Es noticia
Menú
Podemos define sus exigencias frente al gasto militar: cheque bebé, topar la gasolina o SMI
  1. España
REUNIÓN DEL CONSEJO DE COORDINACIÓN

Podemos define sus exigencias frente al gasto militar: cheque bebé, topar la gasolina o SMI

Los morados comienzan a digerir el sapo del compromiso con la OTAN, siempre y cuando se cobren por ello su particular peaje. Buscan compensarlo multiplicando el gasto social en los presupuestos

Foto: La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra (i), junto a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz (d), durante un acto institucional del Día del Orgullo LGTBI. (EFE/Fernando Alvarado)
La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra (i), junto a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz (d), durante un acto institucional del Día del Orgullo LGTBI. (EFE/Fernando Alvarado)

Podemos pone rumbo a la negociación de los próximos presupuestos con el PSOE. Los últimos de la legislatura y los que permitirán a Pedro Sánchez cumplir con garantías su hoja de ruta para agotar el mandato hasta finales de 2023. También los más complejos porque el electoralismo, con municipales y autonómicas en mayo, puede alejar el apoyo de los socios de investidura, al igual que el compromiso de Sánchez con la OTAN para aumentar el gasto en Defensa hasta el 2% del PIB choca con los morados. Sin embargo, estos últimos parece que comienzan a digerir este sapo, siempre y cuando se cobren por ello su particular peaje. Así se desprende de la intervención de la líder de Podemos y ministra de Derechos, Ione Belarra, ante el Consejo de Coordinación del partido, su máximo órgano de decisión entre asambleas, celebrado esta mañana.

Belarra ha puesto sobre la mesa la lista de exigencias que llevarán a la negociación de los presupuestos para dar su apoyo. Una serie de demandas que compensarían el aumento del gasto en defensa, "que ya está en niveles de récord y España no está en guerra", con un incremento extraordinario del gasto social. Todo ello financiado a través de una reforma fiscal, que incluya un impuesto a las grandes fortunas, acelere el impuesto a las energéticas o se establezca un tipo mínimo del 15% sobre todos los beneficios de las grandes empresas. También reducir el IVA veterinario o de los productos de higiene femenina. Entre las principales novedades que reivindicarán los morados se encuentra un tope a los combustibles. "Proponemos establecer un precio máximo a los combustibles que ponga límite a la escalada de los precios. Este precio máximo se sufragaría gracias al impuesto extraordinario a los beneficios de las energéticas", ha explicado la secretaria general durante su intervención inicial.

Foto: Pedro Sánchez. (EFE)

Si el incremento del gasto militar podría suponer un coste adicional en las cuentas de Defensa de hasta 1.000 millones de euros, Unidas Podemos reclamará incluir en las cuentas un fondo de 10 veces más para invertir en sanidad pública y en educación pública. Como las competencias están transferidas, ha explicado la titular de Derechos Sociales, las comunidades autónomas podrían pedir financiación voluntariamente y deberían aportar un euro de sus presupuestos por cada dos euros que reciban de este fondo. Además, en el ámbito sanitario se debería destinar un cierto porcentaje como mínimo a la atención primaria y al sistema público de salud mental y, en el ámbito educativo, destinaría un cierto porcentaje como mínimo a la creación de nuevas plazas de educación infantil de 0-3.

Sin cuantificar su coste, otra de las medidas que ha priorizado Belarra es la creación de un cheque bebé y la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad. A través de una ley de familias, que desarrollaría su ministerio, la líder de Podemos ha pedido aprobarla con "carácter inmediato" para incluir una renta crianza de 100 euros al mes para cada niño de cada familia y ampliar los permisos de maternidad y paternidad de las 16 semanas actuales a los seis meses. Asimismo, incluiría un permiso retribuido para los trabajadores de siete días al año para cuidados.

A todo este gasto social se añadirían otros 600 millones para ayuda a la dependencia y 200 más para el Plan Corresponsables, con el objetivo doblar el número de beneficiados. Por último, en el capítulo de gasto social se añaden otros 70 millones más de lo que actualmente se dedica a la lucha contra las violencias machistas; seguir bajando el precio del abono transporte hasta que cueste 10 euros en todas las comunidades autónomas; aumentar en un 15% el IPREM, que es el índice que marca la cuantía de muchas prestaciones sociales en España; hacer lo propio con el salario mínimo interprofesional, y actualizar las pensiones y los salarios de los empleados públicos de acuerdo con la inflación.

Foto:  El ministro de Universidades, Joan Subirats. (EFE/Quique García)

Desde Podemos se entiende que la legislatura entre en un punto de inflexión debido al agravamiento de las consecuencias económicas derivadas de la invasión rusa de Ucrania. Con la inflación en dos dígitos y un contexto que "puede dar al traste con la acción de gobierno de la coalición y con la senda que veníamos transitando", para la dirección del partido minoritario en el Gobierno es preciso que los próximos presupuestos sean "el hito que permita al Gobierno reorientar el rumbo y recuperar el ritmo". De ahí que, frente al incremento del gasto en defensa, un compromiso irrenunciable para Sánchez, se ponga énfasis en que "los servicios públicos tienen que ser los grandes beneficiados de estas cuentas porque, cuando lo público se fortalece, muchas de las facturas de las familias se reducen drásticamente".

"Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para negociar que los próximos presupuestos generales del Estado incluyan medidas verdaderamente contundentes, eficaces y valientes para proteger el poder adquisitivo y las condiciones de vida de la gente de nuestro país", ha advertido Belarra ante los suyos dando a entender el deterioro del Ejecutivo de coalición. "Tenemos que ser conscientes de cómo nos ve la gente", ha señalado en un claro mensaje a sus socios para ser "valientes" e intensificar el giro a la izquierda porque "el contexto también es diferente en términos de percepción ciudadana de cuál es el horizonte de la acción política del Gobierno de coalición".

En la línea de Yolanda Díaz

Si Sánchez ha asegurado que aspira a convencer a sus socios para que cambien su posición sobre el gasto en defensa, desde Unidas Podemos responden con la misma premisa. La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, ya apuntaba tras el anuncio del presidente del Gobierno que "aspiro a convencer a todos los socios, también al PSOE, de que España necesita más rentas garantizadas, que a la gente la atiendan en atención primaria en 24 o 48 horas, que la gente tenga especialista en el médico y que no necesitamos más tanques ni más armas". Avisaba también que "los números son tozudos". "Los presupuestos son muy importantes para la estabilidad, esa negociación todavía no ha empezado y aspiro a convencer al socio", incidía.

La negociación todavía no ha empezado. Los morados rechazan incrementar el gasto en defensa porque "no forma parte de los presupuestos que España necesita", pero comienza a despejarse como una línea roja siempre y cuando los morados logren compasarlo con un ambicioso paquete social. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha vuelto a explicitar esta mañana que comparte esta posición de rechazo al incremento del gasto militar, para priorizar la inversión en servicios públicos. Con todo, ha subrayado la necesidad de abordar el debate sobre los presupuestos con "serenidad" y la "calma necesaria".

Podemos pone rumbo a la negociación de los próximos presupuestos con el PSOE. Los últimos de la legislatura y los que permitirán a Pedro Sánchez cumplir con garantías su hoja de ruta para agotar el mandato hasta finales de 2023. También los más complejos porque el electoralismo, con municipales y autonómicas en mayo, puede alejar el apoyo de los socios de investidura, al igual que el compromiso de Sánchez con la OTAN para aumentar el gasto en Defensa hasta el 2% del PIB choca con los morados. Sin embargo, estos últimos parece que comienzan a digerir este sapo, siempre y cuando se cobren por ello su particular peaje. Así se desprende de la intervención de la líder de Podemos y ministra de Derechos, Ione Belarra, ante el Consejo de Coordinación del partido, su máximo órgano de decisión entre asambleas, celebrado esta mañana.

Presupuestos Generales del Estado Reforma fiscal