Es noticia
Menú
La OTAN acuerda un plan estratégico para la próxima década volcado en la amenaza de Rusia
  1. Mundo
  2. Europa
cumbre en madrid

La OTAN acuerda un plan estratégico para la próxima década volcado en la amenaza de Rusia

Los líderes de la Alianza Atlántica reflejan en el documento el regreso de un mundo con grandes competidores estratégicos y centran su atención en la amenaza de Rusia

Foto: Jornada inaugural de la cumbre de la OTAN en Madrid. (EFE/Brais Lorenzo)
Jornada inaugural de la cumbre de la OTAN en Madrid. (EFE/Brais Lorenzo)

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN han aprobado este miércoles en Madrid un nuevo Concepto Estratégico en el que se marcan las líneas maestras de la estrategia de la Alianza Atlántica durante la próxima década. La elaboración del documento se ha visto marcada por la invasión rusa de Ucrania y por un cambio profundo en las relaciones con China. El Gobierno ha quedado satisfecho con un texto que, considera, cumple con sus expectativas.

El objetivo español era lograr que el documento mantuviera cierta atención sobre el flanco sur de la Alianza, mientras los países de Europa Central y los anglosajones han apostado por volcar la mirada hacia el flanco este. Para España, como para Francia o Italia, era importante que en el Concepto Estratégico el flanco sur, que cubre desde el Sahel hasta Oriente Medio, y que se identifica más con una misión para mantener la estabilidad en una región amplia crucial para los países mediterráneos, no quedara completamente desplazado.

Foto: Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, durante una reunión con los ministros de Defensa en Bruselas. (Reuters/Yves Herman)

Hay varias referencias al sur y a Oriente Medio, reflejando la preocupación de estos países. Son zonas que “afectan directamente a nuestra seguridad y la de nuestros socios”, señala el Concepto Estratégico, que también señala que estas zonas “se enfrentan a desafíos interconectados de seguridad, demográficos, económicos y políticos” y están expuestos a la interferencia de competidores de la Alianza. Pero las menciones de cualquier región, socio o enemigo se ven superadas, por mucho, por las referencias a Rusia: hasta en 14 ocasiones el documento, de 14 páginas, menciona al país.

“Si bien la OTAN es una alianza defensiva, nadie debe dudar de nuestra fuerza y determinación para defender cada centímetro del territorio aliado, preservar la soberanía y la integridad territorial de todos los aliados y prevalecer contra cualquier agresor”, señala el Concepto Estratégico, una referencia que fuentes del Gobierno vinculan con el compromiso de la Alianza con la defensa de Ceuta y Melilla. Además, fuentes del Ejecutivo celebran que el texto incluya una referencia al uso de “tácticas híbridas” como, por ejemplo, la instrumentalización de la migración.

Un mundo más peligroso

El mundo era distinto en 2010, cuando los líderes de la OTAN acordaron en Lisboa el último Concepto Estratégico. Aquel documento, que ha marcado la línea de actuación de la Alianza Atlántica desde entonces, seguía la misma línea que el de 1999 de Washington. Ambos estaban marcados por la idea de que los aliados contaban con poca competencia seria, y que aquellos competidores reales, como la decadente Rusia o la emergente China, todavía podían participar del mundo basado en reglas y normas internacionales.

Pero todo eso empezó a romperse en 2014. La anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia y el ascenso un año antes de Xi Jinping en Pekín marcaban el inicio del mundo actual, el regreso de la competencia entre las grandes potencias. El choque definitivo llegó el 24 de febrero de este año, con la invasión rusa de Ucrania. Este cambio marcó el regreso de la priorización de la defensa y la disuasión como dos ejes centrales de la actuación de la OTAN a partir de 2014 y ahora queda confirmado en un nuevo Concepto.

Foto: Fotografía tras la reunión del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con Suecia y Finlandia. (Reuters/Yves Herman)

Los líderes solamente han puesto el broche final a meses de trabajo de la oficina de Jens Stoltenberg y los embajadores representantes permanentes de los socios. Fuentes aliadas señalaban que el objetivo de países como España o Francia era evitar que el Concepto Estratégico quedara demasiado escorado hacia el este, aunque admitían que era inevitable que la guerra fuera a marcar el ritmo del documento. Y el texto no deja duda de cuál es la prioridad: “La Federación Rusa es la amenaza más importante y directa para la seguridad de los Aliados y para la paz y la estabilidad en el área euroatlántica”.

El Concepto señala que Rusia “busca establecer esferas de influencia y control directo a través de la coerción, la subversión, la agresión y la anexión”, y que utiliza “medios convencionales, cibernéticos e híbridos”. “La Federación Rusa está modernizando sus fuerzas nucleares y expandiendo sus novedosos y disruptivos sistemas de entrega de doble capacidad, mientras emplea señales nucleares coercitivas. Su objetivo es desestabilizar los países de nuestro Este y Sur”, señala el texto.

La Federación Rusa está modernizando sus fuerzas nucleares y expandiendo sus novedosos sistemas de entrega de doble capacidad

En todo caso, la Alianza Atlántica deja la puerta abierta a una mejora de las relaciones con Moscú. “A la luz de sus políticas y acciones hostiles, no podemos considerar a la Federación Rusa como nuestro socio. Sin embargo, seguimos dispuestos a mantener abiertos los canales de comunicación con Moscú para gestionar y mitigar los riesgos, evitar la escalada y aumentar la transparencia”, señalan los líderes. “Cualquier cambio en nuestra relación depende de que la Federación Rusa detenga su comportamiento agresivo y cumpla plenamente con el derecho internacional”, subrayan.

Stoltenberg también ha insistido en el apoyo a Ucrania, cuyo presidente, Volodímir Zelenski, ha intervenido en la reunión de líderes. “Ucrania puede contar con nosotros tanto tiempo como sea necesario”, ha explicado el secretario general en una rueda de prensa tras la adopción del Concepto Estratégico.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN han aprobado este miércoles en Madrid un nuevo Concepto Estratégico en el que se marcan las líneas maestras de la estrategia de la Alianza Atlántica durante la próxima década. La elaboración del documento se ha visto marcada por la invasión rusa de Ucrania y por un cambio profundo en las relaciones con China. El Gobierno ha quedado satisfecho con un texto que, considera, cumple con sus expectativas.

OTAN Ucrania
El redactor recomienda