Es noticia
Menú
Sánchez no priorizará el apoyo de sus socios en los PGE para incrementar el gasto militar
  1. España
RECLAMA AL PP UN "ACUERDO DE PAÍS"

Sánchez no priorizará el apoyo de sus socios en los PGE para incrementar el gasto militar

La oposición de la parte morada del Ejecutivo en este punto es clara, al igual que al envío de armamento a Ucrania y tropas militares al flanco este

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la segunda jornada de la cumbre de la OTAN que se celebra este jueves en el recinto de Ifema, en Madrid. (EFE/Zipi)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la segunda jornada de la cumbre de la OTAN que se celebra este jueves en el recinto de Ifema, en Madrid. (EFE/Zipi)

El incremento del gasto en Defensa en los presupuestos no es negociable para Pedro Sánchez. A pesar de que para sus socios de coalición se trata de una línea roja, el jefe del Ejecutivo asegura que este compromiso sellado con la OTAN no se revisará y, por ello, reclamará un "acuerdo de país" a todas las fuerzas parlamentarias, especialmente al PP. No pretende, por tanto, priorizar el apoyo de sus socios habituales y, en el caso de Unidas Podemos, también de Gobierno. "Es la propuesta que voy a hacer a las Cortes Generales", ha explicado el presidente del Gobierno en referencia al aumento del gasto en Defensa en los próximos presupuestos durante una entrevista esta mañana en TVE. Sin esperar a negociar con sus socios, Sánchez ha subrayado que "tenemos que cumplir con ese objetivo" y por ello ha avanzado que "pediré que sea un compromiso de país a todas las fuerzas políticas". Al espacio progresista le ha demandado afrontar este debate argumentando que "la democracia hay que defenderla y se defiende aumentando las capacidades de disuasión".

El presidente del Gobierno ha reprochado a las formaciones que ponen en cuestión el incremento del gasto militar y que dicen "cuidado con la OTAN", aun sin mencionar directamente a la formación que se sienta en minoría en el Consejo de Ministros. Frente a ello, ha reivindicado que la OTAN es una "alianza democrática en defensa de la democracia". El compromiso de España, que en estos momentos se sitúa a la cola de los aliados con un menor gasto en defensa con apenas el 1% del PIB, es que se incremente progresivamente hasta doblarse en el año 2029. Una senda que busca pactar con el principal partido de la oposición.

Foto: Las ministras de Hacienda, Educación e Industria, María Jesús Montero, Isabel Celaá y Reyes Maroto, este 16 de junio en la Moncloa. (EFE)

Este es un debate que Sánchez tiene previsto poner en el centro de la agenda en los próximos meses y que parte de dos ideas para convencer al arco parlamentario. En primer lugar, asociar estos recursos a la generación de empleo y riqueza. Y, en segundo lugar, por el contexto internacional de inflexión y amenaza rusa, pues sin la defensa de la integridad territorial tampoco podrán mantenerse los valores democráticos ni el estado de bienestar.

"Yo pido que los acuerdos sean de país. Tenemos que ser responsables y solidarios con una amenaza cierta, pero también tenemos la exigencia de reforzar todas nuestras capacidades de seguridad en el sur, tanto desde el punto de vista presupuestario como con la incorporación de dos nuevos destructores" en la base naval de Rota (Cádiz), ha explicado Sánchez antes del arranque de la segunda jornada de la cumbre de la OTAN. Sobre esto último, ha subrayado que sería importante contar con el apoyo de todas las fuerzas políticas, pues deberá ser ratificado por el Congreso, y ha añadido que "se lo pedirá a todas, también a las que están a la izquierda del PSOE".

En este contexto, se encarrila una compleja negociación para los presupuestos, la clave de bóveda para asegurar la hoja de ruta de Pedro Sánchez y llevar la legislatura hacia su final. El Ejecutivo ha reforzado su compromiso con la OTAN de incrementar el gasto en Defensa, además de que en la cumbre de Madrid se ha acordado aumentar en un 10% el gasto militar de la Alianza y un 25% el civil, para la inversión en seguridad. Unos recursos que tendrán que salir de las partidas presupuestarias de los ministerios de Defensa y Exteriores, respectivamente. A ello se suma el compromiso de incrementar la presencia en el flanco este, que, según el documento ratificado por los aliados, se triplicaría, al escalar de batallón a brigada.

La oposición de la parte morada del Ejecutivo en este punto es clara, al igual que al envío de armamento. Si bien esto último no es una decisión de la Alianza, sino bilateral de cada país, desde la Moncloa remarcan que seguirán los pasos marcados por Biden y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. Esto es, que asumen "el consenso de que hay que seguir mandando más material y mandarlo rápido".

De forma paralela a la negociación de los presupuestos, los socios deberán aprobar en el Consejo de Ministros la enmienda al convenio de cooperación para la defensa entre ambos países de 1988 para desarrollar el acuerdo con Biden. Un asunto que los socios desconocían y que han recibido como un jarro de agua fría.

El incremento del gasto en Defensa en los presupuestos no es negociable para Pedro Sánchez. A pesar de que para sus socios de coalición se trata de una línea roja, el jefe del Ejecutivo asegura que este compromiso sellado con la OTAN no se revisará y, por ello, reclamará un "acuerdo de país" a todas las fuerzas parlamentarias, especialmente al PP. No pretende, por tanto, priorizar el apoyo de sus socios habituales y, en el caso de Unidas Podemos, también de Gobierno. "Es la propuesta que voy a hacer a las Cortes Generales", ha explicado el presidente del Gobierno en referencia al aumento del gasto en Defensa en los próximos presupuestos durante una entrevista esta mañana en TVE. Sin esperar a negociar con sus socios, Sánchez ha subrayado que "tenemos que cumplir con ese objetivo" y por ello ha avanzado que "pediré que sea un compromiso de país a todas las fuerzas políticas". Al espacio progresista le ha demandado afrontar este debate argumentando que "la democracia hay que defenderla y se defiende aumentando las capacidades de disuasión".

Presupuestos Generales del Estado Pedro Sánchez OTAN