CAMBIOS EN LA ARITMÉTICA PARLAMENTARIA

El pacto de Sánchez con Cs amenaza con reducir el peso de Iglesias en el Gobierno

La búsqueda de apoyos en la derecha ha generado incertidumbre en el sector de Unidas Podemos del Gobierno, aunque se descarta que pueda afectar a la relación entre los socios de coalición

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, durante el pleno del Congreso. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, durante el pleno del Congreso. (EFE)
Adelantado en

El cambio de roles entre ERC y Ciudadanos afecta de lleno al Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. El grado en el que lo haga dependerá del alcance que tome el acuerdo entre Pedro Sánchez e Inés Arrimadas, que quedó plasmado este miércoles en el pleno del Congreso con la votación de la prórroga del estado de alarma. Si va o no más allá de lo coyuntural. Todo parece indicar que se tratará de un cambio estructural en las aritméticas parlamentarias de largo alcance. Al menos, esta es la intención del presidente del Gobierno, quien siempre buscó poder gobernar con una geometría variable y ya ha dejado claro que busca compromisos con Ciudadanos en cuestiones que vayan "más allá del estado de alarma", como recogía el comunicado lanzado por la Secretaría de Estado de Comunicación publicitando el acuerdo.

El pacto de Sánchez con Cs amenaza con reducir el peso de Iglesias en el Gobierno

A la espera de cómo se encaucen los "contactos semanales" que a partir de ahora mantendrán el jefe del Ejecutivo y la nueva líder de Ciudadanos, el margen de maniobra de Unidas Podemos en el Gobierno se reduciría de consumarse este pacto. El peso que perderían los morados sería proporcional al espacio que ganaría Sánchez para negociar y tener las manos menos atadas. Pablo Iglesias ya advirtió durante la campaña electoral de que la ansiada geometría variable por la que Sánchez decidió repetir las elecciones pasaba por pactar las cuestiones económicas con la derecha y las sociales con la izquierda.

La búsqueda de apoyos en la derecha ha generado incertidumbre en el sector de Unidas Podemos en el Gobierno, aunque se descarta que pueda afectar a la relación entre los dos socios de la coalición, y mucho menos generar inestabilidad. El giro de ERC se interpreta como un movimiento más táctico que estratégico, basado en el electoralismo de unos comicios autonómicos que se prevén para otoño y el efecto arrastre que la derecha independentista ejerce sobre los republicanos, como reprochó el presidente del grupo confederal, Jaume Asens, al portavoz del grupo republicano, Gabriel Rufián, este miércoles en el Congreso. Sin embargo, se reconoce que Sánchez cuenta ahora con la posibilidad de apoyarse en Ciudadanos, contando con una mayor libertad para negociar.

Sánchez tiene en su radar no solo los acuerdos de reconstrucción sino también los Presupuestos, y la flexibilidad para acordarlos con Ciudadanos supondría que fuesen menos expansionistas de lo que desearía Unidas Podemos, acompañados también de una reforma fiscal menos ambiciosa. Ahí es donde se dirimiría hasta quí punto Unidas Podemos perdería un margen de maniobra que en las últimas semanas se ha demostrado amplio, condicionando el debate en el Consejo de Ministros para ampliar el denominado 'escudo social' y acelerar medidas como el ingreso mínimo vital.

El pacto de Sánchez con Cs amenaza con reducir el peso de Iglesias en el Gobierno

El debate sobre la reforma fiscal se pondrá encima de la mesa cuando pase la crisis sanitaria. En este asunto, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, contaría con una aliada inesperada fuera del Ejecutivo para orientar la reforma hacia la ortodoxia económica que Pablo Iglesias ha combatido con resultados favorables en muchos casos y limitar nuevas figuras tributarias. Una de las principales que el grupo confederal pretende defender en la comisión de reconstrucción es convertir el impuesto sobre el patrimonio en un impuesto sobre la riqueza. Alcanzaría al 1,5% del patrimonio total frente al 0,17% actual.

La lectura de algunos dirigentes morados es que la influencia de Ciudadanos será limitada, al interpretar que su giro se debe a la necesidad de ganar visibilidad y que, en cualquier caso, buscará rentabilizar algunas medidas, pero de forma limitada. El grupo liderado por Arrimadas cuenta con tan solo 10 diputados, aunque, como los 13 de ERC, serían imprescindibles con las nuevas aritméticas. Además, una vez roto el bloque de la investidura, Sánchez también necesitaría sumar al PNV, que en materia económica se mueve en unos parámetros más conservadores que podrían coincidir con los naranjas.

El pacto de Sánchez con Cs amenaza con reducir el peso de Iglesias en el Gobierno

Las reticencias de Unidas Podemos a que se busquen pactos por la derecha se une a la resistencia del resto de miembros del bloque de la investidura a convertirse en irrelevantes. Todos ellos se desmarcaron de la posición de ERC en la votación de la prórroga del estado de alarma y remarcaron su intención de hacer oposición constructiva. También la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, quiso dejar algún puente tendido —al igual que el propio Rufián— y defendió los pactos por la izquierda en el cierre de su última intervención en el pleno dirigiéndose a Rufián: "Le vuelvo a tender la mano a usted y a ERC porque el futuro de este país, social y económico, y el bienestar de los ciudadanos, pasa por que la izquierda de este hemiciclo se entienda".

El debate en ERC sobre su cambio de rumbo tampoco está completamente cerrado y su posicionamiento podría variar condicionándolo a la mesa de diálogo. De hecho, Rufián votó en la ejecutiva de su partido en contra de oponerse a la prórroga y este miércoles el diputado Joan Josep Nuet, que pertenece a Sobiranistes y fue de número dos en las generales, rompió la disciplina de voto para abstenerse. Por su parte, Inés Arrimadas también rebajó el suflé al asegurar que "aquí va a haber 10 diputados, pero no para salvarlo a usted [en referencia a Sánchez] sino para salvar a los ciudadanos", para luego concluir que, tras esta votación, "el Gobierno seguirá teniendo 155 escaños, ni uno más ni uno menos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios