El Gobierno tiene previsto iniciar conversaciones con los grupos parlamentarios en los próximos días, una vez concluya la cumbre de la OTAN. El presidente del Ejecutivo ha destacado de este acuerdo, durante su comparecencia con Biden en el Palacio de la Moncloa, que se trata de un compromiso para "fortalecer la seguridad colectiva de la Alianza" ante los nuevos desafíos provocados por la invasión rusa de Ucrania.

Si varios diputados de Izquierda Unida y el secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, se manifestaron el pasado domingo contra la cumbre de la Alianza en Madrid tras la pancarta de 'OTAN no, bases fuera', la ministra de Derechos Sociales y líder morada, Ione Belarra, arremetía este martes contra el incremento del gasto en Defensa. "España no necesita ni más armas ni más tanques, necesita que todas las personas tengan para vivir con dignidad", señaló a través de un mensaje distribuido en vídeo. Frente a la seguridad militar, apelaba a la seguridad de las condiciones materiales, recalcando que es a ello a lo que deberían destinarse todos los recursos públicos "y no al aumento del gasto militar".

Sánchez y Biden acuerdan aumentar la presencia militar de Estados Unidos en Rota

Sobre la enmienda al convenio de cooperación en defensa entre España y EEUU, desde Unidas Podemos trasladan que no ofrecerán una respuesta oficial hasta que se acabe la cumbre de la OTAN. Un pacto de silencio para evitar ensombrecer el cónclave al que Sánchez fía una gran proyección de su imagen internacional y del país. La posición contraria a la Alianza está fijada y durante estos días pretenden evitar el foco para que no se interprete como un boicot. El silencio de la ministra de Igualdad, Irene Montero, sobre esta cuestión y la política migratoria del Ejecutivo durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros ya fue elocuente.

Foto: Pedro Sánchez recibe a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern.

El acuerdo de Rota forma parte de una declaración conjunta de cuatro folios que salió de la primera reunión que han celebrado los presidentes de EEUU y España desde la llegada de Biden a la Casa Blanca en enero de 2021. Un encuentro bilateral trabajado previamente por sus equipos y que se alargó durante alrededor de una hora antes del inicio de la cumbre de la OTAN este miércoles.

El documento "va a actualizar y fortalecer las relaciones" entre España y EEUU, según ha reiterado Pedro Sánchez. Una renovación de la relación estratégica entre ambos países que afecta a cuestiones económicas, de defensa, cooperación tecnológica, cambio climático, derechos humanos o de política migratoria. Esta última cuestión, centrada en "promover una migración segura, ordenada y regular", hace especial énfasis en los países de América Latina y el Caribe, pero también reconoce igualmente "la importancia de una cooperación permanente en la respuesta a los retos de la migración irregular en la región del norte de África".

El Gobierno tiene todo preparado para asumir el compromiso sellado este martes entre Pedro Sánchez y Joe Biden de cara a incrementar la presencia de buques de guerra y de personal militar norteamericano en la base de Rota (Cádiz). Todo, menos los apoyos parlamentarios que necesitará para enmendar el convenio de cooperación para la defensa entre ambos países de 1988. Sus socios en el Ejecutivo han recibido el anuncio como un jarro de agua fría y fuentes de la dirección parlamentaria de Unidas Podemos avanzan que no tienen previsto dar su apoyo. En el PP, por su parte, critican la nula interlocución con Moncloa y el "desprecio" de Sánchez a la mano tendida de Alberto Núñez Feijóo, y ya avanzan que, aunque estarán "a la altura de las circunstancias", no darán un cheque en blanco a los socialistas. Los populares serán la clave.

OTAN Pedro Sánchez Joe Biden
El redactor recomienda