CASI ASEGURADA LA VICTORIA EN EL PLENO

El Gobierno pacta con Ciudadanos y busca el acuerdo con el PNV sin esperar al PP

La Moncloa da por hecho que el PP se abstendrá y facilitará la prórroga por última vez y los nacionalistas vascos presenta una enmienda para la cogestión de la desescalada

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este 5 de mayo en la sesión de control al Gobierno en el Senado. (EFE / Ballesteros)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este 5 de mayo en la sesión de control al Gobierno en el Senado. (EFE / Ballesteros)

El Gobierno tiene casi asegurada la prórroga del estado de alarma este miércoles en el Congreso. Da por hecho que, finalmente, el PP permitirá este miércoles la prórroga del estado de alarma y, por tanto, podrá salvar una situación extremadamente comprometida, pero, por si acaso, se ha adelantado y podría lograrlo al margen de los populares si consigue pactar en el último momento con el PNV, una vez que Ciudadanos ha aceptado votar a favor. La Moncloa cree que también logrará atraerse a los nacionalistas vascos, permitiendo la cogestión de las comunidades, cuestionando el mando único para la desescalada y garantizando la celebración de elecciones vascas en julio. También las podrá convocar Alberto Núñez Feijóo en Galicia y por eso el Gobierno ha negociado también con él.

Eso sí, el Ejecutivo ha tenido que esforzarse en la negociación y ceder en aspectos sustanciales acuciado por su difícil situación parlamentaria y es consciente de que esta puede ser la última oportunidad para mantener 15 días la situación, que este miércoles tendrá que enfrentarse a un Congreso en el que todos los partidos sin excepción le criticarán por su gestión de la crisis y, además, tendrá que ceder poder a las comunidades autónomas para el proceso de desescalada. Pero al margen de lo que pueda hacer finalmente el PP, y como un elemento de presión añadido para Pablo Casado.

El Ejecutivo cerró en la noche de este martes un acuerdo con Ciudadanos, por el que el partido de Inés Arrimadas votará sí a la cuarta ampliación del estado de alarma. Con el sí de Cs y el apoyo de las pequeñas formaciones, el bipartito tiene ya muy cerca asegurarse la victoria parlamentaria, al margen de lo que haga el PP. Aún le queda que fructifiquen las negociaciones con el PNV.

Sánchez tiene los votos a favor del PSOE (120), Unidas Podemos (35), Ciudadanos (10), Más País (2), Compromís (1), Partido Regionalista de Cantabria (1), Nueva Canarias (1) y Teruel Existe (1), lo que supone 171 síes. En el no seguro están 75 diputados: Vox (52), ERC (13), JxCAT (8) y la CUP (2). Falta por saber el voto del PP y el del PNV, que si se abstiene asegura la aprobación. Fuentes de la Moncloa daban por hecho en la noche del martes que el PNV finalmente votará sí, por lo que Pedro Sánchez lograría mayoría absoluta, 177 apoyos. Eso supondría que el Gobierno acepta los cambios propuestos por la formación nacionalista vasca. Pero Sabin Etxea no quiere confirmar el sentido de su voto hasta el miércoles. Las llamadas entre Madrid y Bilbao seguían.

El Ejecutivo se compromete a informar cada semana Cs, consensuar la desescalada y mantener las medidas de protección más allá de la alarma


Ejecutivo y Cs lanzaron, pasadas las 21:00, un mismo comunicado por el que comunicaban su acuerdo y manifestaron "la conveniencia de prolongar el actual estado de alarma para lograr vencer a la pandemia del coronavirus, así como a mantener las medidas de protección a los españoles en los ámbitos sanitario, económico y social más allá de la vigencia del estado de alarma". Pero la duda es la obvia: por cuánto debe prolongarse este periodo excepcional. Las dos partes subrayan que "es un mecanismo constitucional", pero que debe alargarse "solo por el tiempo estrictamente necesario".

"Que acepten nuestras propuestas"

Eso apunta a un rediseño de los planes del Gobierno, que contaba con mantener viva la cobertura de este marco jurídico hasta finalizada la transición, hasta julio, con el argumento de que es el único instrumento que permite controlar la movilidad, "principal vector de contagio del virus". "Por tanto, con ese ánimo", continúan Gabinete y Cs, "se analizarán las medidas necesarias para seguir protegiendo a los españoles en el ámbito sanitario, económico y social cuando concluya su aplicación", sentencia la nota conjunta.

El PNV introduce, en una de sus enmiendas, que se permita, aunque se mantenga la alarma, hacer las "actuaciones precisas" para celebrar las vascas

El Gobierno se compromete a mantener contactos semanales con Ciudadanos "para informar sobre la crisis sanitaria, así como dialogar y, en su caso, consensuar medidas para la implementación del plan de desescalada". También hablarán para "mantener el diálogo para la adaptación de los ERTE y las ayudas a pymes y autónomos para que puedan adecuarse estas y el resto de las medidas de protección social a las necesidades que se produzcan más allá del estado de alarma", lo que también supone una cesión del Ejecutivo.

El acuerdo se está probando más difícil con el PNV, con el que el Ejecutivo negocia intensamente y que esta tarde de martes presentó una enmienda para que se vote el miércoles al decreto de prórroga en la que se exige la gestión compartida entre Estado y comunidad autónoma. "Eso significa que el acuerdo tiene que ser que acepten nuestras propuestas", señalan fuentes del PNV.

El Gobierno pacta con Ciudadanos y busca el acuerdo con el PNV sin esperar al PP

En el cálculo del Gobierno entra que el PP se abstendrá o, incluso, votará a favor, pero en ningún caso votará en contra y siempre con la conclusión de que no aceptará más prórrogas más allá de finales de mayo. El Gobierno tendría que alterar sus planes, porque su idea inicial era mantenerla hasta julio, por considerar que no hay alternativa jurídica para asegurar el confinamiento generalizado y el mando único y para mantener las ayudas del llamado escudo social.

"Cintura política"

"Es el único instrumento que permite al Gobierno luchar contra el coronavirus, salvar vidas y defender la salud pública", señaló en el Senado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha pedido a PP y Ciudadanos que apoyen la prórroga. Además, como ya adelantó El Confidencial, diferentes miembros del Gobierno presionan y negocian con el PNV para que mantenga el apoyo a la prórroga.

El Gobierno pacta con Ciudadanos y busca el acuerdo con el PNV sin esperar al PP

Para eso, le ofrecen garantías de cogestión de la desescalada, devolviendo a las comunidades competencias que les restaban los anteriores decretos de alarma. Esa cogobernanza que exigen partidos como PNV y ERC y también gobiernos autonómicos del PP sería similar a la que lleva a cabo en Alemania el Gobierno de Angela Merkel con los 'Länder' desde el inicio de la crisis.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, confirmó estas negociaciones y pidió al Gobierno de Pedro Sánchez "cintura política" para negociar "una desescalada" que se realice "entre todos", y destacó que las enmiendas que planteará su partido para mejorar el decreto del estado de alarma permitirán la "cogobernanza, codecisión y el respeto a las competencias de cada institución”.

Calvo y otros miembros del Gobierno, además de Lastra, están manteniendo contactos con el PNV, ERC y barones del PP como Núñez Feijóo

El PNV presentó en la tarde del martes una enmienda exigiendo la cogobernanza para poder votar a favor. El Gobierno tendrá que aceptarla para tener su voto. La enmienda añade una disposición adicional, para que "en el proceso de desescalada de las medidas adoptadas como consecuencia de la emergencia sanitaria causada por el covid-19, el Gobierno podrá acordar conjuntamente con cada comunidad autónoma la modificación, ampliación o restricción de las unidades de actuación y las limitaciones respecto a la libertad de circulación de las personas, de las medidas de contención y de las de aseguramiento de bienes, servicios, transportes y abastecimientos con el fin de adaptarlas mejor a la evolución de la emergencia sanitaria en cada comunidad autónoma. En caso de acuerdo, estas medidas serán aplicadas por quien ostente la presidencia de la comunidad autónoma, como representante ordinario del Estado en el territorio".

El Gobierno pacta con Ciudadanos y busca el acuerdo con el PNV sin esperar al PP

Además, el PNV pide en su escrito que la vigencia del estado de alarma no suponga "obstáculo alguno al desenvolvimiento y realización de las actuaciones electorales precisas para el desarrollo de elecciones convocadas a parlamentos de comunidades autónomas". El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, quiere tener una válvula que le permita celebrar sus autonómicas en julio. En la Moncloa señalaban que los planteamientos del PNV son asumibles. Si finalmente es así, Sánchez superaría el examen, al margen de lo que haga el PP. La formación 'jeltzale' no desvelará su voto hasta el pleno del Congreso.

Contactos también con ERC

El texto aprobado por el Gobierno asegura que “el ministro de Sanidad, a propuesta, en su caso, de las comunidades autónomas y de las ciudades de Ceuta y Melilla, y a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad, podrá acordar, en el ámbito de su competencia, la progresión de las medidas aplicables en un determinado ámbito territorial, sin perjuicio de las habilitaciones conferidas al resto de autoridades delegadas competentes. La regresión de las medidas hasta las previstas en el real decreto 463/2020, de 14 de marzo, se hará, en su caso, siguiendo el mismo procedimiento”. Es decir, plasmaba la cogobernanza pero dejaba la última palabra en el Ministerio de Sanidad.

Casado se inclina hacia la abstención, evitando aparecer como el causante de la crisis, pero no ha ocultado su deseo de dar a Sánchez un revés

El Gobierno ha mantenido este martes los contactos con ERC, a pesar de que este partido ya anunció el lunes que pasaría de la abstención al no. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha mantenido multitud de contactos con el vicepresidente de la Generalitat y dirigente de ERC, Pere Aragonès, para intentar hacerles cambiar de posición. También lo ha hecho la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, con el de ERC, Gabriel Rufián.

Pero, finalmente, la dirección de ERC no ha aceptado el acuerdo y, salvo imprevisto, votará no con VOX, CUP y BNG.

Respecto al PP, Pablo Casado dijo el lunes que no apoyaría la prórroga y que hay vías legales alternativas. El líder de la oposición se inclina hacia la abstención, evitando aparecer como el causante de la crisis política e institucional que se produciría, aunque no ha ocultado su deseo de propinar a Sánchez una sonora derrota política.

El Gobierno pacta con Ciudadanos y busca el acuerdo con el PNV sin esperar al PP

Desde el lunes, el Gobierno presiona también a barones regionales del PP para asegurar esa abstención o, incluso, el voto favorable. El gallego Alberto Núñez Feijóo ha confirmado este martes su conversación de la víspera con Calvo, adelantada por El Confidencial. Les ofrece la cogestión y está sobre la mesa que sea la última prórroga.

El presidente gallego rechaza una prórroga 'sine die' del estado de alarma para controlar la pandemia de coronavirus, pero tras recibir este martes una llamada de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha admitido que "otra cosa es que el Gobierno necesite tiempo para organizarse". "Todas las medidas para controlar la pandemia de coronavirus pueden adoptarse sin prorrogar 'sine die' el estado de alarma", por lo que ha demandado al Gobierno central "tener plan B (o C, de Constitución)", aseguró.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
83 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios