LUTO Y HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS

Sánchez avisa de que habrá más prórrogas de la alarma y pide cautela: el virus, "al acecho"

El presidente advierte de que la "desescalada institucional" no significará abandonar antes la alarma, pues todo el proceso de transición requerirá del marco jurídico actual para limitar la movilidad

Foto: Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa de este 9 de mayo. (Borja Puig | Moncloa)
Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa de este 9 de mayo. (Borja Puig | Moncloa)

El Gobierno llevará al Consejo de Ministros un decreto para promover el luto oficial en el país, con banderas a media asta y un "gran acto" de homenaje en recuerdo a todas las víctimas presidido por el jefe del Estado, el rey Felipe VI, cuando se supere la emergencia sanitaria. Pedro Sánchez revistió el compromiso con solemnidad después de que el pasado miércoles lo anunciara en el Congreso, semanas después de que el PP le había apremiado a impulsar un gesto de condolencia con los fallecidos por el coronavirus.

Fue tal vez el pasaje más concreto de la comparecencia del presidente del Gobierno de este sábado [aquí en PDF], que trató de cargar de emotividad y empatía con la ciudadanía por su "disciplina social excepcional" y su comportamiento "espléndido". "El esfuerzo conjunto de la ciudadanía ha salvado decenas de miles de vidas, pero hemos perdido muchas otras", explicó, para añadir que "España, igual que cada uno de nosotros, necesitamos el duelo" para expresar "el dolor y el profundo respeto por los que hemos perdido para afrontar el futuro más unidos". A día de hoy han fallecido 26.478 personas en España por causa del coronavirus. En las últimas 24 horas han sido 179 los fallecidos, medio centenar menos que ayer. Pero ese mensaje de cierta cercanía lo combinó con este otro: habrá más prórrogas de la alarma, porque es "una necesidad", y no "un proyecto político". En la siguiente extensión, sin embargo, no contará ni con la abstención del PP: tendrá su voto en contra.

El luto, que implicará que las banderas ondeen a media asta en todo el país, se decretará cuando la mayor parte de España se sitúe ya en la fase 1: para entonces tendrá más sentido, dijo, porque es cuando las calles se volverán a llenar de vida y los edificios públicos vuelvan a ser utilizados. El acto de homenaje, por su parte, se organizará para cuando ya haya concluido la transición y España se halle en la "nueva normalidad" y se den las circunstancias sanitarias idónéas.

El luto se decretará cuando la mayor parte de España se halle en fase 1 y el homenaje presidido por Felipe VI cuando haya concluido la transición


El presidente del Gobierno comparecía este sábado justo después de que el BOE publicara las unidades territoriales que migran a partir de este 11 de mayo a la fase 1. Una decisión que ayer adelantaron el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el jefe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y que ha suscitado controversia en las comunidades que no han visto satisfechas sus peticiones, caso de Valencia o Andalucía —solo evolucionan parcialmente— o Madrid —toda ella deberá permanecer en la fase 0—.

Los de fase 0 requieren "más tiempo"

Precisamente Sánchez agradeció también ese esfuerzo institucional a todas las comunidades autónomas durante estas semanas y el elogió la coordinación alcanzada. Pero a renglón seguido se dirigió a los ciudadanos cuyos territorios entran en la fase 1 a partir del lunes. Les pidió que actúen con "toda la cautela y toda la prudencia", y que sigan las reglas "a rajatabla". Más advertencias: "Tenemos que aprender a convivir con el virus, a mantenerlo a raya como hasta ahora", hasta que haya una vacuna. De hecho, pasada semana ya alertó de que habrá "rebrotes", que no serán ni culpa ni de las autoridades ni de la sociedad civil, dijo, aunque confiando en que sean "los menores posibles" para no volver a presionar un sistema sanitario muy tensionado. Volvió a recomendar, por tanto, no "bajar la guardia". "El virus no ha desaparecido, sigue ahí, al acecho", avisó.

Sánchez demanda a quienes pasen a la fase 1 que actúen con "prudencia": Tenemos que aprender a convivir con el virus, a mantenerlo a raya"

El jefe del Ejecutivo evitó de nuevo polemizar con los gobiernos autonómicos. No lo hizo con la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso —su directora de Salud Pública dimitió el jueves por no querer avalar el ascenso a fase 1—, ni con el jefe del Govern, Quim Torra. Ni tampoco con el presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, muy molesto con Sanidad. La Generalitat había demandado que todo su territorio evolucionara a la etapa inicial, pero finalmente solo serán 10 de los 24 departamentos sanitarios, y Puig se revolvió contra la decisión. Sánchez, intentando apaciguar las aguas, cumplimentó a las administraciones y ciudadanos de los territorios que no se moverán de la fase 0 porque también han hecho un esfuerzo "enorme". Pero Madrid, Barcelona o Valencia sufrieron con mayor crudeza el zarpazo de la pandemia del covid-19 y "precisan algo más de tiempo" para progresar en la desescalada y poner a punto sus sistemas de salud, muy tensionados entre marzo y abril.

Sánchez avisa de que habrá más prórrogas de la alarma y pide cautela: el virus, "al acecho"

"No entraré a polemizar con ningún presidente autonómico. Creo que todos estamos intentando hacer lo mejor para salvar vidas. Tanto Torra como Díaz Ayuso encontrarán en el Gobierno y en mi persona un aliado para combatir el enemigo común que tenemos", sostuvo. Tampoco quiso entrar en un tuit lanzado ayer viernes por la cuenta oficial de su partido, el PSOE, contra el Ejecutivo madrileño, "ejemplo de gestión ineficaz e irresponsable" en la crisis del covid. "La vida y la salud de los madrileños es lo primero. Por delante de cálculos partidistas, economistas o propagandistas, está la seguridad", escribió Ferraz. Mensaje muy contundente en las redes sociales y que se compadece con el subrayado que el Gobierno hace de que no rebatirá a otras administraciones. "Honestamente, yo estoy centrado en lo que estoy centrado y no tenía conocimiento de ese tuit", despachó.

El mapa de la desescalada. (Moncloa)
El mapa de la desescalada. (Moncloa)

"Salvar vidas"

La desescalada no ha hecho más que empezar. Quedan aún semanas para que concluya y de momento solo tiene autorizada por el Congreso la cuarta prórroga del estado de alarma, que se extenderá hasta las 00:00 del 24 de mayo y que este sábado publicó el BOE. Grupos que finalmente votaron la extensión y salvaron al Ejecutivo de una derrota, Ciudadanos y PNV, ya avisaron de que tenía que ir preparando el escenario futuro. El presidente, en su intervención inicial, sí habló de una "desescalada institucional", pero después aclaró, a preguntas de los periodistas, que no se refería a otro marco jurídico. El estado de alarma es "fundamental" en todo el proceso de transición. "Es prioritario. Y el estado de alarma no es un proyecto político, es una necesidad para poder hacer frente a una pandemia", remarcó, para volver a incidir en que una figura análoga se utiliza en otros países de nuestro entorno.

Admite, ante ERC, que hay elementos que han quedado "postergados", pero no los olvida, dice: "Lo vamos a hacer. Es el compromiso del Gobierno"

El Gobierno defiende que la alarma es una herramienta eficaz que ha permitido "salvar muchas vidas", y es por tanto "el único instrumento que existe en el ámbito constitucional para poder restringir" dos libertades que son básicas para evitar la propagación del virus: la libertad de movimiento (también entre provincias) y la libertad de reunión. Sánchez demandó a los grupos que sean "conscientes" de ello, "más allá" de que se pueda "afinar más o menos la cogobernanza en la desescalada".

Sánchez avisa de que habrá más prórrogas de la alarma y pide cautela: el virus, "al acecho"

Más aún, el presidente reivindicó que, con esta transición asimétrica, ya se están probando "distintos estados de alarma". No es el mismo, alegó, el que impuso el confinamiento total al actual, en el que priman "la cogobernanza y la codecisión" con las CCAA en este proceso de salida. El líder socialista apuntó entonces que la alarma se levantará "cuando sea posible" y España se halle en una situación "completamente distinta". En ese momento habrá que buscar "algunos mecanismos de gobernanza de esa nueva normalidad", hasta que una vacuna pueda vencer al virus.

ERC no apoyó la última prórroga, pero sí Cs, gesto que suscitó el malestar de los republicanos. De nuevo, Sánchez se escudó en su voluntad de "no politizar esta emergencia sanitaria" y no plantear "ninguna diatriba o disquisición con las comunidades autónomas aunque puedan tener pareceres distintos". "Tenemos que focalizar todas nuestras energías en frenar al enemigo común, el covid-19, con independencia de la ideología que tengamos cada cuál y el proyecto político que tengamos para nuestro país", insistió, asegurando que su tarea es salvar vidas y defender la salud pública de los ciudadanos. No obstante, para calmar a ERC, enfatizó que es consciente de que hay "elementos que han quedado postergados" por la lucha contra el covid que han de ser abordados "en favor de la convivencia a través del diálogo". "Y eso lo vamos a hacer. De hecho ese es el compromiso del Gobierno de España", respondió, en la línea que señalara el jueves su número dos, Carmen Calvo.

Los pactos de reconstrucción

Y si el luto oficial tiene entre sus objetivos "afrontar el futuro más unidos", Sánchez hizo hincapié en la necesidad de buscar consensos, entre el Gobierno y la oposición, pero también entre los agentes sociales y las diferentes administraciones. De ahí que insistiera en buscar esta unidad en los pactos de reconstrucción que, según, aseguró, es una "demanda de una mayoría abrumadora de la sociedad".

El presidente recalca que es necesaria la unidad política y con los agentes sociales y celebra la puesta en marcha de la comisión en el Congreso

La primera piedra para esos pactos de la reconstrucción tratará de ponerse en la comisión que echó a andar el pasado jueves en el Congreso, y que preside el socialista Patxi López. "Todas las fuerzas políticas deben de arrimar el hombro" para el beneficio común, apeló. Tras ello, el jefe del Ejecutivo pretende escalar esta fórmula a las distintas administraciones, "alcanzando acuerdos en todas las comunidades gobierne quien gobierne".

Sánchez avisa de que habrá más prórrogas de la alarma y pide cautela: el virus, "al acecho"

En este sentido, puso en valor los acuerdos que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, está arrancando con sindicatos y patronal, como el de esta semana para prórrogar los ERTE hasta el 30 de junio y asociarlos a que no haya despidos justificados por causas del coronavirus. "Es un ejemplo de diálogo y unidad", "es el mejor mensaje para enviar a la sociedad. Lleguemos a acuerdos y fomentemos entre todos la estabilidad en nuestro país". Para Sánchez también es necesario llevar los acuerdos de reconstrucción a la dimensión europea. "La Unión Europea debe impulsar un plan de choque contundente y solidario con todas las consecuencias", concluyó, para limitar el impacto de una crisis que se prevé que reduzca más de nueve puntos el PIB y destruirá cientos de miles de puestos de trabajo.

El presidente vuelve a presumir de test: ya se han hecho 2,5 millones

"Somos de los países que más test estamos realizando", proclamó Pedro Sánchez este sábado. El Gobierno sabe que arrastra un problema de credibilidad con las pruebas diagnósticas, cuyo volumen al principio no detallaba con transparencia. Luego vinieron los kits defectuosos, el lío con la OCDE.

Pero desde hace unas semanas el Ejecutivo sí desgrana cuántos test se están haciendo (tanto PCR, las más fiables, como los de anticuerpos), a partir de los datos suministrados por las comunidades autónomas. 

 

Según los números facilitados por Sanidad, y que utilizó el presidente durante su comparecencia, en España se han realizado, hasta el 7 de mayo, 1.625.211 PCR (solo, desde el 1 al 7 de mayo, 274.081), por lo que la tasa de PCR por cada 1.000 habitantes es de 34,51

Además, se han practicado 842.550 test rápidos de anticuerpos hasta el pasado jueves (261.225 en la última semana), por lo que la tasa por mil habitantes es de 17,89.

Sánchez mantiene que España es de los países con más test, con 2,5 millones

En total, entre PCR y test rápidos, se han practicado 2.467.761 hasta el 7 de mayo

Desde el inicio de la epidemia, el Ministerio de Sanidad ha repartido un total de 4.214.724 unidades de test de anticuerpos. En total, se han adquirido 5 millones de kits, cuya distribución se completará en los próximos días. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
51 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios